Qué es: Aumento de flujo sanguíneo en una zona del cuerpo.

Afecta: Órganos blandos.

Tipo de Enfermedad: Inflamatoria.

Tiempo de recuperación: Desde pocas horas a algunos días.

La Inflamación es considerada como una de las consecuencias cuando hay una lesión, contacto con cuerpos alérgenos, la picadura de insectos, quemaduras o de un proceso infeccioso de algún tipo, además de otros motivos. Siempre que se presentan las inflamaciones están acompañadas de algunos otros síntomas o de la causa principal que las provoca.

Algunos de los síntomas que pueden estar presentes al haber inflamación son:

  • Dolor.
  • Enrojecimiento de la zona inflamada.
  • Calor en la zona de inflamación.
  • Dificultad de movimiento o rigidez.
  • Irritación.
  • Quemadura.
  • Ardor.
  • Herida o lesión.
  • Sangrado.
  • Acumulación de líquidos.
  • Ulceración.
  • Fiebre.
  • Infestación parasitaria.
  • Infección por hongos, virus o bacterias.
  • Raspones.
  • Golpes.

Cuando las inflamaciones son provocadas por una infección, la cura implica la toma de medicamentos específicos para el padecimiento que pueden ir acompañados de antiinflamatorios. Si la infección es del tipo bacteriana implica que se debe consultar al médico, ya que todos los antibióticos que se venden en México requieren de prescripción médica.

No obstante, la atención de un proceso inflamatorio de manera rápida mediante primeros auxilios puede disminuir los daños y el dolor, incluso si se usan algunos remedios caseros.

Medicamentos para Inflamación

¿Qué medicamentos puedo tomar?

Los medicamentos que se utilizan directamente para combatir la  Inflamación son los antiinflamatorios. Muchos otros pueden ser necesarios dependiendo de la causa de la inflamación y de otros síntomas:

  • Antiinflamatorios. Los principales son los corticosteroides como la Betametasona o los no esteroideos como el Naproxeno y el Diclofenaco.
  • Analgésicos. La inflamación provoca dolor que puede requerir de analgésicos como la Lidocaína para combatir el dolor
  • Antibióticos. Son indispensables para combatir las infecciones por bacterias. Se usan una gran variedad que incluye la Amoxicilina.
  • Antivirales. Para combatir las infecciones virales. Algunos de los medicamentos son la Amantadina y Zanamivir.
  • Antiparasitarios. Se usan cuando la causa es una infestación parasitaria. Uno de los medicamentos comunes es el alcohol etílico, el peróxido de hidrógeno, el polvo de Sulfatiazol, el Triclosán, etc.
  • Antimicóticos. Son útiles cuando hay una infección por hongos o levaduras. La Terbinafina y el Clotrimazol son algunos de los más efectivos.
  • Antihistamínicos. Para cuando la inflamación tiene una causa alérgica. La Desloratadina o la Cetirizina son de uso frecuente.
  • Antipiréticos. Ayudan a reducir la fiebre. Uno muy común es el Acetaminofen o Paracetamol.
  • Cicatrizantes. Ayudan a aliviar las quemaduras y laceraciones. Uno de los medicamentos es el Dexpantenol, que es una forma de la vitamina B5.

La cantidad de enfermedades que pueden provocar las inflamaciones en alguna parte del organismo es muy grande, por lo que la lista de medicamentos también lo es, considerando las curas para cada padecimiento.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

