Qué es: Infección con diversos síntomas.

Afecta: Garganta, amígdalas y faringe.

Tipo de Enfermedad: Viral / Bacteriana / Hongos / Parásitos.

Tiempo de recuperación: 1 a 6 semanas.

La infección de Garganta es un padecimiento muy común que afecta a una gran parte de la población. Del 70 al 75 % de las infecciones se deben a los virus, en cuyo caso es innecesario el uso de medicamentos específicos, ya que se combaten de manera natural por el sistema inmunitario de las personas.

Síntomas de una infección de garganta:

  • Irritación.
  • Ardor.
  • Picazón.
  • Enrojecimiento.
  • Inflamación de la garganta con o sin dificultad para tragar.
  • Ronquera.
  • Tos.
  • Dificultad para respirar.
  • Flujo nasal.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Manchas blancas en las amígdalas.
  • Cansancio.
  • Dolor de articulaciones.
  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de oídos.
  • Hinchazón de las amígdalas.
  • Inflamación de la faringe.

Debido a que la mayoría de las infecciones de garganta están relacionadas con el catarro o resfriado común, la solución puede ser el alivio de las molestias mediante remedios naturales o con algunos medicamentos dirigidos a aliviar las molestias. Solo en casos graves de infecciones virales se recomienda el uso de antivirales. Para muchas situaciones es suficiente tomar limón con miel y bebidas calientes.

Cuando la infección se debe a la acción de bacterias es indispensable el uso de antibióticos, sin embargo, estos solo se deben usar bajo prescripción médica, precisamente para prevenir que se usen cuando hay una infección viral, donde no son de ningún beneficio y pudieran provocar un problema más grave.

Medicamentos para Infección de Garganta

¿Qué medicamentos puedo tomar?

Los medicamentos indicados para Infección de Garganta son, en la mayoría de los casos, los que se utilizan para el resfriado común. Dependiendo de los síntomas los principales son:

  • Antiinflamatorios. para reducir la inflamación y el dolor.
  • Analgésicos. Para aliviar el dolor.
  • Antihistamínicos. Para cuando hay congestión nasal, estornudos o erupciones en la piel, síntomas que indican una probable alergia.
  • Antivirales. En casos graves de infección viral.
  • Antipiréticos. Cuando uno de los síntomas adicionales es la alta temperatura corporal.
  • Antibióticos. Solo en caso de que la infección sea causada por bacterias.
  • Antimicóticos. Cuando la infección es provocada por hongos o levaduras.
  • Antisépticos. Desinfectan en presencia de virus, bacterias y hongos.
  • Expectorantes. Suprimen la tos.
  • Mucolíticos. Facilitan la eliminación de las secreciones.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

  • Tabletas, pastillas, cápsulas, comprimidos o grageas. Son la segunda elección, ya que es necesario que la persona pueda tragarlas sin dificultad. Algunas de las marcas más comunes son Mucoangin, Mejoral, Contac Ultra, Clavant Bid, Desenfriol D, Maxoral, etc.
  • Tabletas efervescentes. Una opción oral que viene en las marcas Tabcín, Cevalín, Redoxón Plus, Septrin, Aspirina, etc.
  • Tabletas masticables. Efectivas por su mayor tiempo de contacto con la zona afectada. Las marcas más comunes son Graneodín, Mucoangin, Cevalín, Afrinex infantil, Desenfriol-ito, Vick, Broncolín, etc.
  • Jarabe. Es la presentación preferida cuando hay infección de garganta. Las marcas más comunes son Antiflu-Des, Dimetapp, Isodine, Amicil, Dimacol, Broncolin, Advil, Augmentin, Motrin, Tylenol, Sensibit, Clavulin, Breacol, Bisolvon, Rosel, Vick, Ambroxol, etc.
  • Nebulizador. Brinda un alivio más rápido al aplicarlo directo a la garganta. La marca más común es Lonol.
  • Solución para gárgaras. Una opción efectiva en la marca Gargax.
  • Solución inyectable. Solo para casos graves e infecciones bacterianas en las marcas Augmentin, Cefaxona IV, Rapiclav, Pendiben L-A, Pendiben Compuesto, etc.

Medicamentos para la garganta para niños y bebés

Debido a que las dosis son más bajas en los medicamentos para niños, existen diversas opciones especiales como:

  • Medicamentos para niños. Mejoral-Ito, Desenfriol-Ito, Broncolin, Graneodín B, AmoBay, Afrinex Infantil, Redoxón Infantil, Advil Infantil, Dimetapp Infantil, Motrín Infantil, Tylenol infantil, Vi-DeA-C Infantil, Aderogyl C Infantil, Etc.
  • Medicamentos para bebés. Antiflu-Des Pediátrico, Ectaprim, Amoxiclav, Augmentin, Motrín Pediátrico, Tylenol Pediátrico, Advil Pediátrico, Prindex Neo Pediátrico, etc.

Los niños son muy propensos a las infecciones virales que son las que ocasionan hasta el 80 % de los casos infantiles. Es posible prevenir estas infecciones mediante las vacunas virales para la gripe o la varicela, que también puede presentar cuadros similares de un resfriado, además de sus efectos en la piel.

Cuando se descartan las infecciones virales, o no se muestra mejoría con los medicamentos en 2 a 3 días, es necesario acudir con el médico, ya que en caso de infecciones graves por virus, o que sean causadas por bacterias u hongos, serán necesarios diversos estudios para determinar el organismo responsable antes de hacer la prescripción del medicamento.

Homeopatía para Infección de Garganta

Los medicamentos homeopáticos para dolor de garganta son una alternativa para combatir este síntoma a causa de diversos problemas, incluyendo las infecciones virales y bacterianas.

