Sarampión

Qué es: Es un padecimiento viral altamente contagioso y de tipo exantemático por la aparición de manchas en la piel.

Afecta: Sistema respiratorio, nervioso, inmunológico. Piel y ojos.

Tipo de Enfermedad: Viral - Erupcciones en la piel.

Tiempo de recuperación: Unos 15 días.

El sarampión es una enfermedad de tipo vírica, contagiosa e infecciosa que afecta a cualquier persona, pero en su mayoría a niños y adolescentes. Este virus perteneciente a la familia paramyxoviridae del género Morbilidad se puede adquirir por medio del estornudo y tos de la persona que lo padece. En su etapa inicial, la persona manifiesta síntomas similares al resfriado común, por lo que se tiende a confundir el diagnóstico.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) a los 8 a 12 días luego del contagio aparecen los síntomas iniciales reales del virus. La aparición de sarpullido o lesiones en la piel es un signo característico.

El virus puede vivir fuera de la persona en cualquier superficie y en el aire por un período aproximado de 2 horas. Es importante que los familiares en casa estén al día con su esquema de vacunación; la vacuna contra este virus se llama Triple Viral. Las complicaciones y consecuencias de este virus pueden ser graves desde una simple infección de oído, encefalitis, ceguera, diarrea, convulsiones y en el peor de los casos, la muerte.

Los síntomas que se presentan en el Sarampión son:

  • Dolor de cabeza
  • Fiebre alta
  • Escalofríos
  • Ojos enrojecidos y llorosos; signos similares a la conjuntivitis
  • Dolor de garganta
  • Perdida del apetito
  • Tos seca
  • Rinorrea (mucho moco líquido en la nariz)
  • Estornudos
  • Presencia de manchas de color blanco por la cara interna de las mejillas
  • Aparición de manchas rojas desde el cuero cabelludo a todo el cuerpo
  • Dolor en los músculos
  • Picor en la piel

Los mejores medicamentos para tratar el Sarampión

La aparición de estos síntomas es de manera progresiva, al inicio se confunde con signos y síntomas de un refriado común; pasado los 8 días la aparición de las manchas rojas y otros síntomas confirman el diagnóstico.

La atención principal del padecimiento es preventiva, por lo que vacunarse contra el sarampión es importante. No hay un tratamiento específico contra el padecimiento una vez se ha contraído. El uso de analgésicos y antipiréticos como la Dipirona son los más usados en el alivio de los síntomas como fiebre y dolores en el cuerpo.

Estos son los medicamentos que puedes tomar:

Medicamentos relacionados

Medicamentos para el Sarampión

¿Qué medicamentos puedo tomar?

Los medicamentos a utilizar en este padecimiento están dirigidos al alivio y control de los síntomas. La valoración médica permitirá la elección del tratamiento indicado, más en el caso de manifestarse algún otro padecimiento producto del virus. Los medicamentos más utilizados son:

  • Antipiréticos: son los medicamentos que se utilizan para el alivio y control de la fiebre, también ejerce efecto analgésico.
  • AINEs: se refiere a los Analgésicos Anti-inflamatorios No Esteroideos; excelente en alivio del dolor gracias a sus propiedades anti-inflamatorias y analgésicas.
  • Antitusígenos: ayudan en el control de la tos y evitar la irritación de las vías respiratorias.
  • Mucolíticos: se emplean para ayudar a la salida de la mucosidad fluidificando y así mejorar la respiración.
  • Vitaminas: ayudan en el control y restablecimiento de la salud.
  • Antivirales: estos medicamentos combaten los virus una vez en el organismo; fomenta el sistema inmune.
  • Antibióticos: es el tipo de medicamento indicado en caso de aparecer algún tipo de infección bacteriana.

