Qué es: Es la inflamación de las vías respiratorias haciéndolas estrechas lo que dificulta la entrada de aire a los pulmones.

Afecta: Pulmones

Tipo de Enfermedad: Respiratoria

Tiempo de recuperación: Depende de la gravedad semanas hasta meses.

El Asma es la inflamación crónica de las vías respiratorias, oprimiendo y estrechando las salidas de aire, dificultando gravemente la respiración. El asma es producida principalmente por agentes que causan alergia como puede ser el pólen, ácaros, polvo, contaminación, pelo de animales, etc… Lo que la hace propensa a desencadenarse en cualquier momento.

El síntoma característico es la Disnea (dificultad para respirar); de no atenderse se convierte en una crisis asmática y de no atenderse como es debido puede colocar la vida en riesgo.

Los síntomas del Asma son:

La severidad y la frecuencia con la que aparecen los síntomas va depender de cada persona. Puede manifestarse de manera sintomática (No se observa la presencia de ningún síntoma) como evolucionar a un estado severo. Los síntomas más frecuentes son:

  • Disnea o dificultad para respirar.
  • Dolor de tipo opresivo en el pecho.
  • Sibilancias. Sonidos similar a un silbido producto del paso del aire a través de las vías respiratorias estrechas.
  • Presencia de tos en su mayoría seca.
  • Puede haber en casos signos de congestión nasal y estornudos.
  • Irritación de la garganta.
  • Ansiedad.
  • Taquicardia (aumento de los latidos del corazón).

Debe ser tratada por un médico profesional llamado Neumonólogo quien indicará el estudio de imágenes como rayos equis de tórax para evaluar los pulmones. La realización de exámenes de laboratorio es fundamental para su diagnóstico identificando algún agente patógeno (bacterias, hongos o virus).

Se muestran a continuación los medicamentos que puedes tomar:

Medicamentos para el Asma

¿Qué medicamentos puedo tomar?

El tratamiento del Asma se centra en la administración de medicamentos que desinflamen las vías respiratorias y mejoren la respiración. A continuación se muestran algunos de ellos:

  • Broncodilatadores: Son de primera elección en la atención del Asma. Su efecto aumenta el diámetro de los bronquios y permite el paso de aire a los pulmones. Los indicados son: Salbutamol, Terbutalina, Bromuro de Ipatropio y las Metilxantinas.
  • Antiinflamatorios: Desinflaman los bronquios y esto mejora la respiración. Los más utilizados son: Beclometasona, Bedsonida, Fluticasona y sus derivados.
  • Antihistamínicos: Son empleados para reducir los síntomas de alergia como picor y estornudos.
  • Corticosteroides: Administrados con el fin de ayudar a la desinflamación de las vías respiratorias. Coadyuvante de los antiinflamatorios en las crisis de asma.

La desaparición de los síntomas no quiere decir que se haya curado. Usualmente las personas que padecen asma tienden a presentarla en varias ocasiones durante la vida. Por tanto se ven obligadas a mantener medicamentos como los ya mencionados a la mano, en especial los broncodilatadores.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

A continuación se muestran las presentaciones más utilizadas en este tipo de padecimiento:

  • Tabletas, cápsulas y grageas: De uso frecuente en la administración de corticosteroide y antihistamínicos en el asma. Las marcas más conocidas son: Alis, Cacolrt, Dilar, Meticorten, Norapred, Flumirol entre otros.
  • Solución, jarabe y suspensión oral: De uso común en este padecimiento. En su mayoría contienen brocondilatadores y antihistamínicos. Los de uso frecuente son: Adribel, Aeroflux, Ventolin, Salbutalan, Axol, Butifeno, Flixotide Nebules entre otros.
  • Aerosol Suspensión/Solución: Los más usados en la administración de broncodilatadores de acción rápida. Basta con colocar el dispositivo en la boca, presionar el atomizador al momento que se hace una inhalación profunda. Los de mayor uso: Alvesco, Qvar, Beclazone, Combivent, Flixotide, Ventolin entre otros.
  • Solucion/Suspension para nebulizar: Son ampolletas plásticas que contienen dosis exacta del medicamento. Para su administración se necesita de un nebulizador (Equipo evaporador) que evaporar el medicamento y este poder ser inhalado. Las marcas más usadas: Combivent, Pulmicort, Libonide y Salamol Steri-Neb.
  • Gotas: Se usan normalmente en niños y bebes, por su facilidad de administración y control de dosis. Estas son las de mayor uso: Brogal Compsitum, Broxol, Septacin y Mucovibrol.
  • Tabletas masticables: Aceptada por la mayoría de usuarios. El medicamento mayor usado en esta presentación es el Montelukast.
  • Solución inyectable: Es de uso estricto por parte de hospitales y personal calificado de salud. En esta presentación se puede administrar tanto corticosteroides, broncodilatadores y antiinflamatorios. Los de mayor uso: Alin, Broxol, Celestone, Celesbitan, Metilprednisolona entre otros.

