Qué es: Lesión física.

Afecta: La piel y tejidos blandos.

Tipo de Enfermedad: quemadura, desprendimiento, cortadura, picadura, etc.

Tiempo de recuperación: desde pocos días hasta 2 semanas.

Las heridas están dentro de los padecimientos más comunes que se pueden presentar en casi cualquier lugar en que nos encontremos. Se pueden ocasionar con el roce del borde de una hoja de papel y de muchas otras maneras. Cuando se presentan pueden hacerlo acompañadas de diversos síntomas.

Síntomas que pueden estar presentes con las Heridas:

  • Ardor.
  • Calor en la zona afectada.
  • Cicatrización parcial o total.
  • Corte en la piel.
  • Desgarramiento.
  • Dolor.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Inflamación.
  • Infecciones, en cuyo caso podría haber presencia de mal olor, pus y un mal aspecto en general, además de formación de abscesos y hasta fiebre.
  • Moretones.
  • Perforación de piel y tejidos.
  • Quemaduras.
  • Raspones.
  • Sangrado.
  • Ulceración.

La gravedad de las heridas depende de la manera en que se hicieron, la zona afectada y su profundidad. En su mayoría requieren de atención inmediata para prevenir infecciones, pero se debe tener cuidado de que no hayan lesiones más graves, como fracturas de huesos. Algunas heridas pueden necesitar también de que se cosan para poner puntos que ayuden a cerrar correctamente.

Medicamentos para Heridas

¿Qué medicamentos puedo tomar?

Los medicamentos que se usan más comúnmente para la atención de toda clase de heridas son los antisépticos, cuya finalidad es la de limpiar la zona afectada y prevenir una infección. En general, los tipos de medicamentos de uso más frecuente incluyen los siguientes:

  • Analgésicos. Las heridas generalmente causan dolor. Si este es muy fuerte se requiere combatir primero con este tipo de medicamentos como el Paracetamol y la Codeína y aplicar incluso sedantes o anestésicos.
  • Anestésicos o sedantes. Son más potentes que los analgésicos y en muchos casos se usan después de ellos. Algunos de los más usuales son la Bupivacaína, la Lidocaína, la Mepivacaína, la Prilocaína, etc.
  • Antibióticos. Son útiles cuando hay una infección causada por bacterias en la herida. Los más frecuentes son Amoxicilina, Bacitracina, Cefalexina, Gentamicina, Neomicina, Polimixina, etc.
  • Antiinflamatorios. Las heridas provocan una respuesta que desencadena una inflamación. Para combatirla se pueden usar antiinflamatorios no esteroideos como los corticosteroides. Algunos de los más comunes son el Diclofenaco, la Betametasona, la Fluocinolona, etc.
  • Antipiréticos. Cuando hay fiebre es necesario disminuir la temperatura corporal con el uso de estos medicamentos. El más usado es el Paracetamol.
  • Antimicóticos o antifúngicos. Para cuando hay infecciones causadas por hongos. Entre los más frecuentes están el Clotrimazol, la Nistatina, Terbinafina, etc.
  • Antisépticos. Previenen la infección en las heridas. Los de uso más frecuente son el alcohol etílico, Clorhexidina, peróxido de hidrógeno, Povidona yodada, Tiomersal, violeta de genciana, etc.
  • Antivirales. Para cuando las heridas se han infectado con virus. El más utilizado es el Aciclovir.
  • Cicatrizantes. Favorecen la curación de la herida más rápidamente. La Pirfenidona y la Beclapermina son dos de los más usuales.

