Qué es: Es la emanación de malos olores a través de la boca.

Afecta: La cavidad bucal.

Tipo de Enfermedad: Orofaríngea.

Tiempo de recuperación: En el instante. De ser producto de un padecimiento crónico meses.

 

El mal aliento es conocido en el ámbito médico como Halitosis; son todos aquellos malos olores que provienen de la boca. Usualmente se debe a la ingestión de algunos alimentos, mala higiene oral, infecciones dentales entre otros. Esta condición la puede padecer cualquier persona sin distinción alguna, convirtiéndose en un problema que afecta social y emocionalmente a la persona limitando su comunicación debido a la situación desagradable en la que se encuentra.

Los síntomas del Mal Aliento son:

El síntoma característico y por el cual se identifica inmediatamente el padecimiento, es el olor desagradable que emana de la boca. Sin embargo existen otros síntomas que se incluyen a esta condición:

  • Boca seca, es un típico en este padecimiento. Al haber una disminución de la saliva contribuye a la producción de malos olores en la boca.
  • Aparición de sabores desagradables como el amargo.
  • Ronquera.
  • Dolor de garganta.
  • Dolor en la lengua.
  • Sed frecuente.

Estos son algunos de los síntomas producidos por el mal aliento. La saliva cumple un papel fundamental en la higiene bucal. Esta brinda protección ante bacterias, hongos y virus a la vez que mantiene integro los tejidos de la boca.

Estos son algunos de los medicamentos que puedes tomar:

Medicamentos relacionados

Medicamentos para el Mal Aliento

¿Qué medicamentos puedo tomar?

El medicamento seleccionado para el control de la Halitosis dependerá de la causa que la origine. A continuación se recomiendan algunos de uso frecuente:

  • Enjuagues y antisepticos bucales: En su mayoría contienen en su composición Flúor y Clorhexidina y Iodopovidona la cual brinda un efecto bactericida excelente. Estos ayudan a mantener una adecuada higiene bucal lo que alivia los síntomas del mal aliento.
  • Antioxidantes: Como la Salufila que ejerce un efecto favorable en la digestión, controla los gases estomacales  brindando un mejor aliento.
  • Descongestionantes: Si la causa de la Halitosis es producto de retención de mucosa nasal. Actúan fluidificando la mucosidad para su fácil expulsión.
  • Antibióticos: Su uso es requerido en caso de que el padecimiento se deba a una infección. Es frecuente la infección por Helicobacter Pylori.

El uso de anti-flatulentos y/o otros medicamentos que mejoren el vaciamiento gástrico. Son efectivos para mejorar la digestión y de esta manera eliminar la emanación de gases desagradables a través de boca.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

Las presentaciones de los medicamentos en cuidados orales, se centran en aliviar el mal olor emanado y mantener una mejor higiene bucal. Estas son las presentaciones más comunes:

  • Tabletas, cápsulas y grageas: Presentación común en medicamentos que ayudan en la digestión, alivio de los gases estomacales y antibióticos en casos de infecciones estomacales o bucales. Los más utilizados son: Carbotural, Amobay, Amobay CL, Amoxal entre otros.
  • Solución oral: Presentación de común en este tipo de padecimientos. Facilita la higiene ya sea por gargarismos o enjuagues bucales. Los más conocidos son: Listerine, Dental Bright, Colgate Plaz, Nedento, Halita entre otros.
  • Pastas dentífricas: Esenciales en la higiene bucal. preferiblemente que contengan Clorhexidina. Las más recomendable es Dentobac.
  • Gel: De uso frecuente, tienen efecto antimicrobiano y bactericida. Su aplicación es fácil, a nivel bucal. La de mayor uso es Bexident.

Homeopatía para el Mal Aliento

Se debe prestar atención a la causa de mal aliento, de esta manera la elección de un tratamiento es más sencillo. Un homeópata asignará el tratamiento más adecuado según sean sus necesidades.

A continuación se señalan los compuestos más empleados en el tratamiento del mal aliento:

  • Mercurios solubilis: Suprime el sabor metálico que inunda la boca.
  • Kali phosphoricum: Elimina el sabor amargo en la boca que se manifiesta al despertar.
  • Kreosotum: Efectivo en casos de salivación exagerada, olor fétido del aliento, mal olor producto de dientes con caries
  • Lycopodium: De uso preferible en casos de aliento pútrido en la mayoría de los casos acompañado de inflamación de las encías.
  • Arnica: Se administra en casos de presentar sangre en la saliva, emanación de aliento podrido y aparición de gusto amargo.

La dosis y frecuencia del medicamento dependerá de las indicaciones realizadas por su médico homeópata.