La presentación y componente indicado depende del tipo de asma que manifiestes en el momento y la previa valoración por Neumonólogo.

Medicamentos para el Asma en niños y bebés

El diagnóstico de este padecimiento debe ser realizado por un Neumonólogo pediatra; de esto depende la elección del tratamiento. Es de sumo cuidado la administración de este tipo de medicamentos porque alteran la condición respiratoria del niño. Se sugiere supervisión estricta y seguir las instrucciones del médico. Estos son algunos de los medicamentos más utilizados:

  • Medicamentos para niños: Sekretovit EX, Axol, Septacin, Mucovibrol, Ventolin, Pulmicort, entre otros.
  • Medicamentos para bebes: Secretovit EX, Septacin, Axol, entre otros.

Tomar nota de los signos de cansancio del niños al momento de jugar o realizar otra actividad. Es de mucha ayuda al momento de dar con un diagnóstico preciso del padecimiento.

Homeopatía para el Asma

El repertorio en la medicina homeopática es extenso en padecimientos como el Asma, por tanto se muestran algunas sugerencias:

  • Sambucus: Se usa en crisis que se manifiestan de noche y de manera repentina con sudor abundante y sofocante. Se emplea también en asma seca acompañada de tos no expectorante.
  • Arsenicum Iodatum: Su uso es específico en las crisis de asma producto de agentes alérgenos como el Polen.
  • Natrum Sulfuricum: Empleada en casos en donde el padecimiento se desencadena por exposición a entornos fríos y húmedos.
  • Spongia: Especial en crisis agudas en donde el dolor opresivo del pecho es intenso.
  • Moschus: De uso frecuente es estados asmáticos producidos por situaciones de estrés y/o emociones intensas.

Identifica el tipo de asma que usualmente presentas y consulta un médico homeópata para la indicación de un medicamento acorde.

Remedios naturales para el Asma

Los ingredientes naturales tienen propiedades broncodilatadores y descongestionantes que favorecen a la persona asmática. Estos son algunos de los remedios caseros que ayudan a mejorar la respiración y los síntomas del asma:

  • Jengibre: Las propiedades medicinales de esta raíz son infinitas. el te de jengibre es un fabuloso broncodilatador, que ayuda a mejorar la respiración y relaja las vías respiratorias. 1 cucharadita en 1 taza de agua caliente, mezcla y consume 2 veces al día o hasta mejorar los síntomas.
  • Miel: Consume una cucharada de miel y estarás aprovechando las propiedades antiinflamatoria y expectorante de este ingrediente. Lo puedes mezclar con una cucharadita de jengibre y obtendrás un efecto mas potente.
  • Cúrcuma: Excelente antiinflamatorio y expectorante que mejora la ventilación y otorga protección al sistema respiratorio. Consume una pizca de esta especie y controlaras los síntomas de asma hasta desaparecerlos.
  • Té verde: Es una maravillosa opción porque posee Teofilina un potente broncodilatador. Mezcla una cucharadita de este te en una taza de agua caliente y endulza con miel. Mejoraras los síntomas al instante.
  • Ajo: su efecto antiinflamatorio permite una mejor  ventilación en ls vías respiratorias.
  • Cebolla: Posee propiedades antiasmáticas por lo que una cucharada de su extracto más un toque de miel es suficiente para mejorar el patrón respiratorio.

