Qué es: Infección contagiosa.

Afecta: La boca y alrededores.

Tipo de Enfermedad: Viral.

Tiempo de recuperación: Los síntomas desaparecen en 1 o 2 semanas, pero el virus permanece toda la vida y puede reaparecer nuevamente.

El Herpes Bucal o Fuego Labial es un padecimiento provocado por el virus simple. Se presenta en los alrededores de la boca o en el interior de la misma. Se conocen también como aftas, herpes labial, fuegos y otros nombres dependiendo de la región. Se identifica el padecimiento con la formación de ampollas, aunque en general pueden presentarse muchos otros síntomas antes de que estas aparezcan.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Ardor.
  • Picazón.
  • Sensibilidad en la zona donde aparecerán las ampollas.
  • Hormigueo.
  • Dolor de garganta.
  • Fiebre.
  • Inflamación de los ganglios en el cuello.
  • Heridas, erupciones o lesiones en labios, encías o alrededores de la boca.
  • Formación de ampollas de pus amarillenta en la garganta, labios, encías y boca en general.
  • Ampollas rojas.
  • Aglomeración de ampollas en una de mayor tamaño.
  • Inflamación de encías.
  • Formación de costras que se desprenden cuando se están eliminando las ampollas.

La primera aparición del Herpes Bucal o Fuego Labial es la más grave. Las posteriores son con menor intensidad, si es que se llegan a padecer. Dependiendo del sistema inmunológico de cada persona, se pueden sufrir los síntomas 1 o 2 veces en toda la vida o varias veces al año.

Medicamentos para Herpes Bucal o Fuego Labial

¿Qué medicamentos puedo tomar?

En todos los casos los medicamentos están orientados a aliviar los síntomas más rápido o a reducir las molestias, pero no existe cura. Los síntomas desaparecen completamente por sí solos en un lapso que generalmente no excede de los 15 días. Algunos de los medicamentos usados con mayor frecuencia para reducir las molestias o el tiempo en que se presentan los síntomas son:

  • Antivirales. Reducen el tiempo que duran los síntomas. Algunos de los más usados son Aciclovir, Famciclovir, Penciclovir, Valaciclovir, etc.
  • Anestésicos. Reducen el dolor. Entre los usuales están la Benzocaína y la Lidocaína.
  • Antipiréticos. Para combatir la fiebre, que es una reacción a la infección. El activo más común es el Paracetamol.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

  • Tabletas, cápsulas, grageas, etc. Es una de las mejores opciones para la aplicación de antivirales para este padecimiento. Las marcas más frecuentes son Cicloferon, Rapivir, Valextra, Zovirax, etc.
  • Tabletas dispersables. Una opción fácil de usar e igual de efectiva. La marca más usual es Zovirax.
  • Jarabe. Otra alternativa oral a las tabletas. La marca más común es Cicloferon.
  • Cremas, geles o solución de aplicación bucal. Son de uso común, pero como antivirales son más efectivos los orales. Es una buena opción para los medicamentos anestésicos. Las marcas principales son Cicloferon, Cicloferon XTRM, Isavir, OxOral, Zovirax, Kanka, Isodine, etc.
  • Solución en aerosol. Es una alternativa a las cremas y geles anestésicos. Las marcas son Cicloferon XTRM, Gargax, etc.
  • Solución inyectable. Se reserva para infecciones graves y uso hospitalario principalmente. La marca más conocida es Cicloferon.

Medicamentos para Herpes Bucal en niños y bebés

El fuego labial puede afectar también a los niños pequeños, además que en ellos es más común que se presente fiebre y que se deba tomar algún medicamento para ello. Las marcas más comunes son:

  • Medicamentos para niños. Zovirax, Tempra Infantil, Advil Infantil, Motrin Infantil, etc.
  • Medicamentos para bebés. Zovirax Pediátrico, Baby Kanka, etc.

Homeopatía para Herpes Bucal o Fuego Labial

Los medicamentos homeopáticos para Herpes Bucal, al igual que los alopáticos, solo ayudan a reducir el tiempo en que están presentes los síntomas. Los más usuales medicamentos homeopáticos son:

  • Apis. Cuando el padecimiento se detecta en los primeros síntomas.
  • Rhus toxicodendron. Alivia las ámpulas en alrededor de 4 días.
  • Vaccinotoxinum. Es apropiado para usarlo al aparecer los primeros síntomas de picazón.

