Qué es: Es la respuesta defensiva del organismo en el niño para rechazar cualquier amenaza al sistema respiratorio.

Afecta: Sistema Respiratorio.

Tipo de Enfermedad: Respiratoria.

Tiempo de recuperación: 10 días a 8 semanas.

La tos infantil es un mecanismo de defensa en el cuerpo del niño que rechaza cualquier amenaza al sistema respiratorio. Le permite al cuerpo mantener las vías respiratorias limpias y libres de mucosidad para una buena respiración. Esta puede ser seca o acompañada de flemas, convirtiéndose en un indicio de otros padecimientos como la bronquitis. Aunque tiende a ser molesta en los niños esta es favorable porque mejora la oxigenación.

Los síntomas de la tos infantil son:

  • Dolor en el pecho.
  • Dolor de cabeza.
  • Fiebre.
  • Debilidad.
  • Dolor e irritación en la garganta.
  • Estornudos.
  • Dolor en los oídos.
  • Inflamación de las amígdalas.
  • Dificultad para tragar.
  • Náuseas.
  • Vómito.

La presencia de flemas se trata con expectorantes y mucolíticos. El uso de antipiréticos y AINEs son excelentes al momento de aliviar la fiebre y el dolor. Inhalaciones de vapor y remedios caseros a base de cebolla o miel brinda buenos resultados. No se sugiere la eliminación de tos en el niño ya que es un efecto positivo en ellos. Por el contrario se debe estimular la expulsión de flemas en caso de manifestarse.

Medicamentos para la Tos Infantil

¿Qué medicamentos puedo tomar?

Se debe dar con un diagnóstico claro de tos infantil y si esta es seca o con flemas. Basado en ello se administrarán los medicamentos acorde a la condición del niño. Los de mayor uso son:

  • Expectorantes: Son de primera elección cuando de tos infantil acompañada de flemas se trata. Estos estimulan la expulsión del moco para un mejor paso de aire hacia los pulmones.
  • Mucolíticos: Efectivo en la fluidificación de la mucosidad lo que hace fácil su expulsión. Este tipo de medicamento en este padecimiento se apoya en los expectorantes.
  • Antitusígenos: Este tipo de medicamento actúan sobre el sistema nervioso eliminando el reflejo de la tos. Solo se administran en caso de tos infantil seca, si existe la presencia de flemas se sugiere la no administración.
  • Descongestionantes nasales: Eliminan la congestión destapando la nariz.
  • Antihistamínicos: Se administran con la finalidad de aliviar los estornudos y la congestión nasal.
  • AINEs: Su uso es favorable en el alivio del dolor e inflamación. Esto es gracias a sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias.
  • Antipiréticos: Todos aquellos medicamentos que ayuden en el control y alivio de la fiebre.
  • Antibióticos: Su función combatir y eliminar las infecciones producidas en el organismo, en este caso las del sistema respiratorio.
  • Antimicóticos: Si la causa de la tos en el niño es producto de hongos.
  • Antivirales: De uso especifico si la causa es un virus.

La administración de estos medicamentos es bajo la indicación, control y supervisión de un pediatra. Esto solo en casos complicados de tos infantil producto de otros padecimientos severos como bronquitis, neumonía etc… ya que producen mayor riesgo que beneficios en el niño.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

El uso de medicamentos en la tos infantil es un poco complicado por la resistencia y oposición de los niños a recibirlos. Por tanto se señalan las presentaciones de fácil administración en este tipo de pacientes:

  • Jarabe, Solución y Suspensión: Son presentaciones líquidas de fácil administración por vía oral. Se encontraran antibióticos, analgésicos, antipiréticos, expectorantes, etc… que alivian los síntomas de la tos infantil. Los más usados son: Broncolín, Plexus Infantil, Vick infantil, Advil infantil, Amo Bay CL, Augmentin Pediátrico entre otros.
  • Tabletas masticables: Una excelente opción para los niños, debido a los sabores facilita su consumo. Los de mayor uso son el Graneodin B y Mejoral-ito Pediátrico.
  • Gotas: Su fácil administración y control de dosis lo hacen el indicado para los más pequeños. Algunos son: Dimacol Pediátrico, LM6 Pediátrico, Caltusine Pediátrico, Prindex Pediátrico entre otros.
  • Spray y gotas nasales: Se utilizan para disminuir o eliminar la congestión nasal en el niño. Estos son: Afrin Pure Sea Baby, Nasalub Infantil, Sterimar Infantil/Bebé.

