Qué es: Sensación de dolor por contusión o golpe, lesión, calambre o tensión en un músculo.

Afecta: Músculos y tejidos.

Tipo de Enfermedad: Lesión.

Tiempo de recuperación: Pocas horas / días.

Los Dolores Musculares o mialgias consisten en la sensación de dolor que se percibe en un músculo como consecuencia de una lesión, un golpe, un calambre, por la inflamación de los tejidos, incluso debido al estrés.

Los síntomas que aparecen junto con un dolor muscular dependen del padecimiento que lo ocasiona. Algunos síntomas que acompañan el dolor muscular son:

  • Inflamación.
  • Calor en la zona de inflamación.
  • Contracción.
  • Rigidez.
  • Moretón.
  • Lesiones.
  • Entumecimiento.
  • Sensación de hormigueo.
  • Enrojecimiento en la zona afectada.
  • Pesadez corporal.
  • Dolor abdominal.
  • Dolor de cabeza.

En el caso de las contusiones o golpes, el exceso de ejercicio, falta de magnesio o potasio y otras causas leves, solo es necesario esperar desde algunas horas hasta pocos días para que el dolor desaparezca sin ninguna consecuencia. Utilizar un remedio casero puede ser suficiente en muchos casos, como aplicar hielo o compresas frías en la zona afectada. Suspender el ejercicio mientras haya dolor es también una buena solución cuando el exceso de este es una causa directa.

En los casos más graves un dolor muscular crónico puede significar un padecimiento grave desde el dengue hasta la diabetes, pero vienen acompañado de varios otros síntomas claros y evidentes que ayudarán al médico a diagnosticar la enfermedad.

Medicamentos para Dolores Musculares

¿Qué medicamentos puedo tomar?

 

Los medicamentos directamente utilizados cuando se presentan los Dolores Musculares son los analgésicos, que sirven para aliviar el dolor, aunque también son muy frecuentes los antiinflamatorios. Debido a las variadas causas de este tipo de dolor, existen distintos medicamentos que incluyen los siguientes:

  • Analgésicos. Ayudan a reducir el dolor. Uno de los más comunes es el Ibuprofeno.
  • Antiinflamatorios. Actúan reduciendo la inflamación y el dolor.
    • Corticosteroides. De origen natural derivados de los esteroides o semisintéticos. La Hidrocortisona es uno de los medicamentos más usados.
    • No esteroideos. Fabricados con base en otros productos ajenos a los esteroides. Ejemplo de ellos son el Diclofenaco y el ácido acetil salicílico.
  • Antidepresivos. Son útiles cuando el dolor es causado por la depresión. La Amitriptilina y Clomipramina son algunos de ellos.
  • Antiepilépticos. Son recetados para algunos dolores musculares crónicos. Entre ellos están la Carbamazepina y la Lamotrigina.
  • Narcóticos. Solo en casos graves de dolor crónico y otros, bajo estricta supervisión médica por ser adictivos.
  • Relajantes musculares. Algunos de ellos son el Diazepam, Ciclobenzaprina y la Gabapentina.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

