Qué es: Es la inflamación de uno o ambos pulmones usualmente por la infección por hongos, virus y bacterias.

Afecta: Sistema respiratorio.

Tipo de Enfermedad: Respiratoria.

Tiempo de recuperación: En estado agudo 3 semanas; Crónico 2 a 3 meses.

 

La neumonía es la inflamación de uno o ambos pulmones producto de infecciones por hongos, virus o bacterias entre otros. Esta inflamación tiende a producir y retener líquido y pus en el pulmón. Cualquier persona puede padecer neumonía, sin embargo aquellos mayores de 60 años y menores de 2 años están más propensos debido a que el sistema inmune en niños esta en desarrollo y en adultos mayores la capacidad de sus pulmones va en descenso.

Son muchas las causas que producen neumonía, por ello es importante la valoración de un médico neumonólogo (especialista en pulmones). Este nos indicara el tipo y la causa que origina el padecimiento, haciendo más fácil su atención.

Los síntomas que acompañan a la Neumonía son:

  • Tos con flemas (estas flemas pueden ser amarillas, verdes o con sangre).
  • Dificultad para respirar.
  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Dolor en el pecho.
  • Cansancio.
  • Desorientación. Esto se debe a la dificultad respiratoria.
  • Nauseas acompañadas de vómitos.

El tratamiento dependerá del tipo de neumonía y su causa. Si es producto de bacterias se atenderá con antibióticos, de ser por virus se administraran antivirales. Los síntomas como fiebre o dolor se alivian con analgésicos y antipiréticos como la Dipirona. Remedios a base de ajo son excelentes porque ayuda en la eliminación de gérmenes en el cuerpo.

Organizaciones como la OMS sugieren la prevención,denido a que es más fácil prevenirla que tratarla. Por ello existen vacunas para la neumonía neumocócica y la gripe.

Estos son alguno de los medicamentos que puedes tomar:

Medicamentos para la Neumonía

¿Qué medicamentos puedo tomar?

Estos son los medicamentos de mayor uso en padecimientos respiratorios como la neumonía:

  • Antibióticos: Se administran si la causa del padecimiento son bacterias, este las elimina y así mejora los síntomas. La elección del antibiótico dependerá del tipo de bacteria y la gravedad del paciente.
  • Antivirales: Se utilizan para tratar o prevenir infecciones causadas por virus. Tiene mayor resultado si se administran antes de las 72 horas de haber iniciado el padecimiento.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroideos): Se administran con la finalidad de reducir la inflamación y aliviar el dolor y fiebre.
  • Esteroides: En este padecimiento, ayudan a expandir las vías respiratorias mejorando el paso de aire a los pulmones.
  • Expectorantes: Este limpia las vías respiratorias porque expulsa el moco contenido en ellas. Ayuda a un mejor paso de aire a los pulmones.
  • Mucolíticos: Su acción es directamente sobre la mucosidad. Este fluidifica el moco para expulsarlo más fácilmente.

La mejoría en los síntomas se mostrará 2 a 3 días después de la administración del tratamiento. Por tanto se sugiere la no suspensión de los medicamentos hasta culminarlos como está indicado por su médico. De lo contrario el agente infeccioso hará resistencia al medicamento y usted recaerá en el padecimiento.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

Estas on las presentaciónes más utilizadas en los medicamentos para la neumonía:

  • Tabletas, cápsulas y grageas: Es la presentación más común para medicamentos de consumo oral. Usualmente para este padecimiento se encontraran antibióticos y antivirales. Alguno de ellos son: Amobay, Bixelor-C, Klamoxyl, Dicloxacilina, Aciclovir, Amantadina, Flosep entre otros.
  • Suspensión Oral: Presentación opcional al jarabe. Es de administración oral y fácil consumo. Los más usados son: Acimox-EX, Amobay, Augmentin, Clavulin, Bactilen, Ambiosol entre otros.
  • Jarabe: De consumo oral y fácil control de dosis. Una buena opción para aquellos paciente que tienen dificultad para tragar. El más utilizado es el Ambroxol.
  • Gotas: Es de mayor uso en niños por su facilidad de administración y control de dosis. Los más utilizados son derivados del Ambroxol, como Brogal y Axol.
  • Solución inyectable: Son presentaciones que solo pueden ser administradas por personal capacitado del área de la salud. En la neumonía se cumplen usualmente cuando el tratamiento por vía oral no surte efecto o por agravamiento del padecimiento. Las marcas más usadas: Avelox, Evocs III, Lugaxil, Broxol, Azitrocin, Dalacin entre otros.

