Qué es: Exceso de estiramiento.

Afecta: Ligamentos.

Tipo de Enfermedad: Lesión física.

Tiempo de recuperación: Desde unos días hasta más de un mes.

Los Esguinces, conocidos también como torceduras, consisten en una lesión que sufren los ligamentos o las cápsulas por movimientos bruscos en las articulaciones. Generalmente no es una lesión grave y sana con el tiempo, suficiente de descanso y otros cuidados, pero se manifiesta de inmediato con inflamación y algunos moretones.

Aunque los esguinces se pueden padecer en cualquier articulación, son mucho más frecuentes en los tobillos, las rodillas y las muñecas. En general, los síntomas que pueden acompañar a los esguinces pueden ser los siguientes, dependiendo de la gravedad:

  • Dolor.
  • Alta sensibilidad al tacto.
  • Inflamación.
  • Calor en la zona de inflamación.
  • Rigidez en la articulación involucrada.
  • Reducción de movimientos en la articulación.
  • Incapacidad para mover la articulación o para realizar algún esfuerzo.

Los esguinces leves, donde el ligamento solamente se estira sin llegar a romperse, se pueden curar fácilmente con el reposo en pocos días o semanas.

En casos más graves será necesario acudir al médico y hasta puede requerirse de una intervención quirúrgica.

Medicamentos para Esguinces

¿Qué medicamentos puedo tomar?

Los medicamentos más frecuentemente utilizados cuando se presentan los Esguinces son los analgésicos, debido a que son los apropiados para el alivio del dolor. Dado que se presenta hinchazón, también son de uso frecuente los antiinflamatorios.

Por los síntomas variados que se presentan, se pueden requerir de uno o varios de los siguientes tipos de medicamentos:

  • Analgésicos. Reducen el dolor. El Paracetamol es de los más comunes. El Cloruro de etilo es muy popular entre los deportistas por su efecto inmediato.
  • Antiinflamatorios no esteroideos. Reducen tanto la inflamación como el dolor. Algunos de los más utilizados son el Ibuprofeno, Naproxeno y Diclofenaco.
  • Narcóticos. En casos graves se usan estos analgésicos opioides como la Codeína o el Tramadol. Pueden usarse solos o en combinación con analgésicos comunes como el Paracetamol.
  • Vitaminas. El complejo B junto con los antiinflamatorios no esteroideos brindan un mejor efecto contra el dolor y el tiempo de recuperación, además de que permiten reducir las dosis de antiinflamatorios.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

  • Tabletas, pastillas, cápsulas, comprimidos o grageas. Es la presentación más común y con mayor número de marcas. Entre las más frecuentes están Algitrin, Bedoyecta, Dafloxen F, Dolotandax, Neuro Bión, Sedalmerk, Zaldiar, Tempra, Tafitram, Tramacet, Tafirol, Tylex, Yuredol, etc.
  • Tabletas masticables, dispersables o sublinguales. Fáciles de administrar y de efecto rápido. Las marcas frecuentes son Sinergix, Cataflam, etc.
  • Jarabe. Una opción oral muy frecuente. Las marcas más usadas son Dafloxen F, Deflamox Plus, Febrax, Tralic TP, etc.
  • Gotas. Alternativa oral al jarabe. Entre las marcas más importantes está Tradol.
  • Solución inyectable y polvo para solución. Para efecto más rápido. Las marcas más comunes son Trexol, Tradol, Supradol Duet, Firac, Dorixina, Combesteral, etc.
  • Supositorios. Una opción apropiada para prevenir algunos efectos secundarios. Las marcas incluyen Febrax, Dafloxen F, etc.
  • Crema, pomada o gel. Presentación muy usual para uso local. las principales marcas son Voltaren Emulgel, Facicam Gel, Rocainol, Bristaflam, Dorixina Gel, Calmatel, Mobilat, Indaflex, Vantal Gel, Dolaren, etc.
  • Solución en aerosol. Práctica presentación para efecto inmediato y de uso local. Algunas de las marcas son Calmatel, Traumazol, etc.
  • Parches. Dosifican el medicamento para un control continuo del dolor. Una de las marcas más comunes es Dioxaflex.
  • Vendas elásticas. Útiles para prevenir una mayor inflamación. Las marcas usuales son Edigar,
  • Férulas. Sirven para inmovilizar temporalmente algunas articulaciones. Las marcas son Insty Splint,