En casos más graves pudieran llegar a requerirse de medicamentos anestésicos, especialmente si se requiere de una intervención quirúrgica para la atención de la herida.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

  • Tabletas, cápsulas, grageas, etc. Aunque es la presentación más común para diversos padecimientos, en este caso está más limitada. En este caso las marcas usuales son Anitrim, Floxager, Fosfocil, Italnik, Lincocin, Pentrexyl, Posipen, Rimsalin, Spectracef, Terabol, Unasyn, Zinnat, etc.
  • Tabletas masticables. Se usan principalmente para niños. Las marcas más comunes son Coriver Infantil, Mejoralito, Pharmacen-M y Tylenol.
  • Cremas, unguentos, aerosol, geles y soluciones de aplicación directa. Son las presentaciones más comunes para estos padecimientos. Entre las principales marcas están Blastoestimulina, Dermodine, Fast Aid Plus, Fitoestimulina, Merthiolate, Kitos-Cell-Q, Italdermol G, Neosporin Dérmico, Recoverón NC, Regranex, Sufrexal, Terramicina, Vioformo, Vitacilina, etc.
  • Solución oral. No es muy común para este padecimiento, excepto para algunos de los medicamentos utilizados, como antipiréticos y antibióticos. Algunas de las marcas son Anitrim, Dalacin C, Lincocin, Pentrexyl, Rimsalin, Zinnat, etc.
  • Polvo. Aplicación de uso directo sobre las heridas. Las principales marcas incluyen a la Blastoestimulina, Dalidome, Debrisan, Madecassol, etc.
  • Solución inyectable. Generalmente de uso hospitalario y para atender heridas cuando hay infección. Entre las principales marcas están Bactokina, Fosfocil, Garamicina, Libiocid, Limidrax, Rimsalin, Tempra, Tindortec, Unasyn, Yectolin, Zinnat, etc.

Medicamentos para Heridas para niños y bebés

Los niños sufren muchas heridas que deben ser atendidas. La mayoría de ellas solo requieren de antisépticos, que son los mismos que para los adultos. En algunos otros medicamentos hay presentaciones especiales para los pequeños como las siguientes:

  • Medicamentos para niños. Amobay, Coriver, Dalacin, Fosfocil, Mejoralito Junior, Tempra, Tylenol, etc.
  • Medicamentos para bebés. Anitrim, Mejoralito Pediátrico, etc.

La vacuna antitetánica se aplica desde niños y a adultos en determinados empleos de riesgo de sufrir heridas.

Homeopatía para Heridas

La homeopatía también dispone de medicamentos para la atención de heridas y la prevención de que estas se infecten. También para atender las que ya están infecctadas. Los principales medicamentos son:

  • Árnica. Para heridas provocadas por golpes.
  • Arsenium iodatum 7 a 9 CH. Ayuda a desinflamar las heridas, además de acelerar la cura y cicatrización.
  • Belladona 5 a 7 CH. Actúa desinflamando la herida, especialmente las causadas por quemaduras.
  • Caléndula. previene y combate infecciones, además de favorecer la cicatrización de la herida.
  • Bryonia dioica TM. Ayuda a aliviar el dolor además de desinflamar.
  • Hypericum Peroratum. Ayuda a cicatrizar las heridas.
  • Kalium bicromicum. Desinflama en heridas provocadas por quemaduras de tercer grado.
  • Ledum Palustre 5 CH. Actúa como antiinflamatorio, especialmente en heridas provocadas por picaduras de insectos.
  • Natrum sulfuricum 15 a 30 CH. Tiene un efecto cicatrizante además de antiinflamatorio.

Remedios naturales para Heridas

Los remedios caseros para ayudar a curar las heridas también son muy abundantes. Entre los más conocidos y de mayor efectividad están los siguientes:

  • Aceite esencial de geranio. Es útil cuando hay infecciones o para prevenirlas.
  • Cebolla y miel. El producto de moler media cebolla con 2 cucharadas de miel y aplicar la pasta sobre la herida es que esta cicatriza más rápido.
  • Centella asiática. Favorece la circulación sanguínea y la cicatrización de las heridas. Hay medicamentos en pomadas que usan este ingrediente.
  • Miel. Algunas mieles naturales ayudan a desinflamar y cicatrizar las heridas con facilidad. Además, en caso de una infección también ayuda a combatirla.
  • Propoleo. También ayuda contra infecciones y favorece la cicatrización.
  • Sábila. Aplicado el gel de la sábila directamente sobre una quemadura o úlcera ayuda a cicatrizar.

Tipos de Heridas

Una clasificación de las heridas se hace de acuerdo con la manera que esta se provocó.