  • Tabletas, cápsulas o grageas. Es la presentación principal. Incluye las marcas Voltaren Dolo, Andorson’s, Celestamine NS, Naxen, Flanax, Analgen, Dolotandax, Naxodol, etc.
  • Tabletas masticables o dispersables. Práctica presentación. La Aspirina es de uso frecuente.
  • Tabletas efervescentes. Otra modalidad oral. Las marcas más comunes son Galedol y Aspirina.
  • Jarabe. Una opción adicional del medicamento oral. Algunas de las marcas usuales son Aviant, Azomyr, Febrax, Dafloxen F, Deflox, etc.
  • Solución inyectable y polvo para solución. Usual para algunos medicamentos y casos graves. Algunas de las marcas son Celestone, Cronolevel, Diprospan, Dolflam, Gadital, etc.
  • Supositorios. Se usa en inflamación de órganos internos principalmente. Algunas de las marcas más comunes son Dafloxen F, Febrax, Flanax, Flexol, Pentasa, Scheriproct, Voltarén, etc.
  • Crema, pomada, unguento o gel. De uso común para inflamación en la piel. Las marcas más comunes son Diprosone, X Ray Gel, Locoid, Nutracort, Voltaren Emulgel, Quadriderm, Triderm, Zisual C, etc.
  • Gotas. Para la inflamación de algunas partes del organismo. Las marcas más usuales son Coxylan, Fidoin-Q, Oto, Orecil NF, Sodrimax, Soldrin, Trazinac Ofteno, Voltarén, Uvega, etc.
  • Aerosol. Opción a las pomadas. Las marcas más usuales son Betnovate y Voltaren.
  • Parche. Una presentación más novedosa. Las marcas principales son Dioxaflex, Thermo Pad, Voltarén, etc.
  • Óvulos. Usado para padecimientos femeninos. Algunas de las marcas son Lomecan, Canesten V, etc.

Medicamentos para Inflamación en niños y bebés

Las inflamaciones de diversos tipos son muy frecuentes en niños, especialmente por contusiones y caídas, además de otras causas. Algunas marcas están disponibles para los pequeños por las bajas concentraciones que requieren para su tratamiento:

  • Medicamentos para niños. Meticortelone Infantil, Cataflam Junior, Deflox, etc.
  • Medicamentos para bebés. Celestamine NS Pediátrica, Celestone Pediátrico, Fisopred Pediátrica, Liberdux Pediátrico, etc.

Homeopatía para Inflamación

La lista de medicamentos homeopáticos indicados para desinflamar diversas partes del cuerpo es grande. Algunos de los medicamentos de este tipo más usados son:

  • Aconitum. Se usa cuando hay presencia de fiebre, además de la inflamación.
  • Árnica Montana. Aplica para inflamaciones relacionadas con golpes y problemas de los vasos sanguíneos.
  • Belladona. Se utiliza comúnmente para la inflamación de órganos blandos como los pulmones y ojos.
  • Euphrasia. Sirve para tratar la inflamación de articulaciones, ojos y nariz.
  • Ferrum Phosphoricum. Para atender a los primeros síntomas de inflamación de las vías respiratorias altas.
  • Kali Muriaticum. Es útil en la inflamación de mucosas.
  • Kali Sulphuricum. Este medicamento puede ser muy útil cuando la inflamación alcanza niveles críticos.
  • Mercurius Solubilis. Útil para la inflamación de las vías respiratorias altas y los ganglios linfáticos.

Remedios naturales para Inflamación

Cuando se presentan algunos tipos de inflamaciones, siempre es posible reducir los efectos al utilizar lo antes posible algunos remedios caseros. Entre los más comunes están:

  • Agua caliente con sal. El baño de pies con agua caliente con una taza de sal es un remedio común para el pie diabético.
  • Canela con miel. El té de canela endulzado con miel ayuda a desinflamar el abdomen.
  • Col o repollo. Las hojas de col se calientan y aplican en el lugar afectado conforme se soporte. Puede dejarse por espacio de 30 minutos para que actúe, fijándolas con gasa o vendaje.
  • Hielo. Aplicado en compresas reduce la inflamación y alivia el dolor.
  • Manzanilla. Las bolsas de té usadas se aplican directamente sobre la zona de la inflamación.
  • Pepino. Ayuda a desinflamar los ojos colocando rodajas por 30 a 60 minutos.
  • Requesón. También se debe aplicar sobre la zona afectada, cubriendo con tela, vendaje o gasa para que actúe por 30 minutos.
  • Ortiga con estevia. Preparar té con las hojas de ortiga y endulzar con estevia. Se debe tomar varias veces durante el día hasta desinflamar.