Es recomendable consultar a un médico antes de adquirir o administrar cualquier medicamento. La elección del medicamento será favorable dependiendo en el orden e intensidad que aparezcan los síntomas.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

  • Tabletas, grageas y cápsulas: contienen los principios necesarios para combatir, controlar y aliviar los síntomas del padecimiento como  fiebre y dolor entre otros. Se puede consumir y administrar cualquier analgésico o anti-inflamatorio que no contenga ácido acetilsalicílico en su composición. Los de mayor uso son Tylenol, Paracetamol, Pranosine, Tamiflu, Advil, Mejoral, Motrin, Ibuprofeno, Tempra, Mesulid, Cataflam, Desenfrio D, Vitamina A, Tamiflu, Voltaren, Voltaren Dolo, Diclofenaco  entre otros.
  • Tabletas masticables: es una de las presentaciones más utilizadas en niños por su fácil administración y consumo. Las marcas de mayor uso son Tempra, Mejoralito, Sedalito Infantil, Datril, Coriver Infantil etc.
  • Jarabe y suspensión: es otra de las presentaciones de uso frecuente en este tipo de padecimiento. Los más usados son el Advil Infantil, Tuylenol Infantil, Mejoralito pediátrico, Cataflam, Cataflam Pediátrico, Pronosine, Tamiflu, Neo Melufen, Motrin  etc.
  • Gotas : presentación especial más que todo para niños de corta edad; permite un manejo controlado de la dosis. Las gotas más utilizadas son Advil, Motrin, Tylenol, Mejoralito, Tempra, Temperal, Alpirex etc.
  • Supositorios: recomendable en personas con problemas para tragar bien sea líquidos y sólidos. Su administración es por vía rectal a través del ano. Las  marca más conocidas son Panofen, Datril, Tylenol, Tempra, Andox, Piremol entre otros.
  • Solución inyectable: medicamentos que solo pueden administrados por profesionales de salud en centros de atención hospitalaria. Aquí se encontrarán antibióticos, antipiréticos y cualquier medicamento que el médico considere según las complicaciones del padecimiento.

Medicamentos para el Sarampión en niños y bebés

Debido a que el Sarampión es un padecimiento que afecta en su mayoría a bebés, niños y adolescentes la valoración por un médico es de suma importancia. La elección del medicamento indicado dependerá de la intensidad de los síntomas y de las complicaciones que este pueda presentar. El tratamiento se enfoca en el alivio de los síntomas como la fiebre y el malestar general; sin embargo pueden presentarse infecciones y otro tipo de complicaciones que necesite la administración de otros fármacos.

Estos son algunos de los medicamentos más utilizados:

  • Medicamentos en niños – Advil pediátrico, Advil infantil, Tylenol infantil, Mejoralito pediátrico, Cataflam Juniors y Pediátrico, Tusilen, Pramosine, Vitamina A entre otros.
  • Medicamentos para bebés – Tempra, Mejoralito, Motrin, Advil, Alin etc.

Remedios naturales para el Sarampión

Los remedios caseros o naturales son en muchos casos la alternativa perfecta para aliviar y tratar los síntomas de las enfermedades. Estos preparados hoy en día se utilizan como tratamiento complementario en cualquier problema de salud. A continuación algunos remedios de fácil preparación y uso:

  • Jengibre: una de las mejores opciones en este padecimiento. Realiza una infusión de jengibre y aplica pañitos o compresas bien húmedas en la manchas. El uso de este remedio alivia el ardor y picor en el cuerpo. Se puede usar las veces que se necesite.
  • Arcilla: el uso de la arcilla es excelente en la piel y aun más como remedio alternativo. Dependiendo de la zona mezcla una cantidad de arcilla en agua hasta formar una pasta. Aplica la mezcla en la manchas en las que tengas ardor y este reducirá. Se puede aplicar 3 veces al día.
  • Regaliz: con 1/2 cucharada en polvo de esta planta y 1/2 cucharada de miel obtendrás un maravilloso remedios para la tos. Beber 2 veces al día.
  • Áloe vera: también conocida como Sávila se utiliza para tratado de la piel. Extrae los cristales de Áloe y colócalos en el congelador, una vez fríos frota en la manchas para aliviar el ardor y picor. Este remedio es excelente porque también reduce el riesgo de cicatrices una vez superado el padecimiento.
  • Manzanilla: realiza un baño con infusión de manzanilla, esta refrescara y controlara el picor. También beber la manzanilla en infusión ayuda a calmar el malestar general y estimula el sueño.

