Qué es: Contaminación con parásitos, virus o bacterias.

Afecta: El estómago e intestinos

Tipo de Enfermedad: Infecciosa.

Tiempo de recuperación: 1 a 2 semanas en casos comunes.

La Infección Estomacal es un padecimiento muy común que se manifiesta generalmente por los síntomas de vómito y diarrea. Puede ser causada principalmente por virus o bacterias, pero en ambos casos es una enfermedad de corta duración que se alivia en pocos días en la mayoría de los casos, algunas veces sin necesidad de usar medicamentos. También se puede presentar por algunos parásitos.

Su nombre médico es gastroenteritis, que se refiere a una inflamación que abarca al tracto digestivo, incluyendo el tubo digestivo, estómago e intestinos, independientemente de la infección que la cause.

Los síntomas principales que acompañan a la Infección Estomacal son:

  • Náuseas.
  • Vómito.
  • Diarrea.
  • Dolor abdominal.
  • Fiebre.
  • Pérdida de apetito.
  • Dolor de cabeza.
  • Escalofríos.
  • Fatiga.
  • Pérdida de peso.
  • Deshidratación.
  • Heces con sangre.

Los casos más graves ocurren cuando la infección estomacal es causada por bacterias, en cuyo caso se requiere de antibióticos especiales de acuerdo con la bacteria que está presente. El siguiente apartado describe los medicamentos más comunes que te pueden recetar:

Medicamentos para Infección Estomacal

¿Qué medicamentos puedo tomar?

En muchas ocasiones basta con reponer los electrolitos perdidos por la presencia de la diarrea y el vómito, que ayudan a prevenir la deshidratación, el principal problema de las infecciones estomacales. Los medicamentos más recetados son:

  • Analgésicos. Alivian el dolor, como el Paracetamol.
  • Antibióticos. Se utilizan cuando hay presencia de bacterias. Algunos de los principales son la Amoxicilina y la Claritromicina.
  • Antidiarréicos. Combaten el síntoma de la diarrea en lo que se usan otros medicamentos para la infección. La Loperamida es el más común.
  • Antipiréticos. Ayudan a disminuir la fiebre. El paracetamol es apropiado porque además alivia el dolor.
  • Antivirales. Para combatir los virus causantes de la infección cuando hay casos graves o se presenta en niños pequeños.
  • Antieméticos. Ayudan a combatir las náuseas y detener el vómito. Uno de los más comunes es la Metopimazina.
  • Antiespasmódicos. Alivian los dolores provocados por espasmos o cólicos. Entre los medicamentos de uso frecuente están la Drotaverina y el Mebeverine.
  • Antagonistas del receptor H2. Reducen la acidez para poder curar las úlceras. Uno de los más comunes es la Famotidina.
  • Desparasitantes. Para diversos parásitos y lombrices. Un medicamento muy usual es el Metronidazol que además tiene un efecto antibacteriano.
  • Inhibidores de la bomba de protones. Reducen la producción de ácidos estomacales para prevenir ulceraciones. Uno de los más comunes es el Lansoprazol, Pantoprazol o el Dexlansoprazol.
  • Sueros orales. Sirven para hidratar y reponer los electrolitos perdidos por la diarrea y el vómito.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

  • Pastillas, cápsulas y grageas. Es una de las presentaciones más frecuentes. Entre las marcas más usuales están Acanol, Imodium, Lomotil, Clearmicin, Adel, Rezplen, Helicoblis, PyloPac, No-Spa, etc.
  • Suspensión oral. Está también dentro de las opciones más frecuentes. Las marcas más comunes son Adel, Rezplen, Klaricid, Flagenase, Flagyl, Vertisal, Suerox, Pedialyte, etc.
  • Gel oral. Una alternativa a los jarabes. La principal marca es Gex Gel.
  • Polvo para solución oral. Una opción oral. Las marcas más comunes son Amoxiclav BID, Polimox, etc.
  • Supositorios. Es un medicamento disponible cuando no es posible usar los orales. Las marcas incluyen Febrax,
  • Solución inyectable. Usada en casos graves. Una de las marcas principales es Klaricid IV.

Medicamentos para Infección Estomacal para niños y bebés

Este tipo de padecimientos son más graves en los niños pequeños y en pacientes ancianos. Por ello hay también una gran variedad de medicamentos para bebés:

  • Medicamentos para niños. Tempra Infantil, Augmentin Junior, Electrolitos APO, etc.
  • Medicamentos para bebés. Amoxiclav, Clearmicin, Flagenase 400, Febraxito Pediátrico, Penamox, etc.

Las infecciones estomacales virales son generalmente provocadas por rotavirus. Un método preventivo de estos padecimientos es la vacuna. En bebés se debe de tener mucho cuidado de que no se deshidraten, utilizando sueros orales mientras haya diarrea o vómito.

Homeopatía para Infección Estomacal

El uso de medicamentos homeopáticos tiene la principal intención de disminuir los síntomas de vómito y diarrea que se presentan por una infección estomacal, además de algunos otros. Los medicamentos homeopáticos más comunes son:

  • Arsenicum album 5 CH, cuando hay presencia de calambres y dolor abdominal y se sospecha que se deba a una infección por bacterias.
  • China 5 CH, para aliviar en caso de presencia de diarrea aguada provocada por bacterias.
  • Carbo vegetabilis 5 CH, cuando hay flatulencias y eructos como consecuencia de una infección bacteriana.
  • Cadmiun sulfuratum, es útil en infecciones virales donde hay presencia de fiebre, fatiga, vómitos y otros síntomas fuertes.
  • Magnesia carbonica, cuando el vómito se presenta aún sin comer.
  • Podophyllum peltatum, para infecciones virales como la diarrea del viajero, donde hay diarrea acuosa, fatiga, dolores abdominales y puede haber hasta fiebre.
  • Veratrum album, cuando la diarrea es abundante y hay fatiga, calambres y escalofríos.

