Qué es: Enfermedad infecciosa que provoca diversos síntomas.

Afecta: Vías respiratorias altas y bajas (laringe, pulmones, bronquios).

Tipo de Enfermedad: Viral / Bacteriana / Hongos (resfrío, gripa, faringitis, bronquitis, neumonía).

Tiempo de recuperación: De 1 a 6 semanas.

La infección respiratoria es un padecimiento muy común que afecta a una gran parte de la población. Puede ser causada por una gran variedad de virus, bacterias, parásitos y hongos.

Se puede presentar en varios órganos del sistema respiratorio: las anginas, bronquios y pulmones en forma de resfriado, gripa, anginas y tos. Pueden derivar, de no tratarse adecuadamente, en bronquitis o neumonía; es por ello que es importante consultar un médico si los síntomas persisten luego de 3 o 4 días.

Los síntomas más comunes de una infección respiratoria son:

  • Secreciones nasales, o mocos.
  • Secreciones o flemas en los bronquios o pulmones.
  • Temperatura alta o Fiebre.
  • Resequedad de las mucosas.
  • Tos seca o con flemas.
  • Dolor y ardor de garganta.
  • Ojos llorosos.
  • Dolor corporal generalizado.
  • Dolor de cabeza.
  • Debilidad corporal.
  • Pérdida de apetito.
  • Respiración con silbidos y aleteo nasal.

Las infecciones respiratorias tienen muchas similitudes entre sí, por lo que resulta difícil el diagnóstico si no es mediante el soporte de un médico y, en ocasiones, de diversos análisis de laboratorio y otras pruebas. Los medicamentos más utilizados son antinflamatorios, antigripales, y expectorantes para aliviar los síntomas; los antibióticos se recetan en caso de ser una infección bacteriana y los antivirales en el caso de gripe o influenza. Los remedios naturales que más ayudan en este caso son aquellos que ayudan a liberar las vías respiratorias como el mentol, limón o eucalipto.

Medicamentos para Infección Respiratoria

¿Qué medicamentos puedo tomar?

Considerando todas las probables causas de una infección respiratoria se podrían tomar los siguientes grupos de medicamentos:

  • Antivirales. Se toman en caso de infecciones virales graves como algunos tipos de influenza.
  • Antiinflamatorios no esteroideos. Reducen los dolores del cuerpo en general en presencia diversas infecciones.
  • Antihistamínicos. Reducen la congestión nasal, además de los estornudos.
  • Analgésicos. Ayudan a reducir los dolores musculares y de las articulaciones.
  • Antitusígenos. Disminuyen la tos en condiciones secas, al actuar directamente en los reflejos provocados por el sistema nervioso central.
  • Expectorantes. Ayudan a expulsar las secreciones de los bronquios provocando tos.
  • Mucolíticos. Cambian la viscosidad de las secreciones en bronquios para facilitar su expulsión.
  • Antipiréticos. Contribuyen a bajar la fiebre.
  • Antibióticos. Medicamentos especiales para matar bacterias o impedir su propagación en el organismo.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

  • Tabletas, pastillas, cápsulas, comprimidos o grageas. En padecimientos leves a moderados es el medicamento más usado siempre que se pueda tragar la pastilla sin dificultad. Algunas de las marcas más comunes son Amicil, Agrifen, Tabcín, Gentil, Afrinex, Contact, AmoBay, XL3, LM6, Histiacil, Desenfriol, Antiflu-Des, Sensibit, Mejoral, Aspirina, Clarityne, Dimetapp, Next Tabs, Sedalmerck Flu, Broquixol, Amoxil, Colderina, Cafiaspirina, etc.
  • Tabletas efervescentes. Es una presentación alternativa de efecto rápido que viene en las marcas Tabcín, Cevalín, Redoxón Plus, Aspirina, etc.
  • Tabletas masticables. Tiene la ventaja de que no requiere agua, por lo que su uso va en aumento. Cevalín, Afrinex infantil, Desenfriol-ito, Redoxón infantil, Vick Drops, Tempra, etc.
  • Jarabe. Es una de las presentaciones más usadas junto con las tabletas, especialmente en niños y quienes tienen problemas para pasar las pastillas. Las marcas más usadas son Antiflu-Des, Dimetapp, Amicil, Dimacol, Augmentin, Motrin, Advil, Tylenol, Sensibit D, Clavulin, Tylex, Breacol, Bisolvon, Vick, Broncolin, Ambroxol,  Rosel, Rinofren, Tempra, Broxol, etc.
  • Polvo para suspensión oral. Es una presentación alterna de los jarabes y sus marcas son Amicil, Ameclina, Moxiclina, Vick Vitapyrena, Vick Pyrena, etc.
  • Polvo efervescente. Tiene adicionalmente un efecto refrescante para quienes tienen algún problema en la garganta y se vende en las marcas Theraflu Exthegran, Agrifen RLX, etc.
  • Gotas. Lo usan personas que tienen inflamada la garganta y presentan problemas para tragar las pastillas o para tomar jarabe. Vi-Dea-C, Aderogyl C, Prindex Neo, Antiflu-Des Pediátrico, Motrin, Tylenol, Afrin No Drip, Broxol, Liadin, Clarityne, Sensibit XP, Panclasa, Rinilan, Gabirol, etc.
  • Inhalador. Brinda un alivio inmediato en las vías respiratorias. Las principales marcas son Stérimar, Vick Vaporub, Allemar Nasalven, Illiadin, Gotinal Infantil, etc.
  • Unguento. Es una presentación que ayuda a descongestionar y permite respirar mejor durante la noche. Las principales marcas son Vaporub, Mentholatum, etc.
  • Ampolletas orales. Su uso es menos frecuente, por  lo que son pocas las marcas como Vidamil, etc.
  • Solución inyectable. Se reserva para infecciones graves tanto dentro como fuera de hospitales. Algunas de las marcas son Augmentin, Rapiclav, etc.