  • Tabletas, pastillas, cápsulas, comprimidos o grageas. Es una de las presentaciones más comunes. Algunas de las marcas son Advil, Reumophan, Robax, Yurelax, Medicor Árnica, Dolotandax, Tradol, Dolo Tiaminal, etc.
  • Tabletas masticables o dispersables. Son de fácil absorción. las marcas principales son Neugeron, Datrl, Coriver Infantil, Mejoralito Pediátrico, Pharmacen-M, Tylenol, Aspirina, etc.
  • Tabletas efervescentes. También de fácil absorción y efecto rápido. Las marcas más usuales son Aspirina, Alka Seltzer Boost, etc.
  • Jarabe. Es una presentación de muy rápido efecto. Las marcas más comunes son Carbasal, Bioneuril, Tegretol, Carone, Fidoin-Q, Motrin, Tabalon, Dolviran, Icetazol, Mejoralito Pediátrico, Panofen, etc.
  • Gotas. Permiten una dosificación más precisa. Las marcas son Tradol, Alpirex, Amolgen, Coriver, Ferridall, Frilen, Piremol Infantil, Piralgina, Sedalito, etc.
  • Solución inyectable y polvo para solución. Reservado para padecimientos graves y atención hospitalaria. Las marcas más usuales son Tradol, Anafranil, Alboral, Relazepam, Sunzepam, Valium, etc.
  • Supositorios. Presentación útil para algunas personas. Las marcas más comunes son Biofer, Panofen, Tylenol, etc.
  • Crema, pomada o gel. Se usan para dolores leves a moderados. Lumboxen, Rocainol, Termo Rub, Facicam, Voltaren, Ultra Bengue, Voltaren Dolo, Icy Hot,  Árnica Montana Nártex, etc.
  • Sobres. Es una presentación poco frecuente para este padecimiento donde la marca disponible es Theraflu Exthegran.
  • Compresas y cintas. Ayudan a darle soporte al músculo y la aplicación de medicamento. Las marcas más comunes son KT Tape, Thermo Pad, etc.
  • Sales. Una presentación poco frecuente. La marca más usual es Dr. Teal’s.
  • Parches. Para diversos tipos de dolor muscular, por heridas, crónico, etc. Las marcas incluyen Curitas, Voltaren, Icy Hot, etc.

Medicamentos para dolores musculares para niños y bebés

 

Los niños no están exentos de padecer dolores musculares como consecuencia de diversas causas, por lo que existe una gran variedad de medicamentos para ellos:

  • Medicamentos para niños. Gelidol-Ito, Curitas, Coriver Infantil, Mejoralito Jr., Piremol Infantil, Sedalito, etc.
  • Medicamentos para bebés. Curitas, Motrin Pediátrico, Mejoralito Pediátrico, etc.

Homeopatía para Dolores Musculares

 

Los medicamentos homeopáticos para dolores musculares son frecuentemente utilizados por mucha personas. Algunos de ellos están disponibles en cualquier hogar como es el caso de la árnica. Los medicamentos homeopáticos más usados para el dolor muscular son:

  • Árnica Montana. Útil para dolor intenso, mucha sensibilidad por la inflamación y para moretones.
  • Causticum. Especialmente útil cuando hay debilidad o rigidez muscular.
  • Gelsemium. Para dolor generalizado, fatiga y pesadez corporal.
  • Cimicifuga. En especial se usa cuando hay espasmos musculares.

Remedios naturales para Dolores Musculares

 

Los remedios naturales para aliviar los dolores musculares son muy efectivos y fáciles de usar. Los principales son los siguientes:

  • Compresas con agua fría o hielo. Es de mucha ayuda para disminuir el dolor y combatir la inflamación muscular.
  • Masaje con aceites. Se usan comúnmente diversos aceites esenciales solos o mezclados entre sí, como el de almendras, nuez moscada, jengibre y otros.
  • Baño con vinagre de manzana. Tomar un baño con 2 tazas de vinagre de manzana es de ayuda para el dolor por tensión muscular.
  • Aceite de sésamo con pimienta. Aplicar un masaje por la zona afectada con la mezcla de aceite de sésamo y pimienta molida. Es útil para algunos dolores musculares.
  • Infusión de hojas de romero. Aplicar la infusión en la zona afectada por algunos minutos 2 veces al día, utilizando un paño humedecido. Sirve para dolores sin inflamación.

Tipos de Dolores musculares

 

Los dolores musculares pueden ser muy localizados o estar presentes en todo el cuerpo. Comúnmente se clasifican de la siguiente manera:

  • Dolor agudo. Es provocado de manera instantánea al producirse un golpe o lesión. Tiene una duración de corto o mediano plazo.
  • Dolor crónico. El dolor se prolonga por varios meses y hasta años. Muchas veces es inespecífico, es decir, no se puede precisar el punto del dolor.

El dolor muscular puede ser además clasificado en leve, moderado o grave dependiendo de la intensidad.

