Lomecan

¿Para qué Sirve?: Para erradicar infecciones.

Fórmula: Clotrimazol.

¿Qué es?: Antimicótico de Patente.

Presentaciones: Crema y óvulos.

Patente - Venta Sin receta.

Riesgos en Embarazo: medio

Riesgos en Lactancia: bajo

Riesgos con Alcohol: bajo

Artículo revisado y aprobado por Nuestro equipo médico siguiendo la politica editorial - Última Actualización: 02/23/2020



Protege a tus empleados

  • Adquiere kits de prevención del COVID -19 (Cubrebocas + Gel + Guantes + Toallitas)
  • Compra por mayoreo

Qué es y para qué sirve Lomecan

Lomecan es un medicamento indicado para combatir las infecciones causadas por hongos o levaduras.

  • Nombres comerciales: Lomecan, Lomecan V, etc.
  • Nombre genérico: Clotrimazol.
  • Presentaciones y Vía de Administración: Óvulos y crema. Vaginal y tópica.
  • Sus usos más frecuentes son para: Infecciones por hongos y levaduras.

Esta marca se enfoca en los productos de higiene y salud personal para mujeres, con los siguientes usos:

  • Candidiasis vaginal, una infección provocada por levaduras del género Candida.
  • Infecciones vaginales causadas por otros microorganismos como Trichomonas vaginalis y otros.

El medicamento debe ser utilizado de acuerdo con las instrucciones en la etiqueta del producto y solo contra los padecimientos en que está indicado. Los síntomas comunes al padecimiento son la inflamación vaginal con molestias al orinar o tener relaciones sexuales.

Presentaciones y forma de administración

  • Óvulos de 200 y 500 mg como Clotrimazol, en cajas con 1 y 3 piezas. El laboratorio que fabrica este medicamento es Genomma Lab en la marca comercial Lomecan V.
  • Crema vaginal al 2 % de Clotrimazol, en tubos con 20 g. Los laboratorios que fabrican este medicamento son Gennoma Lab en la marca comercial Lomecan V.

Dosis y usos recomendados por edad

Presentación 0 a 12 años Adultos Veces al día
Óvulos No 200 a 500 mg 1
Crema vaginal No 5 gr de crema 1

 *Consulta a tu médico para recibir el uso y dosis correcta.

Los óvulos de 500 mg se usan por única vez como tratamiento completo o, en caso de usar la presentación de 200 mg, se usa uno al día por 3 días consecutivos. No se debe aplicar durante la menstruación. Se deben suspender las relaciones íntimas durante el tratamiento.

La aplicación en crema se hace también una vez al día durante 3 días.

Medicamento en niños: Este medicamento no se debe utilizar en niños.

Contraindicaciones y advertencias

  • Generales. Precaución al usarlo en personas con sida o diabetes.
  • Alergias o hipersensibilidad. No se use en caso de alergia al Clotrimazol.
  • Mezcla con alcohol. No hay interacciones.
  • Mezclar con otros medicamentos. No combinar con imidazoles. Se recomienda utilizar métodos anticonceptivos de barrera o abstenerse de relaciones mientra se esté con el tratamiento, pues, el medicamento evita que los anticonceptivos funcionen de forma correcta.

Combinación de Lomecan en embarazo y lactancia

EMBARAZO

RIESGO MEDIO

MEDIO

LACTANCIA

BAJO RIESGO

BAJO
  • Lomecan es medianamente compatible con el embarazo, por su contenido de Clotrimazol está catalogado por la FDA (Food and Drug Administration) y el otros estudios como un medicamento de riesgo tipo B en el embarazo. Se recomienda mejor no utilizar este fármaco, sin embargo, como su uso es de muy corto plazo queda a criterio del medico evaluar los beneficios contra los riesgos en el caso de embarazadas. 
  • Lomecan es compatible con la lactancia. Según estudios médicos de e-lactancia.org, este medicamento es considerado como de muy bajo riesgo para el lactante, ya que su filtración a la leche materna es poco probable por su vía de aplicación. El medicamento es utilizado frecuentemente en pediatría.

Efectos secundarios

Alrededor de 1.6 personas de cada 100 padecen los siguientes efectos colaterales durante el uso del medicamento:

  • Trastornos en la vagina – Picazón y ardor.

Otros síntomas que se manifiestan con menor frecuencia son:

  • En la piel – Erupciones cutáneas.
  • Región abdominal – Cólicos.
  • Vías urinarias – Dificultad para orinar.

Los síntomas secundarios por lo general son leves y no obligan a suspender el tratamiento. Independientemente de ello, se debe informar al médico sobre la ocurrencia de cualquier síntoma, para que tome la mejor decisión sobre su uso o cambio de tratamiento.

Fuentes Médicas