Qué es: Infección.

Afecta: Los ojos.

Tipo de Enfermedad: Viral, parasitaria, micótica o bacteriana.

Tiempo de recuperación: Desde unos días hasta 3 o 4 semanas.

La Infección en Ojos es un padecimiento muy común que puede manifestarse a cualquier edad, aunque es más frecuente en la infancia. Tiene una alta incidencia pero generalmente no representa un riesgo grave para la salud. En muchos casos se alivia sin necesidad de medicamentos, dependiendo de la causa que la esté originando, ya que los agentes son principalmente los parásitos, hongos, virus y bacterias.

Dependiendo del tipo de infección en ojos de que se trate, los principales síntomas son:

  • Irritación.
  • Enrojecimiento.
  • Inflamación.
  • Ardor.
  • Comezón.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Disminución de la visión.
  • Exceso de secreciones.
  • Sensación de cuerpo extraño.
  • Lagañas.
  • Dificultad para abrir o cerrar los ojos.
  • Presión en los ojos.
  • Dolor de ojos.
  • Ojos resecos.
  • Presencia de parásitos a simple vista.
  • Alergias.
  • Granos en los bordes de los párpados.
  • Fiebre.
  • Visión borrosa.

Una infección viral en ojos que no se atienda debidamente puede extenderse a otras partes del organismo, especialmente a las vías respiratorias. Las infecciones bacterianas pueden curarse muchas veces sin necesidad de utilizar antibióticos, pero para acelerar el proceso es conveniente su utilización, aunque siempre bajo prescripción médica.

Medicamentos para Infección en Ojos

¿Qué medicamentos puedo tomar?

Existe una gran variedad de medicamentos que se pueden usar para combatir las infecciones en ojos. Entre ellos están los antibióticos, antivirales y antimicóticos, cuando se requiere atacar directamente la causa. Otros se utilizan para aliviar los síntomas:

  • Antiinflamatorios. Estos sirven para reducir la inflamación y, con ello, también el dolor. Entre los más comunes están los glucocorticoides como la Betametasona, Dexametasona y la Prednisolona o los no esteroideos como el Diclofenaco.
  • Analgésicos. Son específicos para aliviar el síntoma de dolor, pero se recetan más los antiinflamatorios.
  • Antivirales. Las infecciones virales pueden ser las más difíciles de aliviar, por lo que casi siempre se requiere del uso de estos medicamentos. El Aciclovir es uno de los más usados, especialmente si la causa es el virus del herpes.
  • Antibióticos. Para combatir las infecciones de origen bacteriano. Algunos de los más frecuentes son la Bacitracina, Neomicina, Polimixina y Trobamicina.
  • Antimicóticos. Se usan cuando la causa de la infección es un hongo. La Natamicina es uno de los más comunes.
  • Antipiréticos. Ayudan a disminuir la fiebre. Uno de uso generalizado es el Paracetamol.
  • Antihistamínicos. Para síntomas muy similares a las infecciones provocadas por alérgenos. La Loratadina es uno de los medicamentos activos más extendidos.
  • Descongestivos. Indicados para aliviar la congestión de la conjuntiva o membrana externa de los ojos. Entre los medicamentos activos principales está la Tetrizolina.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

  • Tabletas, cápsulas o grageas. Una de las presentaciones más frecuentes para cualquier padecimiento. Las marcas específicas para este padecimiento incluyen Alin, Calcort, Dilarmine, Dimegan, Ilosone 500, Zaditen, Zaditen SRO, Meticorten, Setatrep, etc.
  • Tabletas dispersables. Alternativa oral de fácil uso. La marca principal es Sensibit Oro 10.
  • Crema, gel, unguento o pomada. Es una opción a las gotas. Las marcas incluyen Dilar, Terramicina, Polixin Ungena, Cloramfeni Ungena, etc.
  • Jarabe. Es otra opción oral para estos padecimientos. Las marcas más comunes son Zaditen, Urtisin, etc.
  • Gotas. Esta presentación es de las más comunes para este tipo de padecimientos, por aplicación directa en el lugar. Algunas de las marcas son Eye-Mo Rojo, Loretex, Synalar oftálmico, Lotesoft oftálmico, Alin oftálmico, Ciriax D, Garasone, Patanol, Cloramfeni, Zaditen, Deltamid, etc.
  • Solución inyectable. Es una opción para uso hospitalario o medicamentos de reacción rápida. Entre los frecuentes están Alin, Alin Depot, Terramicina, etc.

Medicamentos para la Infección en Ojos para niños y bebés

Existen algunas presentaciones de medicamentos específicos para niños y bebés para atender la infección ocular:

  • Medicamentos para niños. Sensibit D, etc.
  • Medicamentos para bebés. Sensibit, etc.

Las infecciones en los ojos son muy frecuentes en los niños, pero en la mayoría de los casos basta con atender las molestias e irritación con gotas.

Homeopatía para Infección en Ojos

Son muy variados los medicamentos homeopáticos que se recetan para las diversas infecciones de ojos, especialmente a las que causan conjuntivitis. .