Estos son solo alguno de los remedios más utilizados para el alivio de los síntomas y control del malestar general causados por el virus.

Tipos de Sarampión

Actualmente no se ha descubierto la existencia de más de un virus del Sarampión. Los especialistas en epidemiología, medicina molecular, bacteriología, microbiología entre otros, se encargan de estudiar los cambios o mutaciones que estos virus pueden manifestar. Sin embargo el Sarampión presenta características en su estructura molecular que permite a los especialista saber a qué parte del mundo pertenece el virus.

Haciendo a un lado el hecho de que solo existe un solo virus causal, para este padecimiento la primera opción es la vacunación. En algunos países el virus se encuentra completamente erradicado, pero en otras zonas del mundo como en África todavía se encuentra activo, por ello es importante la detección temprana por parte de los especialista para una atención oportuna.

Causas del Sarampión

La causa principal de este padecimiento es el Paramixovirus del genero Morbillivirus. La manera de contagio es a través de gotitas o conocidas en términos de salud como gotitas de Pflügge. El virus permanece activo y con vida sobre cualquier superficie y en el aire por un periodo máximo de 2 horas, durante este lapso de tiempo las gotitas de Pflügge causan el contagio por medio de:

  • Tos
  • Estornudos
  • Besos o cualquier intercambio de fluidos nasofaríngeos
  • Hablar cerca de la persona contagiada
  • Contacto directo con objetos contaminados en los ojos, boca o nariz (lentes, vasos, cubiertos entre otros).

En resumen cualquier secresión o líquido expulsado por la boca o nariz puede contagiar el virus. El Sarampión tiende su entrada a través de la mucosa ya sea de los ojos, nariz o boca por lo que el simple habla o acercamiento máximo a una con quien lo padece es suficiente para contagiarse. Solo aquellos que cuenten con la vacuna estarán exentos de contagio. Este es un virus que solo es portado y transmitido por seres humanos, los animales no lo padecen y por ende no lo transmiten.

¿Cómo se cura el Sarampión?

Lo principal es combatir el virus cumpliendo con el debido esquema de vacunación; la vacuna triple viral protege al organismo contra 3 virus siendo importante en este caso el Sarampión. Una vez contagiada la persona se pueden realizar estas serie de acciones que ayudarán a una mejor recuperación:

  • Vigilar y hacer seguimiento en la aparición de los síntomas y evolución de los mismos con el fin de tener un diagnóstico más preciso.
  • A pesar de que los síntomas de inicio son similares a un resfriado común, acudir al médico es lo más indicado.
  • Acudir al médico para descartar otro tipo de padecimiento.
  • Cumplir tratamiento indicado al pie de la letra.
  • Se pueden administrar medicamentos antipiréticos, analgésicos, anti-inflamatorios o remedios naturales que ayuden en el alivio de los síntomas como fiebre, dolor, tos entre otros.
  • Colocar cremas naturales a base de áloe vera o baños de manzanilla para calmar el picor o ardor de las ronchas.
  • Si se observan aparición de otros signos o síntomas reportarlos de inmediato al médico. El virus tiende a complicarse dándole entrada a otros padecimientos como la neumonía entre otros.
  • Cumplir tratamiento y seguimiento de síntomas en el caso de haber otro padecimiento secundaria al virus.
  • El reposo absoluto es una buena opción para mantener y recuperar fuerzas.
  • El lavado de manos es importante para disminuir el riesgo.
  • Evitar el contacto directo con otros miembros de la familia más aún si no se encuentran vacunados.
  • No acudir a la escuela, trabajo u otras actividades es una excelente opción para evitar la propagación del virus.
  • Mantenerse hidratado consumiendo líquidos constantemente. Los jugos cítricos de naranja o limón ayudan a proporcionar vitamina C al organismo fortaleciendo el sistema inmune.
  • La OMS sugiere el consumo de vitamina A ya que esta ayuda contra este virus y complicaciones como neumonía durante su contagio.

El uso de tratamiento especial dependerá de las complicaciones que aparezcan en el desarrollo del padecimiento como infecciones de oído, neumonías, diarreas entre otras y estas deben ser tratadas por separado.