Qué es: Aumento de flujo sanguíneo en una zona dañada como reacción del cuerpo para aislarla.

Afecta: Cualquier órgano o tejido con daño.

Tipo de Enfermedad: Es un Síntoma de un daño.

Tiempo de recuperación: Pocos días.

La Inflamación es la reacción del cuerpo al daño causado a una parte de nuestro cuerpo a través de un golpe, herida, picadura o proceso infeccioso. Se sabe que un tejido o una zona está inflamada cuando se enrojece, aumenta de tamaño, hay dolor e inclusive sensación de calor, esto debido a que el cuerpo aumenta el flujo sanguíneo en la zona afectada.

Necesitamos medicamentos para desinflamar cuando existen golpes o desgarres, picaduras, mordeduras, alergias o inclusive golpes o daños en tejidos u órganos.

Los síntomas que se presentan cuando es necesario desinflamar algún músculo o tejido son:

  • Enrojecimiento en la zona inflamada.
  • Calor en la zona afectada.
  • Dolor.
  • Rigidez de la parte afectada.
  • Irritación.
  • Acumulación de líquidos.
  • Fiebre.

Las infecciones de parásitos, virus, bacterias y hongos son algunos de los padecimientos que requieren de desinflamar alguna parte del organismo. Las cirugías o intervenciones también pueden requerir de un tratamiento para desinflamar.

El hielo es un remedio casero que siempre está a la mano para poder desinflamar, especialmente cuando se trata de problemas sobre músculos, ligamentos o la piel. Para órganos internos como el estómago se usa comúnmente bicarbonato de sodio.

Medicamentos para Desinflamar

¿Qué medicamentos puedo tomar?

 

Los medicamentos utilizados para desinflamar son los antinflamatorios.

  • Antiinflamatorios. Reducen la inflamación y con ello el dolor.
    • Corticosteroides. Son hormonas que pueden ser naturales o de origen semi sintético.
    • No esteroideos. Antiinflamatorios que no contienen esteroides. Son los más comúnmente utilizados.
    • Antireumatoides. Modifican el sistema inmunológico.
    • Antihistamínicos H1. De efecto leve o indirecto para desinflamar.
    • Antigotosos. Inhiben la inflamación como respuesta a la presencia de los cristales de ácido úrico.
  • Analgésicos. Ayudan a reducir el dolor que siempre acompaña las inflamaciones.
  • Antiinfecciosos. Las infecciones son causas comunes de una inflamación. Dependiendo del tipo de infección se usan los siguientes medicamentos:
    • Antibióticos. para bacterias.
    • Antivirales. En caso de virus.
    • Antiparasitarios. Para parásitos.
    • Antimicóticos. Para hongos o levaduras.
  • Antihistamínicos. Para cuando la inflamación tiene una causa alérgica.

Dependiendo del padecimiento que provoque la inflamación, otros medicamentos deben acompañar el tratamiento, ya que los antiinflamatorios solo alivian la inflamación, pero no curan la enfermedad que la causa.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

  • Tabletas, pastillas, cápsulas, comprimidos o grageas. Es la presentación más frecuentemente utilizada. Algunas de las marcas son Aspirina, Asacol, Ariflam, Atalak, Pentasa, Seramine, Salofalk, Flanax, Dafloxen, Motrin, Tabalon, Dolo-Neurobión, etc.
  • Tabletas masticables o dispersables. Se absorben fácilmente. La marca principal es Aspirina.
  • Tabletas efervescentes. También de fácil absorción y efecto rápido. Las marcas más usuales son Aspirina, Galedol, etc.
  • Jarabe. Es una alternativa oral. Las marcas más comunes son Arsenal, Aflamid, Dafloxen, Diferbest, Flanax, Flaxendol, Napoxol, Novaxen, Pactens, Proxalin, Sodixen, Tandax, Advil, Aflusil, Carone, Cataflam, Motrin Pediátrico, Tabalon, Deflox, Flamydol, Pharmaflam, etc.
  • Solución inyectable y polvo para solución. Para casos más graves. Las marcas más usuales son Exel, Flexol, Melosteral, Dibasona, Melican, Mobicox, Metax, Atalak, Artrenac, Adrecort, Diclac, Dicloran, Diqfanol, Dofen, Dolflam, Galedol, Selectofen, Volfenac, Voltarén, Cortidex, Dexilal, Reusan, Vericort, Nositrol, Keral, Stadium, Votripax, etc.
  • Supositorios. Para usos más específicos como inflamaciones intestinales. Las marcas más comunes son Pentasa, Salofalk, Flanax, Flexol, Flamydol, Flogoken, Voltarén, etc.
  • Crema, pomada o gel. Der uso frecuente al poder aplicarse directamente en el lugar de la inflamación. Las marcas más comunes son Maxidex, Procto-Glyvenol, Doxiproct Plus, Locoid, Proavenal H, Microsona, Voltarén Emulgel, Dolaren, Cataflam Emulgel, Bristaflam, etc.
  • Gotas. Para inflamación localizada. Las marcas son Coxylan, Fidoin-Q, Cataflam, Deflox, Dexafrin, Examsa, Pharmaflam, Voltarén, etc.
  • Sobres. Es una presentación poco frecuente para este padecimiento donde las marcas disponibles son Dioxaflex Rapid, Bristaflam, etc.
  • Enema. Principalmente para inflamación intestinal. La marca más usual es Salofalk.
  • Aerosol. Un medio de aplicación externo. La marca más usual es Voltaren.
  • Parche. Una presentación más novedosa. Las marcas principales son Dioxaflex, Voltarén, etc

Medicamentos para desinflamar para niños y bebés

 

Los niños de todas las edades son propensos a las inflamaciones internas y externas, por lo que existen también medicamentos para ellos. Algunas de las marcas son:

  • Medicamentos para niños. Gelidol-Ito, Flamydol Junior, Deflox, etc.
  • Medicamentos para bebés. Motrin Pediátrico, Flamydol, etc.

