Qué es: Síntoma.

Afecta: Uno o ambos oídos.

Tipo de Enfermedad: Infecciosa e inflamatoria.

Tiempo de recuperación: desde 1 o 2 días hasta algunas semanas en el caso de infecciones.

El dolor de Oído es generalmente provocado por algún otro padecimiento. Abarca cualquier dolor que se perciba desde el oído interno hasta la oreja, además de aquellos que tienen su origen en otra parte del cuerpo pero que se perciben como dolor en el oído. Dependiendo de la causa puede verse acompañado de otros síntomas.

Algunos de los principales síntomas que acompañan un Dolor de Oído son:

  • Inflamación.
  • Infección.
  • Supuraciones.
  • Fiebre.
  • Irritación.
  • Enrojecimiento.
  • Escuchar ruidos internos.
  • Disminución de la audición.
  • Pérdida del equilibrio.
  • Alta presión arterial.

El dolor de oído puede presentarse en ocasiones sin que exista un padecimiento o enfermedad real, como por ejemplo, cuando hay un cambio de presión externa como la que se da en los aviones o a bordo de autobuses. En estos casos se percibe una disminución de la audición, además de dolor, pero se quita con el paso del tiempo, al abrir la boca al máximo o masticando chicle. Se debe tener precaución y no auto recetarse debido a ello. Es conveniente acudir con un médico especialista cuando se presenta sin que existan causas evidentes como la mencionada.

Medicamentos para Dolor de Oído

¿Qué medicamentos puedo tomar?

Debido a que el dolor de oído puede ser provocado por muchas enfermedades, incluso no relacionadas directamente con el oído, los medicamentos que se pueden prescribir son muchos. Algunos de los más comunes incluyen los siguientes:

  • Antiinflamatorios. Son medicamentos útiles cuando el dolor está relacionado con una inflamación, que es una de las causas más comunes. Los no esteroideos como el Ibuprofeno, Naproxeno sódico o el Diclofenaco son de uso común, ya que además tienen propiedades analgésicas. Los corticosteroides se usan principalmente cuando hay una inflamación causada por infección viral. Estos incluyen la Betametasona y la
  • Analgésicos. Solo sirven para aliviar el dolor sin atacar la enfermedad. El Paracetamol, la Lidocaína y el Clonixinato de Lisina son muy frecuentemente utilizados.
  • Antipiréticos. Se utilizan cuando uno de los síntomas adicionales es la alta temperatura o fiebre. El Paracetamol es el más frecuente.
  • Antibióticos. Los casos más extremos implican una infección bacteriana. En estos casos es necesaria la administración de estos medicamentos. Algunos de los más frecuentes son la Amoxicilina y la Cefuroxima.
  • Antimicóticos. Cuando la infección está relacionada con hongos. Algunos comunes son la Nistatina y Clotrimazol.
  • Antivirales. En los casos en que el dolor sea causado por virus, como ocurre con las paperas que pueden provocar dolor de oído. Aciclovir o Valaciclovir son dos de los más comunes.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

  • Tabletas, cápsulas o grageas. Es la presentación más común. Entre los medicamentos más frecuentes están la Aspirina, Cefuracet, Deflox, Dolotandax, Firac, Microrgan, Tempra, Voltaren Dolo, Zinnat, Zovirax, Etc.
  • Tabletas efervescentes. Alternativa oral poco frecuente para este padecimiento. La Aspirina y el Zovirax son las marcas más conocidas.
  • Crema o pomada. Particularmente útil para las infecciones externas del oído. Una de las marcas más populares es Mycostatin.
  • Jarabe. Otra alternativa oral que es poco frecuente para este tipo de enfermedades. Las marcas incluyen Beadvance, Deflox, Ilosone, Neo Melufen, Zovirax, etc.
  • Gotas. De uso muy común por ser de aplicación directa al lugar del padecimiento. Algunas de las principales marcas son Deflox, Earache Drops, Earache Reliefe, Soldrín, Synalar O, Tralic, Uvega, etc.
  • Solución inyectable. Se utiliza principalmente para administración de antibióticos. Las principales marcas son Amikin, Ciproxina, Dolac, Dolo Neurobión Forte, Firac, Zinnat, etc.

Medicamentos para el oído para niños y bebés

El dolor de oído es muy frecuente en niños, más que en adultos. Por ello existen diversos medicamentos especiales para los pequeños como:

  • Medicamentos para niños. Deflox, Fosfocil Infantil, Kids Earache Reliefe, etc.
  • Medicamentos para bebés. Crealmicin Pediátrico, etc.

Homeopatía para Dolor de Oído

La medicina homeopática también cuenta con diversos productos para combatir el dolor de oído y otros síntomas que lo acompañan. Algunos de los medicamentos de uso más frecuente son:

  • Belladona. Aplica para cualquier tipo de dolor de oídos sin importar la causa.
  • Calcarea carbonica. Principalmente cuando el dolor se debe a la inflamación de la trompa de Eustaquio.
  • Causticum. Aplaca el dolor al combatir las infecciones virales causadas por el virus del herpes.
  • Chamomilla. Útil para combatir el dolor por inflamación en el oído medio con posible infección.
  • Dulcamara. Para el dolor que puede ser provocado por infecciones o lesiones, ya que puede presentarse sangrado. Especial para cuando hay disminución de la audición y secreción de pus.
  • Lachesis. Se recomienda para condiciones de oído seco, con abundancia de sonidos.
  • Pulsatilla. Para el dolor que provoca la inflamación de la trompa de Eustaquio.