  • Abrasión. Es la que se causa por la fricción.
  • Corte. Es causada por objetos filosos en contacto con la piel y músculos. En los peores casos puede haber amputación.
  • Desgarramiento. Se puede provocar al engancharse la piel en algo y posteriormente ser jalada por el objeto.
  • Golpe. Se provocan al chocar el cuerpo o alguna de sus partes con objetos duros.
  • Machucamiento. Se causa al ser aplastada alguna parte del cuerpo entre dos objetos.
  • Punción. La que es causada por objetos puntiagudos.
  • Quemadura. Son las heridas que se producen por el calor del sol, del fuego y algunos otros productos.
  • Úlceras. Pueden ser causadas por una infección por hongos o por mantener la presión del cuerpo sobre un minmo lugar por mucho tiempo.

Para darse una idea de la gravedad de la herida, también se pueden clasificar en:

  • Superficiales. las que solo provocan lesiones leves en las capas externas de la piel.
  • Heridas profundas. Las que penetran más a fondo pudiendo llegar a los músculos y huesos.

Causas de Heridas y Cómo prevenirlas

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud y datos del 2008, más de 830 niños fallecen como consecuencia de las heridas causadas por accidentes en todo el mundo. Las principales causas de heridas son:

  • Accidentes automovilísticos. Este tipo de accidentes pueden provocar una gran variedad de tipos de heridas.
  • Caídas. Es una de las causas más comunes tanto en adultos mayores como en niños.
  • Cirugías. Los cortes realizados en una cirugía también son heridas y requieren de atención para sanar, además de que se pueden infectar.
  • Golpes. Son causa de heridas tanto por peleas como al chocar contra objetos duros al correr, andar en bicicleta, etc.
  • Mordedura de animales y mascotas. La mordedura de insectos, otros animales y hasta las mascotas también provocan heridas que deben atenderse en especial contra infecciones, debido al contenido de bacterias en la saliva de dichos animales.
  • Quemadura. El sol es un causante de quemaduras en las personas, pero también lo son los productos químicos y el fuego usado en las cocinas y fogatas.

Para prevenirlas…

  • Estar bien hidratado ayuda a sanar más rápido las heridas, por lo que se recomienda beber al menos 2 litros diarios de agua.
  • Usar prendas íntimas y calcetines de algodón. Estos permiten la correcta respiración del cuerpo y no acumulan humedad.
  • Cuidar el orden de las cosas en el hogar y áreas de trabajo.
  • Mantener las herramientas peligrosas en lugares seguros y alejados de los niños.
  • Usar las herramientas apropiadas para las tareas en casa y el trabajo para cada actividad.

Cómo curar las Heridas

Siempre es conveniente contar con un botiquín de primeros auxilios en casa para atender las heridas leves. Al provocarse una herida se debe evaluar la gravedad de la misma y la posible afectación a otros órganos además de la piel. Si es algo grave se deberá llamar a emergencias para que llegue la ayuda o llevar a la persona a un hospital para atención de urgencias. Cuando las heridas son leves o menos graves, se pueden brindar los primeros auxilios mediante lo siguiente:

  • Lavarse bien las manos, antes de atender al herido, con agua y jabón.
  • Hacer la limpieza completa de la herida utilizando también agua con jabón y agua oxigenada  de estar disponible.
  • Secar perfectamente la zona afectada mediante una gasa esterilizada.
  • Si la herida continúa sangrando se debe hacer ligera presión con una o varias gasas limpias hasta detener la hemorragia.
  • Si el sangrado continúa se debe contemplar la opción de usar un torniquete.
  • Desinfectar la zona afectada utilizando algún antiséptico.
  • Proteger la herida mediante gasas o vendajes. Si se considera necesario en ese momento llevar al doctor.
  • Hacer curaciones en dos o más ocasiones al día dependiendo del tipo de herida. En algunas el cambio debiera hacerse cada varios días.

Es importante revisar por lo menos 2 o 3 veces al día el estado de la herida para asegurarse de que esté mejorando y no haya infección. De haberla será necesario acudir al médico para un diagnóstico del agente causante y la apropiada prescripción.