Qué es: Disminución de la presión arterial por debajo de los valores normales 120/80 mmHg, dejando al cerebro, corazón sin sangre suficiente.

Afecta: Sistema Cardiovascular: Corazón / Sistema Renal: Riñones / Sistema Nervioso: Cerebro.

Tipo de Enfermedad: Cardiovascular.

Tiempo de recuperación: Indefinido.

Presión Baja es el término coloquial que usamos para referirnos a Hipotensión o Tensión Arterial Baja; este padecimiento se presenta cuando los valores de la presión arterial disminuyen por debajo de 120/80 mmHg ó 90/60 mmHg. La Presión Baja se causa porque el corazón no late con la fuerza ó la velocidad necesaria impidiendo que el flujo de sangre y oxígeno sea el adecuado.

Los valores de presión son relativos al cuerpo y el estado de salud de cada persona. Puede llevarse una vida sana y normal con valores debajo de la media de presión, siempre y cuando no se presenten síntomas que afecten a la vida cotidiana; en ese momento se debe acudir con el médico para determinar si es un problema que debe tratarse.

Los síntomas de La Presión Baja son:

  • Letargo.
  • Fátiga.
  • Somnolencia.
  • Debilidad.
  • Náuseas.
  • Desmayos.
  • Sudoración.
  • Palidez.
  • Visión borrosa.
  • Vértigo.
  • Confusión.

No siempre los valores de presión baja son causa de problemas; es considerado un riesgo cuando el descenso de los niveles va acompañado de los síntomas antes mencionados, pudiendo ser indicio de un padecimiento no detectado ó riesgo vital.

Según la causa de presión baja, los síntomas pueden ser mejorados por medicamentos adrenérgicos; son aquellos que estimulan al corazón a realizar una labor más eficaz en el momento.

A continuación encontrarás el detalle de medicamentos que puedes tomar:

Medicamentos para La Presión Baja

¿Qué medicamentos puedo tomar?

Los medicamentos para la Presión Baja o Hipotensión están recetados dependiendo de la causa que la origine; los medicamentos que se aconsejan mejoran la función del sistema cardiovascular y alivian los síntomas son:

  • Simpaticomiméticos: Son los medicamentos más recetados ya que estimulan al corazón, aumentan los latidos y el flujo de sangre.
  • Mineralocorticoides: Hormonas sintéticas que actúan disminuyendo la pérdida de sal y agua de los riñones obteniendo un aumento del volumen de sangre y de la presión arterial.
  • Vasoconstrictores:  Medicamentos cuya función es contraer los grandes vasos aumentando el retorno de sangre al corazón, mejorando la circulación.
  • Eritropoyetina: Hormona que aumenta la producción de glóbulos rojos asegurando la oxigenación de la sangre, mejorando la presión arterial baja.
  • Antieméticos: Fámacos que impiden los vómitos y a las náuseas.
  • Expansores de volumen y plasma: Soluciones con carga de electrolitos o sustitutos del plasma que ayudan a la restitución del volumen y flujo de la sangre.

Presentaciones ¿Cómo saber cuál elegir?

  • Tabletas y grageas: Medicamentos con la concentración necesaria de compuestos activos para atacar los síntomas de la presión baja. Los más comunes son: Zetarina, Parsel, Tonopan, Quimtatil, entre otros.
  • Solucion inyectable: Su uso esta delimitado para centros de atención médica y en caso de emergencias por profesionales de la salud. Algunos son: Norepinefrina, Zetarina, Radrenit, Pridam, Cryostatin, Fresegel, Eritropoyetina, Gelofundin 4, Albúmina, etc.
  • Gotas: Presentación de fácil dosificación y administración. los más utilizados son los siguientes: Effortil, Florinet, A.S. Cor, Frinver entre otros.

Medicamentos para La Presión Baja para niños y bébes

La presentación pediátrica de medicamentos para la presión baja en niños y bebés no existe; se corrige utilizando fármacos empleados en adultos a dosis calculadas por médicos especialistas en el área pediátrica. Alguno de ellos son: Tonopan, Radrenit, Florinef, Quimtatil, entre otros.

Se sugiere que al observar signos de presión baja en el niño, ponerse en contacto inmediato con su médico y/o acudir al centro de atención más cercano. No se debe automedicar a los niños.

Homeopatía para La Presión Baja

En la medicina homeopática el tratamiento para la presión baja es individual e integral para cada persona dependiendo del padecimiento que la origine; así cada medicamento actuará de manera distinta dando los resultados deseados, entre ellos encontramos:

  • Adonidinum: Incrementa la presión arterial y ayuda al vaciamiento de la venas favoreciendo la circulación.
  • Adrenalinum: Actúa sobre la circulación obteniendo vasoconstricción en las arterias dando como resultado la elevación de la presión arterial.
  • Oleander: Específica en trastornos del corazón y la circulación con latidos bajos, causando pulso acelerado y restablecimiento de la circulación.
  • Heel Aurumheel N: Indicado para reforzar el sistema cardiovascular, regula los valores de presión arterial y latidos del corazón.
  • Aletris – Heel: Se usa en caso de debilidad y agotamiento estimulando al sistema circulatorio.
  • Heel China Homaccord: Aumenta la energía en el caso de agotamiento y debilidad en general, estimulando el sistema cardiovascular obteniendo como resultado el incremento de los latidos cardíacos y óptima circulación.