Tipos de Inflamaciones

Son dos los tipos que existen de inflamaciones considerando su durabilidad. Estos son:

  • Inflamación aguda. Aparece de repente como consecuencia de una lesión o golpe, además de por procesos infecciosos. Se alivia pronto.
  • Inflamación crónica. Como su nombre lo indica, es un padecimiento crónico cuya curación puede requerir de varias semanas o meses.

Causas de Inflamaciones y cómo prevenirlas

Cuando se recibe un golpe de cualquier tipo, la reacción normal del organismo son las inflamaciones. Esta no es la única causa, pero sí una de la más frecuente en niños y adultos.

Las causas de los diversos tipos de inflamación son:

  • Alergias. Entre los síntomas más peligrosos de una alergia está la inflamación, especialmente cuando ocurre en la garganta o la lengua ya que no permite respirar.
  • Cirugías. La cirugía es un proceso invasivo que provoca inflamación.
  • Enfermedades. Algunas enfermedades pueden provocar inflamación, como la peritonitis o la rinitis.
  • Heridas. Cualquier laceración o herida provoca una inflamación en el tejido afectado.
  • Herencia. Algunos padecimientos hereditarios provocan inflamación, como ocurre con el hipertiroidismo.
  • Infecciones. Muchas de las enfermedades infecciosas provocan inflamación en alguna parte del cuerpo, como ocurre con la rinitis infecciosa.
  • Mordeduras. La mordedura de algún animal provoca también la reacción inflamatoria, además de que puede agravarse por una infección.
  • Picadura de insectos. La picadura de insectos provoca una inflamación con mucha rapidez.
  • Por cuerpos extraños. Casi cualquier cuerpo extraño que se inserte en nuestro organismo tiene la particularidad de provocar una inflamación, que pudiera incluso infectarse para formar cuadros más graves.
  • Quemaduras. Las quemaduras provocan una inflamación de muy fácil infección.
  • Radiación. La radiación solar, por ejemplo, puede causar la inflamación de la piel como consecuencia de quemadura.
  • Rozaduras. La fricción de la piel con otros objetos provoca una rozadura que en sí también causa inflamación.
  • Traumatismos. Los golpes en cualquier parte del cuerpo provocan una respuesta inmediata que se traduce en inflamación.

Para prevenir la inflamación se recomienda:

  • Utilizar todos los implementos de seguridad necesarios en la práctica de deportes para prevenir golpes.
  • Evitar el consumo del alcohol y otras drogas.
  • No consumir los alimentos a los que se puede tener alergia, como cacahuates, fresas, etc.
  • Disminuir o eliminar el consumo de grasas saturadas.
  • Mantener una dieta reducida en azúcares, leche y pan blanco.
  • Evitar caminar de noche con las luces apagadas o en lugares muy obscuros.
  • Seguir todas las recomendaciones de prevención de accidentes en cualquier lugar que se encuentre.

Cómo curar la inflamación

Las inflamaciones no son el problema realmente ya que siempre tienen una causa, pero si no se alivian o reducen, las molestias pueden ser muy fuertes y el dolor se intensificará. Por ello, es conveniente desinflamar lo antes posible para evitar complicaciones.

Las primeras acciones a tomar en cuanto se presenta la inflamación son:

  • No mover si esta se debe a un golpe o caída.
  • Verificar que no existan fisuras, fracturas o algún otro daño en los huesos, cartílagos y otras partes del organismo que pudieran haberse visto afectadas.
  • Aplicar compresas de hielo lo antes posible puede ser de mucha ayuda dependiendo de la inflamación y causa.
  • Si el problema es un pie inflamado generalmente se recomienda la inmersión en baños de agua caliente con sal.
  • Si se dispone de algún antiinflamatorio y analgésico en unguento de debe aplicar lo antes posible.
  • Acudir al médico o llamar a emergencias por ayuda dependiendo del caso. Es particularmente importante la asistencia médica en caso de alergias.
  • Seguir el tratamiento recomendado por el médico hasta total curación.

En algunos casos será necesario obtener radiografías para comprobar que no existan daños internos, pero estos serán indicados por un médico al momento del diagnóstico. Otros estudios y análisis pudieran requerirse también.