Medicamentos para Esguinces para niños y bebés

Debido a que los niños no están exentos de padecer algún esguince, también hay fármacos con dosis apropiadas para ellos de los diversos ingredientes activos:

  • Medicamentos para niños. Tempra Infantil, Febraxito, Motrin Infantil, etc.
  • Medicamentos para bebés. Tempra Pediátrico, etc.

Homeopatía para Esguinces

Algunos medicamentos homeopáticos útiles para los esguinces son tan comunes que se pueden comprar, incluso, en las farmacias tradicionales.

En la mayoría de los casos es conveniente acudir a una farmacia especializada para solicitar la ayuda del farmacéutico.

Los principales medicamentos de este tipo son:

  • Árnica Montana 6CH. Útil para combatir todos los síntomas de los esguinces. Se puede comprar bajo la marca Bio-Hit de laboratorios Biopharmex.
  • Symphitum 5CH. Reduce la inflamación de los ligamentos y tendones.
  • Graveolens 5CH. Para reducir la inflamación de los tendones.
  • Bryonia 5CH. Alivia el dolor y la hinchazón.
  • Natrum Carbonicum 9CH. para cuando hay reincidencia de esguinces.

Remedios naturales para Esguinces

Los remedios naturales tienen como función principal el reducir el tiempo de recuperación al sufrir de un esguince.

Algunos de estos remedios caseros son muy fáciles de aplicar, como los siguientes:

  • Compresas con hielo o agua fría. Al aplicar lo más rápido posible de ocurrido el esguince, se previenen mayores daños y se evita que aumente la inflamación. Si hay alguna lesión adicional con sangrado, también reducen la hemorragia.
  • Arcilla roja y vino tinto. Aplicar una mezcla de 2 cucharadas de arcilla con un corro de vino tinto sobre la zona afectada todas las noches. Se debe dejar por espacio de una hora y después limpiar. Se repite diariamente hasta mejorar.
  • Baños de agua tibia con vinagre y sal. El agua caliente con sal es un conocido remedio para desinflamar, pero con el vinagre mejora aún más sus características. Para un cuenco con 10 litros de agua caliente, lo más que se pueda soportar, se añade 1 taza de vinagre y 2 cucharadas con sal. Se sumerge la parte afectada por unos 20 minutos.
  • Aceite de coco con ajo. Prepara un unguento con 2 cucharadas de aceite de coco y 1 diente de ajo machacado. Aplícalo mediante masaje en la zona afectada y deja que actúe por media hora. Después enjuaga con agua tibia. EL proceso se debe seguir 2 veces al día hasta mejorar.
  • Aceite esencial de árnica. Aplica un masaje suave en la zona afectada por 5 minutos con unas cuantas gotas de aceite. Posteriormente protege la región inflamada con una venda elástica y repite la operación cada día hasta completo alivio.

Tipos de Esguinces

Los esguinces se clasifican según su gravedad en 3 grados. Estos son:

  • Primer grado. Es cuando no existe una lesión en los ligamentos y es suficiente con inmovilizar mediante vendaje o férulas por poco tiempo. Se presenta cuando hay solo un estiramiento más allá de lo normal.
  • Segundo grado. En este caso se puede requerir de una inmovilización mayor en la zona afectada mediante yeso. Requiere mayor reposo. Hay un desgarre de ligamentos sin que estos lleguen a romperse del todo.
  • Tercer grado. Son los más graves y presentan una lesión que requiere de una intervención quirúrgica. Existe rotura total del ligamento y hasta puede haber presencia de fracturas en los huesos. El tiempo de recuperación en muchos casos es superior a un mes.