Al administrar este tipo de medicamentos es importante notar si hay reacciones adversas durante su consumo, de ser así comunicarse con su médico o especialista en el area homepatíca.

Remedios naturales para La Presión Baja

Los remedios caseros realizados en nuestros hogares con plantas o extractos también son efectivos a la hora de atender síntomas de presión baja, convirtiéndose en estimulantes del sistema cardiovascular/circulatorio como los señalados a continuación:

  • Infusión de romero y miel: Con 1/2 taza de agua hervida, se deja reposar y luego agregue 1/2 cucharada de romero seco y una cucharada de miel, se obtiene un buen antioxidante y oxigenante celular que mejora la presión arterial y síntomas de debilidad general. consumir a la primera manifestación de presión baja y de ser necesario 2 veces al día.
  • Jugo de Zanahoria y miel: Con la mezcla del zumo de 5 zanahorias y endulzadas con 2 cucharadas de miel creamos un antioxidante restituyente del ritmo cardiaco y la circulación. Cosumir en ayunas y a mitad de tarde.
  • Té de regaliz: Infusión preparada en 1 vaso de agua hervida agregando una cucharadita, dejar reposar  por 5 minutos, colar y beber. Consumir al presentar síntomas de presión baja.
  • Jengibre: Se prepara una infusión de 1 cucharadita de jengibre por cada vaso de agua, se deja reposar y se cuela. Consumir en ayunas y en momentos de tensión arterial baja.
  • Agua de limón y coco: El mejor restituyente de electrolitos es el coco, 1 taza de su agua agregando 2 cucharadas del zumo de un limón ayudará a mejorar la circulación en el cuerpo. Consumir a mitad de mañana o cuando sienta baja de presión.

Tipos de Tensión Baja

La Presión Baja o Hipotensión se manifiesta de varias maneras dando indicios sobre las posibles causas que la producen.

  • Hipotensión ortostática: Se produce desorientación o mareo fuerte de manera súbita al realizar movimientos ascendentes de manera repentina o brusca como levantarse de la cama o colocarse de pie; dura pocos segundos. Incluye la hipotensión posprandial; que se presenta en personas de tercera edad que padecen hipertensión arterial ó pacientes con mal de Parkinson.
  • Hipotensión Mediada Neuralmente (HMN): Se manifiesta por permanecer tiempo prolongado de pie evitando que la sangre circule de manera adecuada. Produce un estancamiento en las venas de las piernas causando la baja de presión, acompañada de mareos, desmayos inclusive molestia estomacal.
  • Hipotensión severa: En este tipo de hipotensión el cuerpo no es capaz de compensar el descenso violento de la presión arterial, como consecuencia un aporte de oxígeno inadecuado al cerebro y ocasiona pérdida de conciencia; puede  significar problemas más graves como una hemorragia por lo que es importante acudir inmediatamente al médico.

Causas de La Presión Baja

  • Presión arterial alta: Ocurre a personas que padecen de presión arterial alta/ Hipertensión y que consumen medicamentos antihipertensivos para su control. Estos medicamentos causan que la presión descienda muy por debajo de lo que se espera. En la mayoría de los casos los medicamentos son diuréticos.
  • Enfermedades del corazón: En este caso la hipotensión se produce por padecimientos en el corazón como: infartos, arritmias o insuficiencias, haciendo que el corazón no sea capaz de expulsar la sangre que el cuerpo necesita.
  • Enfermedades del sistema nervioso: Al cambiar de postura de manera repentina, el corazón como reflejo late rápido para enviar sangre al cerebro, en padecimientos como el Parkinson provoca desmayo por hipotensión. Se encuentra ligada a hipotensión ortostática.
  • Consumo de estupefacientes o tóxicos: El descenso de la presión se presenta debido a la depresión en el sistema nervioso; afecta al corazón y su capacidad de bombeo dificultando la circulación efectiva de la sangre y poniendo en riesgo la vida de la persona.
  • Edad: A medida que el cuerpo envejece  aumentan las posibilidades de sufrir bajas de presión,  ya que disminuye la capacidad de las funciones del sistema cardiovascular como consecuencia natural de la edad.

¿Cómo se cura La Presión Baja?

  • Consumo abundante de líquidos.
  • Dieta balanceada baja en sal, alta en proteínas, verduras y cereales.
  • Equilibra los niveles de azúcar en el cuerpo, consumiendo frecuentemente bocados pequeños durante el día, esto evita la hipotensión después de comer una cantidad de comida considerable.
  • Control y cuidado en los medicamentos que consumes porque pueden ser causantes de hipotensión como efectos adversos o colaterales: antihipertensivos, antidepresivos, ansiolíticos, entre otros.
  • Tener descanso y sueño con la cabeza elevada por lo menos 30 centímetros por encima de los pies o 30° de elevación.
  • Evita levantarte de manera brusca de la cama y cambios de postura repentinos, se recomienda cruzar las piernas antes de levantarse de una silla o dejar los pies colgados fuera de la cama minutos antes de levantarse.
  • Realizar una rutina de ejercicios o práctica yoga para mejorar la circulación en el cuerpo.