Fenitoína

Tipo: Medicamento Genérico.

Fórmula: Fenitoína o Fenitoína sódica.

Presentaciones: 30 g / 50 mg / 100 mg / 7.5 mg por ml / 250 mg por 5 ml.

Administración: Oral, intramuscular e intravenosa.

Venta: Con receta.

PRECIOS DESDE: $40.25

COMPARAR PRECIOS


Fenitoína Guía de Información

  • Nombres comerciales: Biodan, Epamin, Feniffler, Fenitron, etc.
  • Nombre genérico: Fenitoína o Fenitoína sódica, conocida también como difenilhidantoína.
  • Sirve para: Epilepsia.

Qué es y para qué sirve la Fenitoína

La Fenitoína es un medicamento antiepiléptico que es recetado para prevenir y combatir las crisis de convulsiones. Por sus efectos en el cerebro tiene muchas otras aplicaciones además de la epilepsia. Las principales enfermedades o padecimientos en que es útil son:

  • Gran mal, padecimiento epiléptico que presenta convulsiones violentas con pérdida de conciencia.
  • Epilepsias focales o parciales, padecimientos localizados en una parte del cerebro que no provocan pérdida de la conciencia ni de la memoria.
  • Epilepsia psicomotora o del lóbulo temporal, padecimiento que causa la percepción de visiones, olores, sonidos y sabores que no existen, además de la sensación de haber experimentado estar en algunas situaciones con anterioridad.
  • Otros padecimientos que implican convulsiones y la pérdida de la conciencia, como la epilepsia motora o la sensorial.
  • Preventivo de ataques convulsivos durante o después de intervenciones quirúrgicas en el cerebro.
  • Convulsiones provocadas por la neurocisticercosis, padecimiento causado por parásitos.
  • Otras convulsiones secundarias provocadas por tumores, golpes y otros trastornos del cerebro.
  • Neuralgia trigeminal, padecimiento doloroso del rostro relacionado con el nervio trigémino.
  • Migraña.
  • Padecimientos psicóticos.
  • Arritmias cardiacas.
  • Como tratamiento posterior a infartos al miocardio.
  • Intoxicación con medicamentos digitálicos que se prescriben normalmente a personas con insuficiencia del corazón.

Este medicamento tiene la ventaja de no causar adicción ni efectos sedantes. De todas maneras es importante que su uso se haga bajo prescripción y supervisión médica, siguiendo estrictamente las instrucciones de la receta.

Presentaciones y forma de administración

  • Tabletas o cápsulas de 30, 50 o 100 mg como Fenitoína sódica en cajas de 50, 100 o 500 piezas. Son fabricadas por los Laboratorios Pfizer, Italmex, Loeffler, Psicofarma, Bioresearch y otros en marcas comerciales como Epamin, Fenidantoin S, Feniffler-T, Fenitron, Biodan y otras, además de genéricos.
  • Solución oral de 7.5 mg de Fenitoína por 1 ml, en frascos con 120 o 150 ml. Hecho por los Laboratorios Pfizer, Loeffler, Psicofarma y Pisa en marcas comerciales Epamin, Feniffler, Fenitron, Hidantoína y otras.
  • Solución inyectable de 250 mg de Fenitoína sódica, en cajas con 1 o 5 ampolletas de 5 ml. Hecho por Laboratorios Pfizer, Psicofarma, Pisa, Kendrick, Precimex y otros, en marcas comerciales Epamin SP, Fenitron, Comvufen e Hidantoína, además de otras y diversos genéricos.

Dosis y usos recomendados por edad

Presentación 0 a 12 años Adultos Veces al día
Tabletas o cápsulas 4 a 8 mg/kg/día 100 mg 2 – 3 / 3
Solución oral 2 a 5 mg/kg/día 3 a 5 mg/kg/día 3
Solución inyectable 1 a 3 mg/kg 10 a 15 mg/kg 1

 *Consulta a tu médico para recibir el uso y dosis correcta.

La aplicación de inyecciones intravenosas está asociada con fallecimientos cuando no se toman todas las medidas de precaución o si se dosifican de manera rápida. Se considera prudente usar una dosis en niños y adultos a una velocidad que no sobrepase los 50 mg por minuto. Lo más adecuado en niños es aplicar 1 mg/kg/min. En recién nacidos las dosis deben ir de 1 a 3 mg/kg/min.

