Qué es: Padecimiemto infeccioso

Afecta: Dientes y encías principalmente

Tipo de Enfermedad: Infecciosa

Tiempo de recuperación: De una a varias semanas.

Las Infecciones Dentales afectan en algún momento de la vida al 90 % de la población mundial. La caries es una de las manifestaciones más comunes de infección dental, pero existen otras, algunas de ellas muy graves y que sin tratamiento adecuado pueden extenderse a otras partes del organismo, pudiendo llegar a causar problemas aún más graves.

 

Con las Infecciones Dentales es común que se perciba dolor, pero en general pueden estar acompañadas de uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Dolor en los dientes o muelas.
  • Dolor de oídos.
  • Mal aliento.
  • Dolor de mandíbula.
  • Inflamación de las encías.
  • Enrojecimiento de las encías.
  • Inflamación de ganglios.
  • Sangrado en las encías.
  • Fiebre.
  • Deterioro visible del esmalte dental.
  • Dientes flojos.
  • Formación de abscesos.
  • Pus.
  • Sensibilidad a los alimentos fríos o calientes.
  • Mal sabor de boca.
  • Agrandamiento de la lengua.
  • Babeo.
  • Dificultad para tragar, hablar o respirar.
  • Deshidratación.
  • Disminución de la presión arterial.
  • Taquicardia.

Siempre que se presente una infección es indispensable acudir con el dentista, que es el especialista en atender todos los problemas bucales. Los medicamentos analgésicos pueden aliviar un poco el dolor, pero este regresará al poco tiempo y la infección continuará avanzando.

Si la infección ya se manifiesta en forma de abscesos es probable que el dentista deba atender primero la infección con antibióticos, antes de poder realizar cualquier procedimiento quirúrgico.

Medicamentos para Infecciones Dentales

¿Qué medicamentos puedo tomar?

Los medicamentos más comúnmente utilizados para Infecciones Dentales son principalmente analgésicos para aliviar el dolor, antibióticos para combatir las bacterias y antiinflamatorios no esteroideos, que ayudan a reducir la inflamación y reducen el dolor.

Los medicamentos más comunes que se pueden llegar a utilizar dependiendo del tipo de infección y el grado de avance son:

  • Antiinflamatorios no esteroideos. Para reducir la inflamación y el dolor. El Ibuprofeno es uno de los más frecuentes por sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antipiréticas. También se puede usar el Diclofenaco o el Metamizol.
  • Analgésicos. Combaten el dolor. Comúnmente se utiliza el Paracetamol, que además tiene propiedades para combatir la fiebre.
  • Antibióticos. Son indispensables para aliviar la infección. Son de uso común la Amoxicilina sola o con ácido clavulánico, la Clindamicina, Azitromicina, Cefalexina, Ceftriaxona, Claritromicina, Penicilina y Metronidazol.
  • Antipiréticos. Para combatir la fiebre.
  • Astringentes. Ayudan a cicatrizar, desinflamar y disminuir hemorragias. Forman parte de algunas formulaciones de colutorios.
  • Antisépticos. Pueden combatir microbios disminuyendo el riesgo de mayor infección. Los más frecuentes son el yodo y el agua oxigenada, también conocida como peróxido de hidrógeno.
  •  Emolientes. Tienen un efecto sobre la inflamación, además de proteger las mucosas. Se usan algunos de estos medicamentos en forma de colutorio.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

  • Tabletas, pastillas, cápsulas, comprimidos o grageas. Es una de las presentaciones más comunes para los analgésicos y los antiinflamatorios, además de otros tipos de medicamentos. Entre las marcas más frecuentes están Advil, Motrin, Actron, Advil Max, Augmentin, Tabalon, Cafiaspirina, Tylenol, Amoxibron, Amoxiclav, Clendix, Tempra Forte, etc.
  • Jarabe. También es una presentación frecuente para diversos medicamentos, especialmente para niños. Entre las marcas más conocidas están Actron Suspensión Infantil, Advil Suspensión Pediátrica, Tabalon Suspensión Infantil, Tylenol Infantil, AmoBay CL, Augmentin, Clavulin, Clavulin 12H, Motrin, Amoxil, etc.
  • Polvo para suspensión oral. Es una presentación menos frecuente. Las marcas principales son Amobay,  Polymox, etc.
  • Solución no ingerible. Su uso es común en los colutorios y otros productos antisépticos. Algunas de las marcas más frecuentes son Dermocleen, Bexident, Perio Dentyl, etc.
  • Solución inyectable. Es común esta presentación para los antibióticos y otros medicamentos. Algunas de las principales marcas son Augmentin, Dalacin C, Voltaren, Rapiclav, etc.

Medicamentos para Infecciones Dentales para niños y bebés

Los medicamentos para niños vienen generalmente en presentación de suspensión oral para facilitar la dosis y añadirle un sabor más agradable. Los pediátricos tienen una mayor concentración de activo para dosificar más cantidad de medicamento con menor cantidad de producto:

  • Medicamentos para niños. Advil infantil, Actron Infantil, Motrin Infantil, Tabalon Suspensión Infantil, AmoBay, Tylenol infantil, Tempra Infantil, Etc.
  • Medicamentos para bebés. Advil Pediátrico, Motrin Pediátrico, Antiflu-Des Pediátrico, Amoxiclav, Augmentin, Penamox Suspensión pediátrica, Tylenol Pediátrico, etc.

Las infecciones más frecuentes en los niños son las caries. Estas se pueden prevenir con una reducción en la ingesta de azúcares y una apropiada limpieza de los dientes por lo menos dos veces al día.