Remedios naturales para Infección Estomacal

Los remedios naturales pueden ser de utilidad en muchos casos de infecciones estomacales. Ayudan a reducir los síntomas, además de fortalecer el organismo para que haga frente a la infección. Los principales remedios caseros son:

  • Plátanos. Sirven para reponer el potasio perdido por el cuerpo con la diarrea y el vómito, además de servir como alimento suave y fácilmente digerible.
  • Hielo. Es una opción para hidratar el organismo.
  • Té de canela. Ayuda a combatir las bacterias que causan infecciones.
  • Ajo crudo con miel. Un ajo con miel antes de cada comida ayuda a combatir bacterias y otros microorganismos, además de aliviar algunas de las molestias como el dolor abdominal.
  • Agua con jugo de limón. Si la infección se debe a un virus esto te será de ayuda para combatirlos.
  • Té de manzanilla. Ayuda a asentar el estómago, además de proveer de agua y algunos nutrientes.
  • Yogur. Provee de bacterias que ayudan a reparar la flora intestinal.

Tipos de Infección Estomacal

Dependiendo de los microorganismos responsables de la infección estomacal esta se clasifica de la siguiente manera:

  • Bacteriana. Algunas de las principales infecciones de este tipo son la salmonelosis y la provocada por la E. Coli.
  • Viral. Son los principales causantes de infecciones estomacales. Están relacionadas con la falta de higiene en la preparación de los alimentos o por no cocinarlos bien. Entre los principales causantes de estas infecciones están los rotavirus, especialmente en los niños.
  • Parasitaria. Entre los parásitos más comunes están las amibas y las giardas. 

Causas de Infección Estomacal y Cómo prevenirla

Entre las condiciones o enfermedades más probables que pudieran estar causando el Dolor de Estómago son:

  • Ingesta de alimentos contaminados – La infección bacterial se transmite comúnmente por este medio, tanto al ingerir agua como otros alimentos que estén contaminados, generalmente con heces fecales.  
  • Por comer alimentos mal cocinados – Algunos microorganismos están presentes en diversos alimentos, por lo que estos deben cocinarse adecuadamente para eliminarlos. Cuando esto no se hace provoca una infección en nuestro organismo.
  • Alimentos crudos sin desinfectar – Las frutas y muchas verduras se comen crudas, pero antes deben desinfectarse para evitar contraer alguna infección.
  • Mala higiene personal – Los alimentos pueden estar bien cocinados y desinfectados, pero si no se lava uno las manos con la frecuencia adecuada y antes de comer, esto puede provocar una infección.
  • Utensilios de cocina mal lavados – Los platos, vasos y otros utensilios deben ser lavados adecuadamente para prevenir también las infecciones. Si quedan restos de alimentos en ellos serán un cultivo de bacterias y parásitos.
  • Falta de esterilización de biberones. Los bebés son más propensos a las infecciones y sus propios biberones pueden ser la causa si no se esterilizan adecuadamente. Es importante hervirlos después de cada uso para eliminar los microorganismos que pudieran acumularse en sus diversas partes.
  • Alimentos descompuestos – Los alimentos en mal estado contienen parásitos y muchos otros microorganismos. Si se comen en mal estado la infección podrá percibirse muy rápidamente.
  • Falta de aplicación de la vacuna para rotavirus – Es una vacuna que se aplica gratuitamente en los niños y previene de infecciones de este tipo de virus.

¿Cómo curar la Infección Estomacal?

Una persona sana y con un sistema inmunológico fuerte puede no requerir de medicamentos ante una infección estomacal. Podría aliviarse incluso con rapidez en pocos días. No obstante, hay algunas bacterias y otros microorganismos que pueden ser más peligrosos, por lo que es conveniente tomar las siguientes precauciones cuando uno se encuentra infectado..

  • Mantenerse hidratado. La deshidratación puede ser el principal problema de una infección estomacal, especialmente en ancianos y niños pequeños.
  • Procurar comer solo alimentos blandos y en pequeñas cantidades. Algunos de estos son los caldos, el puré de manzanas, plátanos, yogur, etc.
  • Evitar consumir dulces y cualquier alimento rico en azúcar, ya que sirven de alimento para diversos microorganismos.
  • Mantener una buena higiene, con lavado previo de las manos antes de comer.
  • Si la diarrea y otros síntomas continúan o se agravan en las primeras 8 horas, acudir al médico para que trate los síntomas y, si lo considera necesario, la causa de la enfermedad. En algunos casos podría requerir de estudios para determinar al causante específico de la infección.
  • Suprimir el uso de irritantes como el café, alcohol, etc.
  • No fumar.
  • Suspender la leche entera por varios días. Usar preferiblemente deslactosada.

Los niños menores de 3 meses pueden deshidratarse más rápido, por lo que es mejor acudir al médico lo antes posible. Lo mismo se recomienda con personas ancianas. En otras personas también se debe prestar atención a los síntomas de una deshidratación, como los ojos hundidos. Dependiendo de la gravedad de los síntomas se puede esperar 1 o 2 días para ver si se alivian las molestias. Si hay heces o vómito con sangre es mejor acudir de inmediato al médico.