Los medicamentos homeopáticos de uso más frecuente son:

  • Apis. Especialmente para cuando hay inflamación de los ojos y en los párpados.
  • Belladona. Cuando hay enrojecimiento y dolor en los ojos.
  • Aconitum. Para los diversos síntomas de la conjuntivitis.
  • Pulsatilla. Sirve para varias de las molestias, especialmente cuando hay resequedad y picazón.
  • Euphralia. Sirve principalmente cuando hay gran sensibilidad a la luz.
  • Rhus Toxicodendron. Se receta principalmente en infecciones virales por el virus del herpes.

Remedios naturales para Infección en Ojos

Ya que la mayoría de las infecciones en ojos son de poco riesgo, es posible utilizar algunos remedios naturales para el alivio de los síntomas en lo que el sistema inmunológico se encarga de las bacterias, hongos o el microorganismo que esté propiciando la enfermedad. Algunos de los más comunes son:

  • Compresas de agua caliente. Se deben aplicar varias veces al día hasta total curación. Es útil especialmente en el caso de una conjuntivitis o por presencia de perrillas en los párpados.
  • Té verde. Aplicar las bolsas tibias ya usadas de té verde como compresas. Sirve como antiinflamatorio.
  • Té de manzanilla. Aplicar también como compresa humedeciendo un paño limpio con el té de manzanilla caliente o las bolsas de té usadas. Sirve principalmente para aliviar las perrillas-
  • Miel de abeja. La miel se puede aplicar directamente sobre los párpados para reducir la inflamación o rebajando con un poco de agua.

Tipos de Infección en Ojos

Existe una gran variedad de tipos de infección de ojos, dependiendo de la parte que se esté afectando principalmente, del microorganismo responsable y otros factores. Los más comunes son:

  • Blefaritis. Este padecimiento implica la inflamación de los bordes de los párpados. La mayoría de las veces es provocada por bacterias y puede sanar sin usar antibióticos, aunque estos son de ayuda para sanar más rápido.
  • Celulitis orbital. Es la inflamación de ambos párpados como consecuencia de la infección y con presencia de fiebre en algunos casos.
  • Conjuntivitis. El nombre indica la inflamación de la conjuntiva, que es la membrana que recubre al ojo. Puede ser provocada por muy variados agentes, incluyendo bacterias, virus, hongos y parásitos.
  • Dacriocistitis. Es la inflamación por infección de los lacrimales.
  • Orzuelos o perrillas. Es la inflamación de una glándula sebácea que puede llenarse de pus y tener la apariencia de un barro.
  • Queratitis. Es la inflamación de la córnea debido a una infección bacteriana o por hongos, en la mayoría de los casos.
  • Uveítis. En general es la inflamación de la capa media del ojo que incluye el iris. Puede ser provocada por bacterias o virus.

Causas de Infección en Ojos y Cómo prevenirla

Las causas pueden variar aún y cuando los síntomas de la infección en ojos sean muy similares. La gravedad también puede ser muy distinta. Las infecciones de mayor riesgo son las virales. Las principales causas de estas infecciones son:

  • Bacterias.
  • Hongos.
  • Parásitos.
  • Virus, especialmente el virus herpes simple y herpes zóster.
  • Laceraciones.
  • Uso de lentes de contacto sin la higiene apropiada, especialmente por el riesgo de infecciones micóticas y bacterianas.
  • Mala higiene ocular.
  • Cuerpos extraños que causen alguna lesión.
  • Infecciones posteriores a cirugías de cataratas.
  • Ambientes insalubres.

Para prevenirla…

  • Evitar el contacto con personas infectadas.
  • No tocarse los ojos sin haberlos desinfectado previamente.
  • Hacer uso de aerosoles y otras soluciones ambientales de sanitización.
  • Lavarse las manos con frecuencia.
  • No compartir ropa de cama.
  • No nadar usando lentes de contacto.
  • Desinfectar los lentes de contacto antes de colocarlos nuevamente en los ojos.
  • No dormir utilizando lentes de contacto, incluso si son del tipo respirable para usar de noche.

Cómo curar la Infección en Ojos

Si a pesar de haber tomado todas las precauciones se adquiere una infección en ojos es necesario seguir las siguientes recomendaciones para curarse más rápido:

  • Mantener una higiene adecuada de las manos y los ojos.
  • Aplicar compresas calientes o con alguna hierba que ayude a desinflamar.
  • Si se sospecha de una infección viral, acudir al médico lo antes posible.
  • Usar gotas para los síntomas o específicas para el tipo de infección.
  • Hacer uso de otros medicamentos recetados por el especialista.
  • No compartir la ropa de cama para evitar el contagio a otras personas.
  • Mantenerse en reposo y de preferencia en cama con luz tenue, especialmente si hay alta sensibilidad a la luz.
  • Reducir al máximo el contacto con otras personas en lo que dura la infección.

Las infecciones generalmente se curan en pocos días y hasta una semana. En caso de falta de atención, complicaciones o alguna infección especialmente difícil, el padecimiento puede durar algunas semanas y hasta meses.