Homeopatía para Infecciones Dentales

La homeopatía dispone de diversos medicamentos para aliviar varios tipos de infecciones dentales como la gingivitis y los abscesos. Los medicamentos homeopáticos más comúnmente utilizados son:

  • Echinacea Compositum. Útil en caso de abscesos y gingivitis.
  • Pyrogenium. Desinflama y detiene la infección, lo que se aprecia en menor producción de pus. Una dosis de 15 CH al inicio del tratamiento. Puede utilizarse la 7 CH en las etapas finales del absceso.
  • Hepar Sulfuris. Complementa el combate a la infección al ser tomada poco después de Pyrogenium, generalmente una dosis de 15 CH cada 2 horas.
  • Belladona. Para molestias por inflamación, dolor y fiebre.
  • Mercurius solubilis. Tiene varias funciones como el alivio de la sensibilidad por alimentos fríos o calientes, elimina el mal olor durante el proceso de combate a la infección.

Remedios naturales para Dolor de Muelas

Los remedios naturales para combatir Infecciones Dentales pueden utilizarse con seguridad en cualquier hogar. Sirven además para reducir los síntomas durante la infección. Algunos de los de uso más frecuente son:

  • Compresa con hielos. Se coloca sobre la cara, en la parte donde se localiza el diente o encía afectada. Disminuye la inflamación y el dolor.
  • Bolsa de té hervida. Se coloca directamente sobre la muela o diente infectado para reducir el dolor.
  • Agua oxigenada. Mezcla un cuarto de taza de agua oxigenada con agua. Enjuaga la boca con una porción de la solución haciendo gárgaras, especialmente sobre la zona de la infección. Mantén la solución en la boca hasta que la espuma generada te impida continuar. Entonces desecha y agrega a la boca otra cantidad. El agua oxigenada es un antiséptico que ayuda a eliminar las bacterias. Algunas personas le añaden un poco de sal a la mezcla para mayor efectividad.
  • Perejil. Perejil fresco masticado varias veces al día para combatir el dolor.
  • Bolsa de té negro. Sirve para desinflamar y disminuir el dolor cuando se coloca la bolsa tibia sobre la parte afectada.
  • Jugo de limón. Se aplica directo sobre la muela o para hacer gárgaras. Disminuye la inflamación y alivia el dolor.
  • Vodka, ginebra o alguna otra bebida con alto contenido de alcohol. Coloca en la boca de 20 a 40 ml de la bebida para hacer gárgaras. Su contenido de alcohol ayudará a reducir la cantidad de bacterias que provoca la infección.

Tipos de Infecciones Dentales

Las Infecciones Dentales pueden ser de diferentes tipos según la parte en que se presenten las bacterias. Los principales tipos son:

  • Caries. Es un desgaste que sufren los dientes como consecuencia del ácido producido por las bacterias. Estas incrementan su presencia por variaciones del pH de la saliva y por el abuso de los dulces.
  • Pulpitis. Es un estado avanzado de la caries que llega hasta la pulpa de los dientes.
  • Gingivitis. Se presenta como inflamación y sangrado de las encías por acumulación de bacterias y restos de alimentos.
  • Periodontitis. Es un proceso avanzado de la gingivitis en que los dientes se aflojan por la pérdida de hueso en la base de los dientes.
  • Pericoronitis. Es un proceso inflamatorio de las encías alrededor de la corona de los dientes, como consecuencia del ingreso de alimentos y bacterias a su interior.
  • Abscesos dentales. Comienzan con la infección en las raíces de los dientes, con presencia de inflamación y acumulación de bacterias y pus.

Causas de las Infecciones Dentales y cómo prevenirlas

Son diversas las causas de las Infecciones Dentales dependiendo de lo que haya ocasionado que se acumulen las bacterias.

Las causas más comunes de las Infecciones Dentales son:

  • Daños en el diente como consecuencia de un golpe o una intervención dental.
  • Ingreso de alimentos a las encías.
  • Muelas del juicio saliendo pueden provocar pericoronitis si hay filtración de alimentos a las encías.
  • Mala higiene bucal.
  • Predisposición a las infecciones por enfermedades como la diabetes.

Para prevenir las Infecciones Dentales se recomienda:

  • Adecuada higiene personal, lavando los dientes por lo menos 2 veces al día y de preferencia después de cada comida.
  • Hacer uso del hilo dental.
  • Beber abundante agua diariamente para asegurar la correcta hidratación de la boca.
  • Suprimir los refrescos, dulces y hasta el azúcar, prefiriendo el uso de otros edulcorantes como Stevia.
  • Acudir al odontólogo para revisiones periódicas cada 6 o 12 meses.
  • Si la persona padece de resequedad bucal, usar goma de mascar sin azúcar para promover la salivación.

Cómo curar las Infecciones Dentales

Las infecciones dentales no se podrán curar exclusivamente con medicamentos en todos los casos, ya que algunas veces será necesario el uso de intervenciones quirúrgicas como la endodoncia o hasta la extracción dental.

Debido a las posibles complicaciones por cualquier infección no atendida, es conveniente acudir de inmediato con un odontólogo, independientemente de que desaparezcan las molestias por el uso de remedios naturales o medicamentos de cualquier tipo.

Las primeras acciones al percibir el dolor son:

  • Acudir de inmediato con el odontólogo.
  • Dejar de fumar.
  • No comer alimentos calientes.
  • Si el dolor es demasiado fuerte puede ser posible tomar un medicamento analgésico o antiinflamatorio no esteroideo para aliviar el dolor.
  • Si además ya hay inflamación, es conveniente aplicar hielo por la zona afectada por encima de la piel.
  • El odontólogo no podrá hacer nada en el momento si ya hay un absceso, por lo que solamente recetará medicamentos para aliviar los síntomas y que al disminuir la infección de pueda extirpar el diento o realizar algún otro procedimiento quirúrgico.