Medicamentos para la Tos en niños y bebés

Con relación a los medicamentos ya mencionados para la tos infantil y sus debidas presentaciones se mostrara una breve clasificación:

  • Medicamentos para niños: Broncolín, Graneodín B, Dimacol infantil, Histiacíl NF Infantil, Plexus infantil, Amo Bay Cl, Mejoral-ito entre otros.
  • Medicamentos para bebés: Dimacol pediátrico, Histiacil NF Pediátrico, LM6 Pediátrico, Caltusine Pediátrico, Augmentin, Amoxiclav entre otros.

Realizar terapias de nebulización con solución al 0,9% es una buena opción para la congestión y una mejor respiración.

Homeopatía para la Tos Infantil

La homeopatía cuenta con una amplia gama de tratamientos para la tos infantil. Debido a que sus componentes son sustancias netamente naturales garantizan la seguridad del niño. Sin embargo su administración debe ser bajo las indicaciones y control de un médico homeópata.

Estos son algunas de las opciones homeopáticas para la tos infantil:

  • Aconitum/Sambucus/Phosphorus: Son excelentes en la tos infantil seca agravada por exposición al frío.
  • Rumex/Chlorum/Ferrum phosphoricum: Especial en crisis de tos seca que se intensifican durante la noche.
  • Cuprum/Caccus cacti/Bromum: Efectiva en la tos infantil espasmódica, agravada por el consumo de bebidas frías.
  • Pulsatilla: Buena elección para la tos producto del cambio brusco de temperatura del calor al frío y viceversa.
  • Hydrastis/Ipeca/Antimonium tartaricum: Su uso es recomendado en tos infantil con flemas. Ayuda a una expectoración abundante agravada por el frío.
  • Calcárea carbónica/Sulfur Iodatum/Silícea: Es una de elección cuando hay tos con dificultad para expectorar durante la noche.

Remedios naturales para la Tos Infantil

Estos son algunos de los remedios naturales sugeridos para la tos en niños:

  • Miel: Una cucharada de miel antes de ir a la cama es suficiente para calmar la tos nocturna.
  • Chocolate: Una taza de chocolate caliente alivia la tos provocada por infecciones en las vías respiratorias. La inhalación del vapor al consumirlo ayuda en la descongestión.
  • Té verde: Es un excelente broncodilatador, al mezclar con miel y limón potenciaras su efecto.
  • Sopa: La sopa de pollo es uno de los remedios caseros más efectivos. Ayuda a descongestionar, reactiva el cuerpo y alivia la molestia en la garganta.
  • Agua: Mantén hidratado al niño esto ayuda a fluidificar la mucosidad para facilitar la expulsión. También la puedes mezclar con un poco de sal y aplicar gotas en la nariz para descongestionar.

Usualmente los niños se rehúsan al consumir remedios caseros, por tanto deben ser elegidos los más agradables al paladar.

Tipos de Tos Infantil

A continuación se muestran los distintos tipos de tos que se manifiestan en los niños:

