Pancreatina

Tipo: Medicamento Genérico

Fórmula: Lipasa 10,000 y 25,000 UI | Amilasa 45,600 y 102,600 UI | Proteasa 38,400 y 64,000 UI

Presentaciones: Cápsulas de 150 y 300 mg

Administración: Oral

Venta: Con receta



Pancreatina Guía de Información

  • Nombres Comerciales: Creon
  • Nombre Genérico: Pancreatina
  • Sirve para Síntomas: de insuficiencia pancreática exocrina

¿Qué es y para qué sirve la Pancreatina?

Se conoce como pancreatina a un conjunto de enzimas que se administran junto con la comida cuando el páncreas se encuentra enfermo, con la finalidad de ayudar a digerir completamente los alimentos y evitar problemas gastrointestinales como la diarrea, los gases o el estreñimiento.

El páncreas tiene dos funciones generales: secretar las hormonas que controlan los niveles de azúcar en sangre: la insulina y el glucagón (función endocrina);  y producir enzimas necesarias para la digestión (función exocrina). La pancreatina ayuda a tratar los problemas relacionados con esta última función.

La pancreatina, por lo tanto, sirve para tratar:

  • Insuficiencia pancreática exocrina: cuando el páncreas no puede secretar las suficientes enzimas al duodeno, una función que es necesaria para producir la correcta digestión. Esto puede deberse a múltiples problemas como la pancreatitis (inflamación del páncreas), la fibrosis quística (una enfermedad que evita que las secreciones de muchas glándulas en el cuerpo sean fluidas) o el cáncer de páncreas.

La pancreatina está compuesta por tres enzimas principales: la amilasa, que ayuda a digerir los azúcares, la lipasa, que se encarga de las grasas y la proteasa que es la enzima que se encarga de “cortar” las proteínas a sus partes más pequeñas para así garantizar una correcta absorción en los intestinos.

Presentaciones y formas de Administración

Este medicamento se puede encontrar sólo o combinado, pero en todas las presentaciones viene recubierto de una capa protectora que asegura su liberación a nivel de los intestinos y no en el estómago. Algunas opciones son:

  • Cápsulas de 150 y 300 mg, en cajas con 20, 30 y 50 unidades. Este es fabricado por los laboratorios Abbott bajo el nombre Creon. También se puede encontrar en su forma genérica, o combinado con otros medicamentos bajo los nombres Onoton y Plasil enzimático.

Nota: La cantidad de enzimas se mide en UI (unidades internacionales) una medida que refiere a una cantidad de sustancia según su actividad biológica, indiferentemente de su peso. Las cápsulas de 150 mg contienen: Lipasa 10,000 UI, Amilasa 45,600 UI y Proteasa 38,400 UI; mientras que las de 300 mg poseen: Lipasa 25,000 UI, Amilasa 102,600 UI y Proteasa 64,000 UI.

Requiere receta médica.

Dosis Recomendadas por Edad

 

Presentación 0 a 4 años Adultos Veces al día
Cápsulas de 150 mg para fibrosis quística 1000 U.I lipasa/kg 500 UI lipasa/kg 3
Cápsulas de 300 mg para otros problemas pancreáticos exocrinos 1-3 cápsulas 1-3 cápsulas 3

 

**Uso y dosis debe ser siempre recetada por un médico**

Medicamento en niños: En niños muy pequeños se pueden abrir las cápsulas y agregar su contenido con mucho cuidado en algún alimento ácido (como un yogurt) o un jugo ácido como el jugo de naranja o manzana. Es importante que sea un alimento ácido, ya que las cápsulas se componen de microesferas que se rompen y liberan las enzimas en ambientes neutros o alcalinos. Lo que quiere decir, que si se mezcla con algún otro alimento, éstas se romperán antes de llegar al intestino y no se podrá obtener el efecto deseado.

La dosis de este medicamento debe individualizarse para cada persona según sus necesidades y la gravedad del daño a nivel del páncreas. Por lo tanto, el médico irá aumentando la dosificación del mismo hasta alcanzar los efectos deseados.

Teniendo en cuenta que las cápsulas de 150 mg contienen 10.000 UI de lipasa, y las de 300 mg poseen 25.000 UI, el médico deberá calcular la cantidad de tabletas que se requieren según el peso de la persona en base a la tabla dada anteriormente. Por ejemplo, si una persona pesa 70 kg, podrá requerir aproximadamente 35000 UI de lipasa, es decir de 3-4 cápsulas de 150 mg, o una cápsula de 150 mg y una de 300 mg.

Las cápsulas deben tomarse durante cada comida, con suficiente agua y sin morderlas. En el caso de ingerir una comida muy ligera, la dosis suele ser la mitad de la necesaria en comidas completas.

Contraindicaciones y Advertencias

  • Generales: la pancreatina debe evitarse al comienzo de una pancreatitis aguda, o en presencia de afecciones pancreáticas crónicas.
  • Alergias: Debe evitarse en personas con sensibilidad a la pancreatina de origen porcino.
  • Mezcla con Alcohol: no se han reportado interacciones de la pancreatina con el alcohol, sin embargo, debe consultar con su médico antes de mezclarlos.
  • Mezcla con otros medicamentos: la pancreatina tiene muy pocas interacciones con otros medicamentos, excepto con los antiácidos, cuya alcalinidad puede dañar el recubrimiento de la cápsula, por lo que se recomienda esperar al menos una hora después de tomar la pancreatina para ingerir el antiácido.

Compatibilidad de Pancreatina en Embarazo y Lactancia


EMBARAZO


RIESGO MEDIO

MEDIO

LACTANCIA


BAJO RIESGO

BAJO

  • La pancreatina puede usarse durante el embarazo siempre bajo supervisión del médico, ya que los estudios realizados en animales no aseguran su seguridad sobre el bebé nonato, por lo que sólo se deberá usar si los beneficios superan en creces a los riesgos.
  • La pancreatina puede utilizarse sin riesgo para el bebé durante la lactancia, ya que gracias a los experimentos hechos en animales se ha verificado que no genera ningún tipo de toxicidad y no se encontrado que pase a través de la leche materna, por lo que es segura.

Efectos Secundarios

La pancreatina es bien tolerada y rara vez causa efectos secundarios, sin embargo deben tenerse presente algunos:

Frecuentes:

Poco frecuentes:

  • Piel y anexos: erupciones, enrojecimiento, picazón, irritación en la boca.

En caso de que se presente uno o varios de estos síntomas, acuda sin tardanza a la consulta médica.

¡Cuéntanos sobre tu compra!