Tipos de Asma

Si padeces asma es importante conocer su tipo, lo que permite una manera efectiva de atacarla. A continuación se muestran los distintos tipos de asma:

  • Alérgica: Se produce por la exposición a agentes alérgenos como el polen, polvo ácaros, cigarrillo, mascotas entre otros.
  • Inducida por medicamentos: Debido a medicamentos que tienden a causar una reacción alérgica en el cuerpo lo que desencadena Asma.
  • Nocturna: Se debe a la poca cantidad de aire que ingresa a lo pulmones mientras dormimos. Esto produce tos, irritación y dificultad para respirar.
  • Ocupacional: Producto de la exposición a sustancias químicas o cualquier agente alérgeno que se encuentra en el área de trabajo.

La intensidad, frecuencia y persistencia de este padecimiento depende del tratamiento en primera instancia. El cambio en el estilo de vida de la persona es fundamental para asegurar un buen estado de salud.

Causas del Asma

El asma tiene múltiples factores que lo originan o que reactivan en una persona que ya lo padece. Es importante señalar cuáles son las causas más frecuentes que la pueden desencadenar. Al tener conocimiento de ellas actuamos de manera preventiva.

Estas son algunas de las causas más frecuentes del Asma:

  • Se toma en cuenta el factor genético ya que las personas que lo padecen tienen antecedentes familiares de este padecimiento.
  • Exposición a agentes alérgicos como el polvo, polen, pelos de animales, ácaros, sustancias químicas entre otros.
  • Factor emocional es importante ya que el someterse a situaciones es de alto estrés o emociones fuertes desencadenan el padecimiento.
  • La exposición a los ambientes altamente fríos o húmedos suelen ser desencadenantes del asma.
  • Los ambientes contaminados influyen en el desarrollo de este padecimiento por la cantidad de agentes como humo y sustancias químicas.
  • El inhalar el humo de cigarrillos o tabaco causa una reacción asmática que produce una crisis.
  • Tener contacto con personas que padezcan infecciones respiratorias. El contagio de estos padecimientos causan la crisis asmática producto de la tos y congestión.
  • El consumo de medicamentos que tienden a producir reacciones alérgicas en sus efectos colaterales.

Es importante estar atento a cuál de estos factores señalados, son causa de asmas en ti. Así tomarás medidas preventivas a estos.

¿Cómo curar el Asma?

El asma es un padecimiento tratable más no curable. Las personas que tienen este padecimiento se encuentran propensos a manifestarla en cualquier momento por motivos ya señalados. Por tanto se muestran sugerencias que ayudan a su control y prevención:

  • Identificar los signos y síntomas del Asma.
  • Consultar con un médico especialista Neumonólogo para el debido diagnóstico del padecimiento.
  • De presentar un episodio, cumplir el régimen terapéutico indicado al pie de la letra.
  • Evitar el contacto con animales, humo de cigarrillo o cualquier agente que desencadene una crisis asmática.
  • Tener conocimiento del tipo de asma que padeces, esto ayuda a controlar el agente causal.
  • Consumir remedios naturales que alivien los síntomas y mejores el episodio asmático.
  • Evitar la exposición a climas húmedos o fríos.
  • No exponerse a entornos de contaminación con: polvo, sustancias químicas y/o humo.
  • Evitar realizar actividades que requieran mucho esfuerzo físico.
  • Mantén siempre a la mano tratamiento broncodilatador a la mano indicado por el médico. Esto servirá en caso de presentar una crisis asmática.
  • Toma nota de los episodios presentados y los síntomas que se manifiestan. Conversalos con tu médico, ayudará en el control o medidas para mejorar el cuidado.
  • Si se observa un agravamiento de los síntomas llame a su médico. Diríjase a un centro de atención de salud.

Estas son solo algunas de las recomendaciones que pueden ayudar en caso de presentar una crisis asmática. De notar que no hay efectividad en el tratamiento comuníquese con su médico.