Remedios naturales para Herpes Bucal

Los remedios naturales o caseros pueden ayudar a aliviar los síntomas e, incluso, reducir el tiempo del padecimiento.

Los principales remedios caseros son:

  • Ajo. Machacar ajos y aplicarlos directamente sobre las ámpulas reduce el tiempo de alivio.
  • Sábila. Aplicar la parte interna de una de sus hojas sobre las ámpulas para reducir el tiempo de las mismas.
  • Leche. Aplicar suavemente un algodón humedecido con leche sobre las ámpulas varias veces al día hasta que cicatricen.
  • Cítricos y otros alimentos ricos en vitamina C. Aumentar la ingesta de vitamina C ayuda combatir la infección por virus.
  • Hielo. Funciona al usarse a los primeros síntomas de picazón, aplicando sobre la zona afectada, ya sea en los labios o el interior de la boca.
  • Limón. Aplicando unas gotas directamente sobre la zona afectada varias veces al día para combatir la infección.
  • Agua oxigenada. Aplicar 3 veces al día mediante un cotonete en la zona afectada, también para ayudar a reducir la infección.
  • Vinagre con miel. Aplicar mediante un algodón en las ámpulas.

Tipos de Herpes Bucal o Fuego Labial

El Herpes Bucal o Fuego Labial se puede presentar en cualquiera de sus dos tipos, dependiendo del virus que lo cause:

  • Herpes Simplex tipo 1 o VHS 1. Es el más común. Uno de los riesgos es que se extienda a los ojos provocando otros trastornos y padecimientos graves.
  • Herpes Simplex tipo 2 o VHS 2. Es un virus que afecta principalmente los genitales, pero que puede causar Herpes bucal por practicar el sexo oral. También puede extenderse a otros órganos y causar enfermedades muy graves.

Causas de Herpes Bucal y cómo prevenirlo

Debido a que es una enfermedad contagiosa, las causas más frecuentes del Herpes Labial o aftas son los besos en la boca y el sexo oral, pero hay muchas otras maneras de contagiarse de dicho padecimiento. La menstruación puede ser un factor que reactive al virus, así como diversos cambios hormonales. Existen también diversos factores de riesgo para reactivar el virus en las personas que ya lo tienen. Algunos de estos son:

  • Padecer alguna enfermedad infecciosa adicional, como la gripe.
  • Tener fiebre.
  • Estrés.
  • Frío intenso o calor extremo.
  • Heridas en la boca.
  • La menstruación.
  • Uso de medicamentos que supriman las respuestas inmunológicas.

Para prevenir el Fuego Labial se aconseja…

  • Evitar exponerse al sol por períodos prolongados o en las horas de mayor temperatura.
  • Usar protector solar es aún más útil que las pomadas de antivirales.
  • Utilizar humectantes labiales.
  • No compartir utensilios de cocina con otras personas, como vasos, popotes, cucharas, etc.
  • Lavar en agua hirviendo las toallas y ropa de cama.
  • No haga contacto directo con las ámpulas de personas infectadas.
  • No haga contacto con la saliva de personas infectadas.
  • Evitar el sexo oral sin condón.
  • Mantener una alimentación rica en vitamina C.
  • Controlar el estrés.
  • Evitar el frío extremo.

Cómo curar el Herpes Bucal o Fuego Labial

El Herpes Bucal o Fuego Labial no es curable, por lo tanto, una vez que ya se ha padecido esta enfermedad, el virus permanece inactivo por mucho tiempo, incluso toda la vida, pero puede reaparecer en muchos casos y con mucha frecuencia. Dado que no es curable es conveniente tomar las medidas de prevención y evitar las condiciones que pueden provocar la reaparición de los síntomas.

 

Para prevenir la recurrencia y evitar mayores daños con el Herpes Bucal o Fuego Labial se aconseja…

  • No tocar la zona afectada.
  • Mantener una adecuada higiene de la zona afectada y las manos.
  • Evitar entrar en contacto con los ojos o los párpados al tener este padecimiento.
  • Inicie el tratamiento de su preferencia, si lo desea, si no, recuerde que los síntomas de todas maneras desaparecerán en pocos días.
  • Mejorar la ingesta de Vitamina C en los alimentos.
  • Si las molestias siguen presentes después de 2 semanas es importante acudir con un médico, ya que podría tratarse de otro padecimiento.