Causas de Dolores Musculares y cómo prevenirlos

 

Algunos de los tipos de dolores musculares se pueden prevenir, pero no todos. Los dolores causados por el exceso de ejercicio o debido a deficiencias de nutrientes en la alimentación son algunos de ellos.

Las causas son muy variadas y en ocasiones no se pueden localizar de manera definitiva, como ocurre en algunos dolores crónicos.

Las causas de los dolores musculares son:

  • Agujetas o envaramiento. Generalmente relacionado con el ejercicio al no estar acostumbrados los músculos a tal actividad. Son pequeñas roturas de los tejidos.
  • Calambres. Son contracciones musculares temporales e intensas que se pueden presentar por el exceso de esfuerzo o la falta de potasio u otros nutrientes en el organismo.
  • Contracturas. Son contracciones duraderas o permanentes de los músculos.
  • Desgarres o distensión muscular. Rasgadura de los músculos o tejidos que los unen al hueso. También se conocen como esguinces musculares.
  • Contusión. Generalmente por provocar el derrame de sangre de los vasos sanguíneos que se manifiesta como moretón.
  • Presión o aplastamiento. Por un efecto similar a la contusión.
  • Inflamación. Es la hinchazón que sufre el músculo como consecuencia de diversos factores y que provoca el dolor.
  • Heridas. Son cortes directos sobre el músculo que producen dolor.
  • Quemaduras. Es el efecto directo del calor o la electricidad en los músculos.
  • Miositis osificante. Formación de hueso o ligamentos dentro de los músculos.
  • Enfermedades. Se percibe el dolor de manera generalizada y sin poder localizar un punto en especial. Algunos de los padecimientos que provocan dolores musculares son la fibromialgia, infecciones, padecimientos óseos como las reumas, etc.
  • Medicamentos. Diversos medicamentos tienen como efectos secundarios el dolor muscular.
  • Estrés. Generalmente provoca rigidez en los músculos del cuello y los hombros.
  • Posturales. Son causados por una postura corporal al dormir, estar sentados, etc.

El dolor muscular es común en enfermedades de tipo infeccioso como la gripa, malaria, chinkungunya, y las causadas por bacterias.

Para prevenir los dolores musculares se recomienda:

  • Mantener una dieta balanceada que incluya alimentos ricos en hierro, potasio y vitamina D, principalmente. Algunos de estos son los huevos, la leche, pescados, plátanos, espinacas, berros, acelgas, nueces, almendras, mariscos de concha, etc.
  • Dormir bien por 8 horas y en el horario acostumbrado.
  • Controlar el peso corporal.
  • Evitar el consumo de alcohol.
  • Beber abundante agua.
  • Calentar antes de hacer ejercicio.
  • Evitar el exceso de esfuerzo físico.
  • Enfriar los músculos de manera paulatina tras hacer ejercicio.

Cómo curar los dolores musculares

 

Para aliviar el dolor en diversos casos la primera opción es aplicar un paño con hielos en la zona afectada. Será de ayuda para un alivio rápido seguir algunas recomendaciones.

Las primeras acciones al percibir el dolor son:

  • Identificar el lugar preciso del dolor de ser posible.
  • Comprobar que no exista un daño en los huesos, alguna herida o quemadura que requiera de atención médica inmediata.
  • Aplicar una compresa de agua fría o con hielos por la zona del dolor.
  • Aplicar un medicamento en forma de crema para el dolor o en otra presentación dependiendo de la gravedad, causa y tipo del dolor.
  • Si hay inflamación es conveniente usar un medicamento antiinflamatorio.
  • Reposar. Si la causa fue el ejercicio suspender toda actividad hasta que los músculos hayan sanado.
  • En algunos casos es de ayuda el uso de compresas o vendas especiales que le dan un mayor soporte al músculo, como las musleras o vendajes.
  • Consulte a un médico para dolores que puedan tener un efecto grave en su organismo.

En algunos casos será necesario acudir a otros métodos especiales de tratamiento, como la fisioterapia, acupuntura, presoterapia, electroterapia y otros, especialmente en dolores crónicos.