Medicamentos para infecciones respiratorias en niños y bebés

Muchos de los laboratorios químicos fabricantes de medicamentos disponen de variantes especiales pediátricas para usarse en niños y bebés. Algunos de estos son:

  • Medicamentos para niños. Mejoral-Ito, Desenfriol-Ito, Gotinal Infantil, AmoBay, Afrinex Infantil, Redoxón Infantil, Advil Infantil, Dimetapp Infantil, Gentil Ito Infantil, Motrín Infantil, Vi-DeA-C Infantil, Aderogyl C Infantil, Etc.
  • Medicamentos para bebés. Antiflu-Des Pediátrico, Amoxiclav, Motrín Pediátrico, Tylenol Pediátrico, Advil Pediátrico, Augmentin, Prindex Neo Pediátrico, etc.

Homeopatía para Infección Respiratoria

Los medicamentos homeopáticos para la Infección Respiratoria están orientados en su mayoría a la prevención de las infecciones, aunque en algunas infecciones también sirven si se usan al presentarse los primeros síntomas.

Los medicamentos homeopáticos más comunes son:

  • Anas Barbarie, consistente en un extracto de hígado y corazón de pato de Barbería, también disponible en la marca Oscillococcinum.
  • Antimonium Tartaricum, para casos graves de bronquitis y neumonía.
  • Influenzinum, un medicamento que se fabrica a partir de las vacunas para las cepas de virus de la influenza de cada año.
  • Natrum Sulphuricum, para la tos con flemas verdosas, especialmente con dolores en el lado del pulmón izquierdo.
  • Pulsatilla, para resfriados comunes conocidos como rinitis.

Remedios naturales para Infección Respiratoria

Existen varios remedios naturales para ayudar con los síntomas de la Infección Respiratoria. Estos abren las vías respiratorias, además de facilitar la expulsión de flemas y calmar el malestar.

  • Inhalar vapores de eucalipto. Colocar hojas de eucalipto o su aceite en agua muy caliente. Posteriormente se pone una toalla en la cabeza para captar todos los vapores acercando el rostro a una distancia segura del agua.
  • Tomar bebidas calientes. Caldos, tés y casi cualquier bebida son útiles para reducir el flujo nasal y la tos, además de otras molestias en las vías respiratorias.
  • Ingerir líquidos en abundancia. Principalmente para reponer los que se pierden por diversos síntomas, para ayudar al sistema inmunológico a combatir la enfermedad.
  • Baños de oxígeno. Añadir a la tina de baño media taza de bicarbonato de sodio, una cuarta parte de la taza de sal gruesa y dos tazas de agua oxigenada. Tomar el baño por al menos 15 minutos. Esto ayuda a aflojar las mucosidades y recuperarse más rápido.
  • Baños de vapor. Dos baños, dos veces a la semana o más por 20 minutos ayudan a curarse de neumonía.
  • Infusión de ajos, miel y limón. El limón aporta vitamina C, el ajo por la Alicina y sus propiedades diversas, además de la miel, que es conocida por sus efectos expectorantes. Pueden machacarse también y añadir perejil.
  • Infusión de corteza de sauco y sus bayas. Combate los virus, además de aliviar el cuerpo cortado.
  • Caldo de pollo. Ayuda en parte por lo caliente, pero también contiene algunos ingredientes que reducen las molestias.
  • Infusión de limón. Por su contenido de vitamina C, además de que aporta propiedades antivirales y antiinflamatorias.
  • Gárgaras con infusión de miel y hojas de frambuesa. Combate los virus que afectan la garganta.
  • Infusión de jengibre con limón y miel. El jengibre tiene propiedades analgésicas que alivian el dolor, además de que también es útil para aliviar la fiebre.