Remedios naturales para Dolor de Oído

Con los remedios caseros también podemos disminuir el dolor de oído y combatir algunos de los padecimientos que lo causan. Entre los de uso más común están los siguientes:

  • Té con aceite de oliva. Se calienta un poco de aceite de oliva con un ajo machacado. Una vez tibio se aplica con un cotonete dentro del canal auditivo externo con mucho cuidado. Se deja actuar un rato para combatir la infección bacteriana.
  • Chicle. Cuando la causa del dolor es un cambio de presión en el ambiente, basta con masticar chicle para que se quite.
  • Cebolla. Se machaca la cebolla para obtener un líquido con el que se empapa un cotonete para aplicarlo en la parte interna del oído.
  • Aceite de oliva tibio. Sirve para taponamientos de cerumen que provoquen dolor. Se introducen unas cuantas gotas en el oído que haya dolor y se recuesta unos 10 o 15 minutos sobre la oreja contraria. Esto permite que el aceite actúe. Si el dolor es en ambos oídos, posteriormente se repite el proceso con el otro lado.
  • Compresas de agua caliente. Se aplican en el oído donde esté el dolor por aproximadamente 5 minutos, humedeciendo nuevamente la compresa para mantenerla a una temperatura caliente que se soporte sin llegar a quemar.

Tipos de Dolor de Oído

La otalgia o dolor de oídos puede ser de dos tipos dependiendo de la localización de la causa. A grandes rasgos esta clasificación es la siguiente:

  • Otalgia primaria. Es el dolor causado por un padecimiento detectable directamente en el oído.
  • Otalgia Referida o secundaria. Este dolor se presenta a pesar de que una revisión del oído no muestra que exista algún padecimiento o daño directo que lo ocasione. Puede ser provocado por algún otro padecimiento muy alejado de los oídos

De acuerdo con la intensidad del dolor, este padecimiento puede ser leve, moderado o severo, además de persistente, ocasional o recurrente, dependiendo de su duración y cuándo se presenta. La intensidad del dolor no tiene una relación directa con la gravedad, por lo que puede sentirse un dolor muy fuerte con problemas leves y casi nada de dolor en padecimientos graves.

Causas del Dolor de Oído y Cómo prevenirlo

Las causas del dolor de oído, de acuerdo con la ubicación del padecimiento, son:

  • En el oído externo:
    • Foliculitis aguda – Generalmente es causada por una infección bacteriana que obstruye el folículo del vello en la parte externa del oído.
    • Otitis externa – Se presenta por la infección directa de la piel en la parte externa del oído.
    • Otitis externa necrotizante – Es otro nivel de infección más grave que se presenta en personas con bajas defensas, ya sea por padecimientos como el sida, diabetes o por vejez.
    • Taponamientos con cerumen o capas de piel dura – Lo compacto que esté puede provocar el dolor, además de que también puede incrementarse este al intentar extraer la cerilla o lo que esté causando el taponamiento y dolor.
    • Otitis gripal o miringitis bullosa – Es provocada por infecciones virales en la parte externa del oído, aunque puede evolucionar a una inflamación del oído medio.
    • Herpes ótico – El virus del herpes provoca el dolor aún antes de formar sus vesículas características. Si no se trata de inmediato con antivirales y antiinflamatorios puede sobrevenir una parálisis facial.
    • Neoplasias del oído externo – Son tumoraciones benignas o malignas que se presentan generalmente en el oído externo.
    • Condritis y pericondritis – En este caso es la inflamación de la oreja con presencia de infección.
  • Oído medio:
    • Otitis media aguda – Es la inflamación del oído medio, generalmente con presencia de pus por la infección bacteriana u otras supuraciones, además de fiebre.
    • Baro otitis aguda – Se presenta cuando la trompa de Eustaquio no puede compensar las presiones cuando hay cambios bruscos. El dolor puede ser muy intenso.
    • Mastoiditis aguda – Es una complicación de la otitis media aguda que puede dar lugar a abscesos y requerir de antibióticos por vía intravenosa.
  • Por otalgia secundaria:
    • Sinusitis aguda – Es la inflamación de los senos paranasales como consecuencia principalmente de una infección. El dolor se puede percibir también en el oído.
    • Encías inflamadas o dientes con dolor – Los problemas bucales pueden percibirse en muchos casos como dolor de oídos.
    • Aftas o úlceras orales – El dolor se puede percibir en el oído especialmente cuando se forman en la lengua o cerca de las amígdalas.
    • Trastornos en las articulaciones temporo mandibulares – El dolor en estos padecimientos también se puede percibir en muchos casos en el oído. Pueden involucrarse otros síntomas directos relacionados con el oído, como la pérdida del equilibrio.
    • Afecciones en el cuello y reflujo – Son otra causa secundaria de dolor de oído.
    • Enfermedades degenerativas de la columna cervical – Tanto por problemas óseos como musculares, incluso en hombros, puede sentirse dolor de oídos.

Para prevenirlo …

  • Evitar nadar en aguas sucias o contaminadas.
  • Mantenerse lejos de fumadores.
  • Secar suavemente las orejas después del baño.
  • Evitar el abuso de cotonetes para la limpieza del conducto auditivo.

¿Cómo curar el Dolor de Oído?

Cuando se presenta el dolor de oído es conveniente acudir al médico lo antes posible, para obtener un diagnóstico correcto del padecimiento y comenzar un tratamiento a tiempo. Los pasos a seguir son:

  • Acudir de inmediato al médico.
  • Usar los medicamentos recetados con la frecuencia prescrita.
  • Mantener una apropiada higiene en las orejas.
  • Utilizar compresas de agua caliente de ser necesario.
  • Seguir otras instrucciones de higiene dadas por el médico.

Siempre se debe estar atento de que los medicamentos estén dando los resultados esperados o de un agravamiento del padecimiento. En caso de no verse la mejoría en 2 a 7 días, dependiendo de la causa, es conveniente acudir de nuevo con el médico.