La elección y administración de otro tipo de medicamento y/o tratamiento dependerá de su médico tratante.

Medicamentos para la Neumonía en niños y bebés

El cuidado de los niños es fundamental por parte de los padres. Los niños y bebes no se encuentran excluidos en la posibilidad de una neumonía. Los niños menores de 2 años de edad se encuentran propensos a padecer neumonía. Esto se debe a la poca capacidad y adaptación de sus pulmones. Por otra parte está la debilidad y desarrollo de su sistema inmune; lo hace vulnerable a cualquier enfermedad.

Estos son algunos de los medicamentos utilizados:

  • Medicamentos para niños: Amo Bay CL, Advil infantil, Anitrim Pediátrico, Mejoral-ito Pediátrico, Ambroxol etc.
  • Medicamentos para bebés: Amoxiclav, Augmentin, Axol, Brogal, Motrin Pediátrico entre otros.

No suspenda los medicamentos indicados por el neumonólogo pediatra sin antes consultar. De no observar mejoría informar inmediatamente a su médico tratante.

Homeopatía para la Neumonía

El tratamiento homeopático para la neumonía esta dirigido a su fase inicial o un estado leve del padecimiento. Se sugiere la valoración por un médico homeópata ates de consumir alguno de estos medicamentos. Estas son algunas de las opciones:

  • Pulsatilla: Ayuda a calmar la tos floja o con flemas mientras combate la debilidad en el cuerpo.
  • Sulphur: Su uso es recomendado al manifestarse desmayos, dificultad para respirar, presión en el pecho, tos y respiración acelerada.
  • Hepar sulphuricum: Excelente para neumonía producida por exposición al aire frío. También ayuda a expulsar la mucosidad con pus.
  • Bryonia alba: Brinda resultados positivos en neumonías agudas. Alivia el dolor al respirar y malestar general en el cuerpo.
  • Aconite: Alivia la fiebre y el malestar ocasionado por ella, tales como temblor y escalofríos.
  • Coccus cacti: Se usa en expectoraciones con mucosidad gruesa de difícil expulsión. También ayuda a aliviar la tos agotadora y violenta.

Remedios naturales para la Neumonía

En padecimientos respiratorios los remedios caseros siempre se encuentran presentes. Sin duda alguna aportan un grano de arena al momento de aliviar y mejorar los síntomas. Estas son algunos remedios naturales que ayudan en este padecimiento:

  • Ajo: Es un ingrediente excelente que tiene propiedades antibióticas y antivirales. Puedes consumirlo bien sea en tus comidas o en infusiones 3 veces al día. También lo puedes tomar 3 dientes de ajo machacarlos y mezclar con 1 cucharadita de aceite de oliva. Obtendrás una cataplasma que al colocarla en el pecho y olerla ayudará a mejorar la respiración.
  • Sésamo: Enciende la cocina y coloca a hervir agua con un poco de sal más 1 cucharada de semillas de sésamo. Apaga y deja reposar, bebe la infusión una vez por día solo por las mañanas en ayunas.
  • Miel: Mezcla un punto de sal, agua y miel y obtendrás un excelente jarabe contra la neumonía. Solo debes consumir una cucharada al día y observarás resultados positivos.
  • Limón: Posee agentes antibacterianos que ayudan en el padecimiento. Todo esto se debe a su alto contenido en vitamina C. Prepara un vaso de jugo diario y bébelo, notarás la mejora en poco tiempo.
  • Té negro: Sin duda alguna el mejor purificante natural para los pulmones. Prepara una infusión de este maravilloso te y consume una vez al día, obtendrás buenos resultados. Esto es gracias a su efecto antioxidante.
  • Inhalaciones: Las inhalaciones de vapor ya sea con agua o con hojas de eucalipto ayudan a mejorar la respiración.