  • Crup: Conocida como tos de ladrido por su sonido similar al ladrido de un perro. Debido a que es un padecimiento que afecta la vía respiratoria alta e inflama las cuerdas bucales. Es típica en los niños menores de 5 años.
  • Tos con flemas: Se caracteriza por la manifestación de los síntomas típicos del resfriado común ej. Dolor de garganta, moco aguado y ojos llorosos. Se debe vigilar este tipo de tos ya que si no mejora es indicio de neumonía.
  • Tos Sibilante: Se manifiesta en niños menores de un año de vida. El sonido que se percibe es similar a un silbido. Por tanto si se observa una aceleración en la respiración junto al silbido es posible que el niño padezca bronquiolitis.
  • Nocturna: Como su nombre lo indica se manifiesta por las noches. Si esta es intensa y luego de realizar actividad física es indicio de asma. Acuda de inmediato al médico.
  • Tos Ferina: Es producto de una infección en el tracto respiratorio. Los síntomas son similares al refriado común. Pero al pasar de los días la tos es incontrolable. Esto provoca cianosis (coloración azul de los dedos y labios por mala oxigenación). Si sospecha de ella acuda lo más rápido posible al médico.
  • Nerviosa: Se manifiesta de manera voluntaria por parte del niño para llamar la atención de los demás. Es seca sin presencia de mocos. Ocurre al estar siendo observado por otras personas.
  • Fuerte/Crónica: Tos que perdura en el niño luego de padecer un resfriado acompañado de respiración acelerada. Es posible que el niño padezca neumonía. Acuda al médico para una valoración y diagnóstico preciso.

Causas de la Tos Infantil

La tos no solo es un síntoma producto de una enfermedad, sino que también es causada por otros agentes externos. A continuación se muestran las causas más frecuente de tos infantil:

  • Resfriado o gripe.
  • Infecciones en la garganta.
  • Exposición a agentes contaminantes como el humo.
  • Olores fuertes.
  • Exposición al polvo o a sustancias químicas irritantes al inhalar.
  • Cambios de temperaturas bruscos.
  • Alergias.
  • Asma.
  • Tos Ferina.
  • Neumonía.
  • Bronquitis..
  • Reflujo gastroesofágico

¿Cómo se cura la Tos Infantil?

Es normal que un niños padezca tos por lo menos una vez al año, esto se debe a los cambios climáticos durante las estaciones. Sin embargo se debe saber con exactitud la causas que lo origina y de esta manera actuar de manera adecuada. Estas son algunas de las acciones ante la tos infantil:

  • Acudir a un médico pediatra y si es necesario a un neumonólogo infantil. Este localizar la causa y indicara el tratamiento más adecuado.
  • De presentar congestión, usar gotas de solución salina para ayudar a mejorar la respiración.
  • Realiza nebulizaciones con suero fisiológico.
  • Orientar al niño en cuanto a no aguantar las ganas de toser, recuerda que la tos es un efecto positivo en el cuerpo.
  • Mantenga al niño bien abrigado y alejado de corriente de aires fríos.
  • Mantener el reposo en su cama el tiempo que sea necesario, por lo menos hasta mejorar los síntomas.
  • Evitar que consuma bebidas frías. Por el contrario, se debe de administrar líquidos tibios y calientes como te o infusiones.
  • No administrar antitusivos si la tos es con flemas.
  • Preparar y administrar alimentos ricos en vitamina C como jugos de naranja, limón o guayaba.
  • Mantener al niño alejado de ambientes contaminantes en los que exista humo o sustancias que afecten los pulmones.
  • De presentar flemas, es importante tomar una muestra de la misma para su estudio. Esto ayuda a localizar la causa.
  • De ser necesario es importante realizar estudios como el Rxs de tórax para valorar la condición de la vía respiratoria.
  • Preparar remedios naturales que sean agradables al niño y que ayuden a mejorar su condición. Como el chocolate caliente.
  • Observa los cambios en la frecuencia e intensidad de la tos e informa al médico. Esto permite saber de qué manera evoluciona el padecimiento en el niño.
  • Si nota que la tos es incontrolable acompañada de otros signos, como la expectoración de pus o sangre. Acuda a su médico lo más pronto posible para una atención inmediata.

A pesar de que la tos en ocasiones parezca inofensiva, es importante prestar la atención adecuada. El dejar avanzar síntomas como este puede llevarnos a complicaciones mayores porque es señal de algo anda mal en el cuerpo. No auto-mediques al niño consulta con el pediatra es la persona indicada para ello.