Tipos de Infección Respiratoria

Existen diversos tipos de infecciones respiratorias, dependiendo del agente que causa la infección o de la vía respiratoria afectada. Algunas de las más comunes son:

  • Rinitis o resfrío común. Es el padecimiento menos grave, más frecuente en la población. Es ocasionado por virus, no existe un medicamento que cure esta infección, solo se alivian los síntomas con medicamentos antinflamatorios, analgésicos y mucolíticos.
  • Amigdalitis y Faringitis. Se refiere a la inflamación de las amígdalas o anginas y la faringe,  es una infección viral común en la que el dolor de garganta es el síntoma más evidente. Se recetan antinflamatorios y analgésicos para el dolor.
  • Faringitis bacteriana. Diversas bacterias ocasionan la infección e inflamación de la faringe que es la parte trasera de la garganta. Se presenta dolor de garganta, ardor, sequedad y fiebre. Al ser una infección bacteriana se suele tratar con antibióticos.
  • Laringotraqueobronquitis aguda. Infección viral que causa inflamación y dolor de laringe y pulmones. Suele afectar principalmente a niños y un síntoma claro es la tos. Al ser ocasionada por un virus, los medicamentos recetados ayudan a aliviar los síntomas.
  • Bronquitis. Infección en los bronquios que en su mayoría es ocasionada por virus, aunque puede serlo por bacterias. Debe ser diagnosticada por un médico y tratada prontamente ya que puede complicarse. Los síntomas más comunes son la tos y dolor al respirar.
  • Bronquiolitis. Infección viral de las vías respiratorias bajas que suele afectar a niños menores de 2 años.
  • Neumonía. Infección pulmonar ocasionada por virus, bacterias u hongos. Se caracteriza por tos con flema que no mejora, dolor al respirar y toser, y viene acompañada de fiebre alta. Debe ser tratada con urgencia en un hospital o clínica ya que es peligrosa, sobre todo para menores.
  • Sinusitis. Inflamación por infección de bacterias en los senos paranasales, suele ser crónica y se presenta cada vez que hay un resfrío.

Causas de la Infección Respiratoria y cómo prevenirla

La causa más común de las infecciones es el contagio debido a contacto o exposición con una persona o animal infectado.

Para contraer una infección respiratoria común como un resfriado o una amigdalitis es tan sencillo como estar expuesto a cambios de temperatura bruscos y contar con defensas bajas.

La contaminación y el fumar tabaco ocasionan debilidad del sistema respiratorio que fomenta la fácil propagación de virus y bacterias en las vías respiratorias.

Para prevenir una infección respiratoria se aconseja…

  • Una buena alimentación y balance de vitaminas es importante para prevenir las infecciones. Las vitaminas A, C y D son de ayuda para combatir las infecciones virales, mientras que el Complejo B ayuda a prevenir las infecciones bacterianas. La higiene personal también es indispensable.
  • Se debe evitar el contacto con personas contagiosas, no saludar de mano ni de beso; no beber y comer con los mismos utensilios así como desinfectar nuestras manos regularmente para evitar contagios.
  • Es conveniente también evitar factores de riesgo como la obesidad, la diabetes, fumar y algunos otros, que pueden provocar una mayor incidencia de infecciones respiratorias, además de aumentar su gravedad.

Cómo curar la infección respiratoria.

La infección respiratoria más común es el catarro o resfriado común, seguido de la influenza o gripe; en todos los casos debido a virus. La gripa, en la mayoría de las situaciones no se puede curar, sino que solamente se alivian los síntomas. Cuando exista una infección por bacterias el médico podría recetar el uso de los antibióticos.

Para curar una infección respiratoria se aconseja…

  • Descanso, de preferencia en cama y bien abrigado, incluso en casos de fiebre.
  • Si los malestares se presentan después de haberse mojado, lo mejor es tomar una ducha con agua caliente antes de guardar cama.
  • Ingerir muchos líquidos, incluyendo agua, tés y caldos, además de algún otro.
  • Tomar un medicamento para reducir los síntomas.
  • Hacer uso de algunos remedios naturales como miel con limón, por ejemplo.
  • Si no hay una buena respuesta en las primeras 48 horas es indispensable acudir a un médico para un diagnóstico y tratamiento