Los esguinces de primer grado permiten una recuperación total sin secuelas. En el caso de los de segundo grado pueden dejar algunos inconvenientes leves y, los de tercer grado, pueden dejar algún inconveniente permanente. Tanto los de segundo como los de tercer grado requieren de atención médica.

Causas de Esguinces y cómo prevenirlos

Los esguinces se producen al rotar las articulaciones en ángulos anormales, de manera brusca, más allá del movimiento que resisten y por otras situaciones que pueden ocurrir al caminar sobre pisos disparejos, en el caso de los tobillos. También se pueden presentar por cargar pesos excesivos que pudieran vencer algunas otras articulaciones del cuerpo.

A grandes rasgos, las causas pueden ser las siguientes:

  • Movimientos bruscos y excesivos. Son giros de las articulaciones que se realizan muy rápidamente, en un ángulo mayor al normal y que empeora según se cargue más peso o se haga un mayor esfuerzo en dicha articulación. Pueden presentarse por:
    • Inversión. Cuando el giro es hacia adentro con respecto al eje central del cuerpo.
    • Eversión. Cuando el giro es hacia la parte externa.
  • Golpes. Los golpes o contusiones sobre un ligamento o directamente en la articulación también pueden dar lugar a esguinces.
  • Caídas. Esto se debe a que una parte del cuerpo queda apoyada en el piso, mientras que el cuerpo gira forzando a un movimiento anormal de la articulación.
  • Uso de tacones altos. Mantienen las articulaciones en una posición anormal que por cualquier traspié puede lugar a un esguince.
  • Caminar o correr por caminos disparejos. Es una causa común de esguinces en los tobillos.
  • Practicar deportes sin calentamiento previo. El calentamiento de las articulaciones disminuye el riesgo de los esguinces.
  • No usar los dispositivos necesarios para algún deporte. Las rodilleras, por ejemplo, pueden ser de ayuda para evitar esguinces en la rótula.

Los esguinces se presentan comúnmente durante la práctica de diversos deportes como el futbol, baloncesto, voleibol, tenis, beisbol y muchos otros.

Para prevenir los Esguinces se recomienda:

  • Utilizar el equipo adecuado de protección para cada deporte.
  • Calentar el tiempo suficiente, realizando también estiramientos, para reducir el riesgo de esguinces.
  • Usa el calzado adecuado para la actividad que estés desempeñando, con la finalidad de disminuir los riesgos y evita el uso de tacones altos.

Cómo curar los Esguinces

Los esguinces de primer grado los puedes tratar sin asistencia médica de manera eficiente y segura. Independientemente de lo anterior, sin importar que tipo de esguince sufras, siempre puedes seguir unas recomendaciones en lo que acudes por ayuda profesional.

A partir del momento en que se presenta la lesión o esguince, se debe aplicar lo que se conoce en español como la regla PHiCA por el significado de sus siglas:

  • Pausa. Indica que se debe suspender cualquier actividad con la articulación afectada inmediatamente para prevenir mayores daños.
  • Hielo. Aplicar hielo en la parte afectada lo antes posible, o su equivalente en agua fría o un producto frío como el Cloruro de Etilo. Esto evita que continúe aumentando la inflamación y que se incremente el dolor.
  • Compresión. Aplicar presión ligeramente en la zona afectada mediante el uso de una venda elástica. Regula el flujo de sangre en la zona y previene mayor inflamación, además de ofrecer una protección a la articulación.
  • Alto. Es el recordatorio de que al poner en alto la parte afectada disminuye el flujo de sangre a la misma. Esto reduce el riesgo de una inflamación mayor y detiene el sangrado, en caso de que haya una lesión mayor.

Acude después a un hospital o con el médico de tu preferencia para que haga los estudios necesarios para determinar la gravedad. Ello le permitirá decidir el tratamiento a seguir y te dará las indicaciones pertinentes según sea la gravedad de tu caso.