Los medicamentos homeopáticos más usados son:

  • Aconitum Napelus. Se usa para la resequedad, ardor y enrojecimiento de la garganta, además de la tos.
  • Aesculus hippocastanum. Para la garganta inflamada.
  • Belladona. Para molestias por inflamación y fiebre.
  • Baptisia tincora. Para inflamación de la faringe y dolor.
  • Hephar Sulfur. Especial para cuando la persona queda sin voz.
  • Artemisa vulgaris. Usada para faringitis y otras molestias de la garganta.
  • Lachesis. Para la garganta reseca.
  • Ferrum Phosphoricum. Para infecciones en las amígdalas e infecciones catarrales.

Remedios naturales para Infección de Garganta

Los remedios naturales para Infección de garganta van dirigidos principalmente a aliviar la irritación, la tos y permitir el paso de alimentos y bebidas disminuyendo la inflamación. Muchos de ellos son suficientes para aliviarse de las infecciones más comunes que son los catarros:

  • Ingerir bebidas calientes. Caldos, tés y otras bebidas ayudan a reducir la tos, además de otras molestias en las vías respiratorias causadas por la infección de garganta.
  • Tomar líquidos en abundancia. Reponen el agua perdida por las infecciones, además de lubricar la garganta y evitar la resequedad.
  • Jugo de limón con miel. El limón aporta vitamina C que es de ayuda contra las infecciones virales y la miel alivia por sus efectos expectorantes.
  • Té de tomillo con limón y miel. Añade las propiedades antisépticas del tomillo a las mencionadas del limón y la miel.
  • Infusión de corteza de sauco y sus bayas. Efectiva contra los virus que causan la infección.
  • Infusión de limón. Vitamina C para combatir los virus, además de por sus propiedades antiinflamatorias.
  • Té de anís. Ayuda a aliviar las molestias en la garganta.
  • Gárgaras con infusión de miel y hojas de frambuesa. Combate los virus que provocan la infección.
  • Bicarbonato de sodio. Hacer gárgaras con una solución hecha con agua y una cucharada de bicarbonato. Ayuda en caso de infecciones por bacterias y para reducir la inflamación.
  • Té de regaliz. Para reducir la tos y aliviar el dolor.
  • Ajo con agua. Toma dos vasos al día del jugo de ajo machacado disuelto en agua. Sirve para eliminar bacterias.
  • Infusión de jengibre con limón y miel. Añade las propiedades analgésicas del Jengibre para aliviar el dolor, además de las ventajas de la miel y el limón.

Tipos de Infección de Garganta

La Infección de Garganta más común se debe a un resfriado simple o como síntoma de una infección por virus que en general son leves. Están también las infecciones bacterianas que pueden ser mucho más graves si no se atienden.

Los tipos de infección de garganta son:

  • Infección viral. Los síntomas comunes además de las molestias en la garganta son los relacionados con el resfriado común o la gripa. Se pueden reconocer además por un avance progresivo de la gravedad del padecimiento.
  • Por bacterias. Se manifiesta con un fuerte dolor de garganta desde el inicio y que además puede llegar con fiebre, inflamación de los ganglios, tos y otros síntomas dependiendo de la bacteria involucrada.
  • Causada por hongos. La candidiasis oral es una de las principales en este tipo. Se presenta con inflamación de ganglios, dificultad para comer y beber, además de manchas sangrientas o blancas en el interior de la boca. Es común la presencia de mal sabor de boca y un olor desagradable.
  • Infección por parásitos. Generalmente hay enrojecimiento en la garganta y manchas blancas en las amígdalas e inflamación.

Causas de Infección de Garganta y Cómo prevenirlo

Algunas de las principales causas de Infección de garganta son:

  • Contagio por personas infectadas.
  • Contacto con animales portadores.
  • Entrar en contacto con las secreciones de personas enfermas.
  • Inhalar el aire expelido por personas contagiadas al estornudar o toser.
  • Contacto de mucosa a mucosa con alguien infectado o a través de heridas abiertas.

Para prevenirla…

  • Evitar el contacto con personas que muestren signos de estar enfermas
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • Abrigarse bien a temperaturas bajas.
  • No fumar ni estar cerca de personas que lo hagan.
  • Mantener una dieta balanceada con alimentos de todos los grupos.
  • Llevar una vida sana practicando ejercicio con frecuencia.
  • Hacer uso de las vacunas existentes con la frecuencia requerida.
  • Mantener una adecuada higiene, lavándose las manos cada vez que sea necesario.
  • Utilizar antisépticos como el alcohol en gel, el gel antibacterial y otros productos.

Cómo curar la Infección de Garganta

La mayoría de las infecciones de garganta se pueden curar en muy pocos días sin utilizar medicamentos. Estos solo se requieren para aliviar los síntomas en caso de infecciones virales o para combatir las bacterias, hongos y parásitos involucrados. En general basta con seguir las recomendaciones que se mencionan a continuación:

  • Tomar un baño de agua caliente a los primeros síntomas.
  • Abrigarse bien, procurando cubrir la garganta.
  • Tomar jugos ricos en vitamina C, como el de naranja, mandarina o toronja. También son de ayuda las limonadas y el jugo de limón solo o con miel.
  • Utilizar un jarabe para la tos, ya sea especial para tos con flema o tos seca, dependiendo de la que tenga.
  • Tomar siestas durante el día y procurar dormir más horas por la noche.
  • Ingerir líquidos en abundancia y preferiblemente tibios o calientes, incluyendo agua, caldos, y tés.

Si en 2 o 3 días no se percibe una mejora en la salud, es importante acudir con un médico para que indique los estudios necesarios, previos a una prescripción de medicamentos.