Remedios naturales para el Mal Aliento

El mal aliento convirtiéndose en un síntoma muy desagradable; crea desconfianza en la persona que lo padece. Aunque existe variedad de productos que ayudan en la higiene bucal, se presentan a continuación alternativas naturales:

  • Perejil: Toma un puñado de perejil y sumergirlo en 125 ml de vinagre de manzana por unos 15 minutos. Luego masticarlo por 3 minutos, repetir el procedimiento después de cada cepillado. La clorofila contenida en el perejil ayuda en la eliminación del mal aliento.
  • Limon: El uso del limón es efectivo ante este padecimiento ya que su ácido impide la proliferación bacteriana en la boca. Realiza gárgaras con el jugo de un limón mezclado en un vaso de agua. Repite el proceso varias veces al día.
  • Hierbabuena: Sácale provecho a las propiedades antibacterianas de esta hierba. Realiza una infusión con un puñado de hierbabuena y un vaso de agua hirviendo. Sumerge las hojas y cocina por 5 minutos, deja reposar, cuela y bebe después de cada comida. Ayuda a reducir el mal aliento.
  • Bicarbonato de sodio: Efectivo en neutralizar el mal aliento y infecciones en la boca. 5 g de bicarbonato en 100 ml de agua tibia es suficiente mezcla, para realizar gárgaras 3 veces al día. Comprueba su efectividad.
  • Hinojo: Toma una cucharada de semillas de hinojo y masticarlas luego de cada comida. Te ayudará a prevenir el mal aliento producido por la ingesta de alimentos muy condimentados y sequedad de la boca.

Tipos de Mal Aliento

El mal aliento o Halitosis se clasifica de 2 maneras, según el tiempo y según su origen. A continuación se describe dicha clasificación:

  • Según su tiempo de duración, el mal aliento puede ser ser:
    • Temporal: Se debe usualmente al consumo de cigarrillos, bebidas alcohólica, consumo de algunos alimentos o medicamentos. Se manifiesta en la mayoría de los casos al despertar por la mañana. También se puede desencadenar por una gripe o como consecuencia de dietas o ayunos para disminuir de peso. Un cambio en el hábito alimenticio es más que suficiente para corregirlo.
    • Crónica: Esta relacionada directamente a algún otro padecimiento como por ejemplo Gingivitis (inflamación de las encías). Se resuelve en consulta con un odontólogo que identifique la causa y asigne un tratamiento efectivo.
  • Según su origen puede ser:
    • Oral: Esta relacionada directamente con la boca en especial la superficie de la lengua. La causa principal es una mala higiene bucal. Una disminución en la secreción de saliva, es causante de mal aliento ya que esta regula la flora bacteriana de la boca. También se produce debido a caries, placa bacteriana, Gingivitis entre otros.
    • Extraoral: Suele ser consecuencia de problemas en la digestión, o órganos como el hígado, riñones y pulmones. Enfermedades como la diabetes entran en esta clasificación. La infección por Helicobacter Pylori es una de la causas más frecuentes al igual que la Sinusitis.

El mal aliento solo puede ser diagnosticado cuando otra persona otorga la información al acercase y percibir el mal olor. Estos se debe a que nosotros mismo no podemos percibir el olor que sale de nuestra boca.

Causas del Mal Aliento

Las principales causas del mal aliento se origina en la boca pero existen otras posibles causas. Algunas de estas se muestran a continuación:

  • El consumo de ciertos alimentos como especias, cebolla, ajo originan mal aliento. Esto se debe por el acúmulo de restos de comida en los dientes. También sucede luego de la digestión, los nutrientes pasan a la sangre y son transportados a los pulmones donde estos exhalan el mal olor producido.
  • Una mala higiene bucal conlleva a producir Halitosis, debido a la formación de placa bacteriana en dientes y encías. inclusive el no aseo de la lengua produce mal aliento ya que esta puede contener bacterias que producen el padecimiento.
  • El consumo de tabaco es causante de su propio olor desagradable ademas de causar lesiones en la cavidad bucal.
  • La saliva cumple un papel fundamental en la higiene bucal ya que mantiene el equilibrio bacteriano. Al haber boca seca la producción de saliva se desencadena mal aliento por la falta de bacterias.
  • El consumo de medicamentos influyen en la aparición de la halitosis. Algunos porque producen sequedad en la boca y otros porque al descomponerse en el estómago producen un olor desagradable. Un ejemplo de esto es el aliento producido al consumir antibióticos por vía oral.
  • Las infecciones en la boca son otra causa de mal aliento. producto de intervenciones quirúrgicas, llagas en la boca, caries entre otras.

A todas estas causas se agregan infecciones de otras partes relacionadas con la vía digestiva y respiratoria como garganta, nariz y boca. También puede ser producto de padecimientos graves como el cáncer, trastornos metabólicos o reflujo gástrico.

¿Cómo se cura el Mal Aliento?

Lo primordial es asistir a un médico para la debida valoración, basado en la causa y el sitio de origen este remitirá a un especialista. En la mayoría de los casos el médico indicado se llama odontólogo si la causa proviene a nivel de la boca. De nos ser así se encargará un especialista dependiendo del sistema afectado en el organismo.

Estas son algunas recomendaciones para solucionar el mal aliento:

  • Acude a un control odontológico por lo menos 1 vez cada 3 meses para un chequeo completo de la boca.
  • De ser diagnosticado con Halitosis identifica su tipo y la manera de tratarla.
  • Sigue el tratamiento indicado por el especialista al pie de la letra.
  • Mantén una buena higiene bucal.
  • Usa antisépticos y enjuagues bucales para mejorar la higiene bucal.
  • Mantente hidratado, recuerda que la saliva y la humedad bucal es fundamental.
  • Evita ingerir alimentos cargados de condimentos o que contengan agregados químicos.
  • No consumas alimentos en grandes cantidades para tener una buena digestión.
  • Puede consumir tabletas para mejorar el aliento.
  • Puedes preparar remedios caseros como masticar menta, lo cual es efectivo al momento de aliviar el síntoma.
  • De ser la Halitosis producto de un padecimiento en particular, acude al especialista indicado y cumple el tratamiento adecuado.