Tipos de Neumonía

La neumonía se clasifica de 3 maneras, según como se adquieren, donde se adquiere y quien las produce. Como se muestra a continuación:

  • Como se adquiere.
    • Aspiración: Se adquiere con cualquier cosa que tenga contacto directo con la boca o la vía respiratoria. Se inhala la bacteria por medio de alimentos, saliva, bebidas o por respirar la tos de alguien contagiado.
    • Asociada a ventilación: Es común en pacientes que se encuentran conectados a un ventilador mecánico en unidades de cuidado crítico.
  • Donde se adquiere.
    • Intrahospitalaria: Esta es adquirida cuando se es hospitalizado en centros de atención de salud. Se trata con cuidado debido a que las bacterias de estos centros son resistentes a los antibióticos.
    • Neumonía adquirida en la comunidad (NAC): Es aquella que se adquiere en cualquier lugar fuera centros de salud o similares.
  • Quién la produce.
    • Bacteriana: Es aquella producida por bacterias como Streptococcus pneumoniae, Chlamydophila y Legionella. Su tiempo de recuperación es relativo, esto depende de que tan complicado este el padecimiento. Puede ser alrededor de 3 a 6 semanas.
    • Viral: Es la más común en niños y adultos mayores, usualmente no es grave. Esta es producto de virus que atacan la vía respiratoria, un ejemplo de esta es la gripe. Su tiempo de recuperación es de 1 a 3 semanas sin tratamiento.
    • Mycoplasma: Se conoce también con el nombre de neumonía atípica por diferir en los síntomas de las otras bacterias. Su causante es la Mycoplasma Pneumoniae la cual puede ser controlada y eliminada con antibióticos.
    • Fúngica: Se produce por la inhalación de microorganismos provenientes de hongos en el suelo y excremento de aves. Afecta a personas con debilidad en el sistema inmune, en especial a pacientes con SIDA.

Causas de la Neumonía

La neumonía como se ha señalado, tiene múltiples causas y de estas depende su clasificación. A continuación se muestran las causas más frecuentes de neumonia:

  • Virus, hongos y bacterias son la principal causa de este padecimiento.
  • Inhalación de agentes y/o sustancias químicas.
  • Exposición a corrientes de aire frío.
  • Inhalación de humo contaminante.
  • La inhalación de alimentos y vomito hacia la vía respiratoria.
  • Complicación de padecimientos en el sistema respiratorio ej. Bronquitis.
  • Suspensión inadecuada de medicamentos en padecimiento respiratorios.

Es de gran importancia ubicar la causa que origina este padecimiento para su debido diagnóstico y atención. Llevar un seguimiento de los signos y síntomas es de ayuda, pues permite tener conocimiento en la mejoría de la neumonía.

¿Cómo se cura la Neumonía?

Basado en la clasificación y sus síntomas correspondientes se establece un régimen terapéutico adecuado. El no padecerla es la parte primordial por tanto la prevención es el primer paso y esto se inicia con la vacunación. De padecer neumonía se sugiere:

  • Acudir a un médico especialista llamado neumonólogo. Si el padecimiento amerita la valoración por otro especialista como un infectólogo, su médico se encargara de remitirlo.
  • Realizar exámenes de sangre que confirmen la presencia de una infección.
  • Realiza estudios de imagen para observar la condición de la vía respiratoria. Algunos de estos son. Rx de tórax, cultivo de secreciones bronquiales y tomografía de tórax.
  • Evitar el contacto con personas que padezcan neumonía.
  • Cuidar las vías respiratorias si vives, trabajas o te encuentras frecuentemente en ambientes contaminantes.
  • Usar tapa bocas para evitar la propagación del padecimiento.
  • Una vez identificada la causa seguir régimen terapéutico al pie de la letra. Esto incluye la no suspensión de los medicamentos sin antes consultar con su médico.
  • Buscar soluciones alternativas para ael alivio de los síntomas, como remedios naturales o medicamentos homeopáticos.
  • Si se observa alguna complicación de los síntomas informarle de inmediato al médico.
  • El reposo absoluto es fundamental. Esto evita que los pulmones excedan su funcionamiento.