Homeopatía para Desinflamar

 

Los medicamentos homeopáticos para desinflamar son muy utilizados por algunas personas. Varios de ellos están disponibles en cualquier hogar como es el caso de la árnica. Los medicamentos homeopáticos más usados para desinflamar y aliviar el dolor muscular son:

  • Belladona. Sirve para inflamación de ojos, garganta, cerebro, hígado y pulmones principalmente.
  • Aconitum. Para procesos inflamatorios con presencia de fiebre.
  • Árnica Montana. Útil para inflamación con presencia de moretones, várices, etc.
  • Euphrasia. En inflamación de ojos, nariz y articulaciones.
  • Kali Muriaticum. Para inflamación en mucosas.
  • Ferrum Phosphoricum. Se usa en inflamaciones de las vías respiratorias a los primeros síntomas.
  • Kali Sulphuricum. Para las inflamaciones más graves.
  • Mercurius Solubilis. Inflamación de ganglios, garganta y otras inflamaciones.

Remedios naturales para Desinflamar

 

Los remedios naturales para desinflamar se pueden encontrar fácilmente en cualquier hogar. Algunos de los más usados son:

  • Compresas con hielo. Ayuda a desinflamar y a la vez reduce el dolor.
  • Requesón. Se aplica directamente sobre la inflamación, se cubre con una tela o gasa y se deja por  30 minutos.
  • Repollo o col. Se calientan unos minutos en agua tibia, se sacan y aplican directamente sobre la inflamación. Se dejan también 30 minutos cubriendo con gasa o tela.
  • Pepino. Para desinflamar los ojos colocándolo en rodajas por 30 a 60 minutos para inflamaciones oculares.
  • Bolsas de té de manzanilla. Las bolsas desechadas después de tomar el té se dejan en el refrigerador hasta que se necesiten. Se aplican directamente sobre la zona de la inflamación, incluso sobre los párpados.
  • Té de ortiga con estevia. Preparar té con hojas de ortiga endulzando con estevia. Se toma a lo largo del día hasta que surta efecto.
  • Agua caliente con sal. Sumergir los pies en agua caliente con sal es un remedio muy usado para la hinchazón.

Tipos de Inflamaciones

 

La inflamación por su tiempo de duración se clasifica principalmente en:

  • Aguda. De aparición repentina y corta duración como la que ocurre por un golpe, hemorragias, desgarres o úlceras.
  • Crónica. Inflamación que puede durar desde varias semanas a meses como en el caso de los tumores.

Causas de Inflamaciones y cómo prevenirlas

 

Las contusiones o golpes son una de las causas más frecuentes de inflamaciones sobre la piel y en tejidos, mientras que las infecciones provocan muchas otras que en ocasiones no se perciben como inflamación por no estar a la vista, pero que afectan a órganos internos o externos. Algunos procesos inflamatorios pueden durar años.

Las causas de las inflamaciones son:

  • Traumatismos. Los golpes en cualquier parte del cuerpo provocan una respuesta inmediata que se traduce en inflamación.
  • Infecciones. Las infecciones virales, bacterianas, parasitarias y por hongos también producen inflamación en mucosas, la piel, músculos, órganos, etc.
  • Por cuerpos extraños. Estos forman un tipo de inflamación conocido como granuloma. Desde una espina clavada hasta la aspiración de productos tóxicos.
  • Rozaduras.
  • Picadura de insectos.
  • Mordeduras.
  • Alergias. Tanto cuando se comen alimentos como el cacahuate y las fresas,  como por ser alérgico a la picadura de abejas y otros insectos.
  • Quemaduras.
  • Radiación.
  • Heridas.
  • Cirugías.
  • Enfermedades. Diversas enfermedades también pueden provocar inflamación, como la artritis o la cirrosis, por ejemplo.
  • Herencia. En padecimientos como la tiroiditis.

Para prevenir la inflamación se recomienda:

  • Dieta balanceada reducida en azúcares, gluten, lácteos, sal y carnes rojas.
  • Abstenerse de beber alcohol.
  • Evitar el humo del tabaco.
  • Hacer ejercicio ocupando todos los implementos necesarios para prevenir las contusiones, como espinilleras, casco, etc.

Cómo curar la inflamación

 

La inflamación es una respuesta del organismo que pretende aliviar el problema. Se debe tener especial cuidado de detectar la causa de la inflamación lo antes posible para prevenir daños mayores.

Las primeras acciones al percibir la inflamación son:

  • No mover la parte afectada.
  • Comprobar que no exista fractura u otro daño grave que esté provocando la inflamación. Si existe duda acudir al médico inmovilizando la parte afectada para que hagan radiografías.
  • Aplicar hielo o compresas de agua fría para reducir la inflamación. No aplica en todas las inflamaciones.
  • En algunas inflamaciones son mejores los baños en agua caliente con sal, particularmente en la hinchazón de pies por diversas causas.
  • Usar un medicamento en forma de crema para la inflamación de ser posible.
  • Reposar. Casi siempre es necesario el descanso para aliviarse de la inflamación.
  • Si la causa de la inflamación es por una alergia puede ser indispensable acudir a un hospital lo antes posible, especialmente si se hincha la cara, la garganta, los labios, etc.

En muchos casos es importante efectuar estudios adicionales, análisis clínicos y otras pruebas para encontrar la verdadera causa del padecimiento y poder desinflamar y aliviar la enfermedad que provoca la inflamación.