Los cuidados inyectables implican la aplicación previa de un bolo de solución salina y una posterior a la aplicación del medicamento de solución salina estéril. Las inyecciones se reservan para uso hospitalario.

La vía inyectable es solamente como tratamiento inicial y, en caso de necesidad, pueden aplicarse otra dosis nuevamente en el mismo día de hasta 100 mg por vía oral o intravenosa cada 6 u 8 horas, pero al día siguiente se debe substituir por el tratamiento oral.

Para uso preventivo de convulsiones por intervenciones quirúrgicas en el cerebro, se debe aplicar una dosis intramuscular de 100 a 200 mg durante la operación.

La dosis máxima oral para niños es de 300 mg al día y para adultos de hasta 600 mg. Las dosis deben determinarse por un médico de acuerdo con cada persona y sus resultados de análisis de laboratorio.

Cualquier cambio de dosificación en las dosis de mantenimiento, ya sea para disminuir o aumentar, se deben hacer después de transcurridos 7 días por lo menos.

Contraindicaciones y advertencias

  • Generales. No usar en personas con daños graves al corazón.
  • Alergias o hipersensibilidad. No se use en personas alérgicas al medicamento.
  • Mezcla con alcohol. Ingerir alcohol puede aumentar o disminuir la cantidad de medicamento en la sangre.
  • Mezclar con otros medicamentos. Muchos medicamentos afectan la presencia de la Fenitoína en la sangre, por lo que es indispensable el control médico hospitalario. Algunos de estos son Dicumarol, Azapropazona, Fenilbutazona, Disulfiran, Omeprazol, Ticlopidina, Halotano, Cloranfenicol, Felbamato, sulfonamidas, medicamentos anticonvulsivos, antimicóticos, antibióticos, psicotrópicos, hormonas, corticosteroides, diuréticos, suplementos nutricionales, etc.

Combinación de la Fenitoína en embarazo y lactancia


EMBARAZO


ALTO RIESGO

ALTO
                   

LACTANCIA


MEDIO RIESGO

MEDIO

La Fenitoína es catalogado por la FDA (Food and Drug Administration) como un medicamento de riesgo tipo D de la que hay evidencia de malformaciones congénitas en los fetos. Su uso durante el embarazo solo se justifica en caso de emergencias.

Según estudios médicos de e-lactancia.org, la Fenitoína es compatible con la lactancia al mostrar una pequeña filtración. La FDA coincide con ello, pero advierte sobre efectos sedantes detectados a pesar de la poca filtración, por lo que sería conveniente suprimir la lactancia. Los laboratorios fabricantes en general recomiendan no usar durante la lactancia.

Efectos secundarios

El uso de la Fenitoína produce diversos efectos secundarios con frecuencias que no se han determinado. Algunos de ellos se deben a una concentración de Fenitoína en sangre superior a los 0.020 mg/ml, por lo que pueden desaparecer al hacer un ajuste de la dosis. Los principales efectos colaterales son:

  • Sistema nervioso central – Mareos, nerviosismo, confusión, calambres, insomnio, dolor de cabeza, vértigo, movimientos involuntarios de los ojos, vista doble, falta de coordinación de movimientos, dificultad para hablar, etc.
  • Aparato digestivo – Falta de apetito, dolor abdominal, estreñimiento, náuseas, vómito, daño al hígado, etc.
  • Trastornos en la sangre – Disminución en el número de plaquetas, leucocitos, etc.
  • Reacciones alérgicas – Nódulos inflamatorios en la parte externa de las arterias, lupus eritematoso sistémico, padecimiento en que se pueden ver afectados diversos órganos incluyendo pulmones, riñones, corazón y cerebro atacado por el sistema inmune, además de otros trastornos como el síndrome de hipersensibilidad.
  • Trastornos de la piel – Picazón, enrojecimiento de la piel, zonas de piel muerta, inflamación de encías, hinchazón de labios, deformación de rasgos faciales, etc.
  • Aparato circulatorio – Baja presión arterial.
  • Fiebre.
  • Alteración del gusto.
  • Disminución de calcio en los huesos.

El uso del medicamento es muy delicado tanto por el gran número de interacciones médicas como por la complejidad de algunos de los síntomas secundarios. Es importante estar bajo vigilancia médica durante el tratamiento. En caso de atención fuera de hospitales es importante notificar inmediatamente al médico tratante de cualquier síntoma secundario y de acudir de emergencia a un hospital si estos incluyen la afectación del rostro.

¡Cuéntanos sobre tu compra!