Metilfenidato

Tipo: Medicamento Genérico.

Fórmula: Metilfenidato.

Presentaciones: 10 mg / 18 mg / 20 mg / 27 mg / 30 mg / 36 mg / 40 mg / 54 mg.

Administración: Oral.

Venta: Con receta.



Metilfenidato Guía de Información

  • Nombres comerciales: Concerta, Metadate, Ritalín, Tradea, etc.
  • Nombre genérico: Metilfenidato.
  • Sirve para: Estimular el sistema nervioso central.

Qué es y para qué sirve el Metilfenidato

El Metilfenidato es un medicamento psicoestimulante, es decir, que actúa directamente sobre el sistema nervioso central. Sus aplicaciones van dirigidas principalmente al déficit de falta de atención. Sus usos más frecuentes incluyen los siguientes:

  • Trastorno de déficit de atención con o sin hiperactividad.
  • Narcolepsia, padecimiento caracterizado por el sueño en horarios de día en situaciones inadecuadas.
  • Antidepresivo en algunas situaciones.

El uso de este medicamento como tratamiento del déficit de atención requiere de prescripción médica, pero adicionalmente deberá seguir las instrucciones que proporcione el especialista en lo relacionado con el desarrollo social y educacional del niño o adulto afectado. Pudiera incluso requerir de terapias psicológicas complementarias.

El

Presentaciones y forma de administración

  • Tabletas, cápsulas o grageas de 10, 18, 20, 27, 30, 36, 40 y 54 mg como clorhidrato de Metilfenidato, que vienen en presentación de cajas o frascos con 15, 30 o 60  piezas. Los laboratorios fabricantes son Janssen Cilag, UCB de México, Novartis Farmacéutica y Psicofarma, en las marcas comerciales Concerta, Metadate CD, Ritalín, Ritalín LA, Ritalín SR, Tradea y Tradea LP.

Dosis y usos recomendados por edad

Presentación 6 a 18 años Adultos hasta 60 Veces al día
Tabletas, cápsulas o grageas 18 mg 18 a 36 mg 1

 *Consulta a tu médico para recibir el uso y dosis correcta.

Las dosis mostradas en la tabla corresponden al tratamiento con tabletas de liberación prolongada, tanto para inicio como para quienes ya han estado tomando algún otro neuroestimulante. Se debe tomar por las mañanas, ya que su efecto tendrá una duración de 12 horas aproximadamente. El uso de las tabletas de liberación inmediata requiere generalmente de dosis menores de inicio, que pueden ser suministradas de 1 a 3 veces al día.

Las dosis máximas diarias, en caso de requerir de aumento, pueden ser de hasta 54 mg para niños y de 72 mg para adolescentes, incrementando en 18 mg en cada ocasión después de cada semana de tratamiento.

El medicamento de liberación prolongada puede tomarse con o sin alimentos. El de liberación inmediata se toma aproximadamente 45 minutos antes de los alimentos.

Las personas que ya estaban bajo tratamiento con dosis diarias de 5, 10, 15 o 20 mg, pueden cambiar a 18, 36, 54 o 72 mg respectivamente para un mejor efecto con las tabletas de liberación prolongada.

Para descontinuar el tratamiento se debe hacer de manera paulatina con decrementos semanales, ya que puede generar dependencia. En los niños puede retirarse al llegar a la pubertad o continuarse aún durante la adolescencia, dependiendo de cada caso.

En algunas personas puede causar insomnio, por lo que la última dosis del día en esos casos debe tomarse alrededor de las seis de la tarde.

Contraindicaciones y advertencias

  • Generales. No debe usarse en personas con antecedentes de abuso de substancias o con problemas de alcoholismo. Precauciones especiales en personas que presenten síntomas de ansiedad, psicosis, depresión, glaucoma, estrés, agitación, arritmias cardiacas, ideas suicidas o antecedentes familiares del síndrome de Tourette, padecimiento caracterizado por la emisión de sonidos o movimientos repetitivos involuntarios.
  • Alergias o hipersensibilidad. No usar en personas alérgicas al Metilfenidato.
  • Mezcla con alcohol. El alcohol aumenta la probabilidad de padecer síntomas secundarios como los mareos y somnolencia.
  • Mezclar con otros medicamentos. No se use con medicamentos anticonvulsivos, antidepresivos o anticoagulantes cumarínicos, además de cualquier medicamento para la presión arterial.

Combinación del Metilfenidato en embarazo y lactancia


EMBARAZO


ALTO RIESGO

ALTO
                   

LACTANCIA


BAJO RIESGO

BAJO

El Metilfenidato está catalogado por la FDA (Food and Drug Administration) como un medicamento de riesgo tipo C. Su uso debe ser evaluado previamente por el médico, considerando los posibles beneficios para la madre contra los riesgos para el feto. Los laboratorios fabricantes no recomiendan su uso.

Según estudios médicos de e-lactancia.org, el Metilfenidato es considerado como de muy bajo riesgo, ya que su filtración en la leche materna es muy baja. Los laboratorios fabricantes no sugieren su uso debido a la falta de estudios concluyentes. 

Efectos secundarios

Los efectos secundarios que se pueden presentar en más de 1 de cada 100 personas con el uso del Metilfenidato son:

  • Sistema nervioso central – Ansiedad, movimientos involuntarios, fatiga, mareos, somnolencia y dolor de cabeza.
  • Aparato circulatorio – Palpitaciones, alteraciones en el ritmo de los latidos del corazón, taquicardia, aumento o disminución de la presión arterial.
  • Aparato digestivo – Dolor abdominal, náuseas, diarrea, vómito y resequedad de la boca.
  • En la piel – Picazón, erupciones de color rojizo, urticaria y caída de cabello.
  • Trastornos músculo esqueléticos – Dolor de articulaciones y calambres.
  • Fiebre.

Otros síntomas que se pueden presentar con frecuencia que afecte a menos de 1 de cada 100 personas son:

  • Sistema nervioso central – Sedación, tics nerviosos, convulsiones, comportamiento maniaco, hiperactividad, alucinaciones visuales y auditivas, desorientación, depresión, hemorragia cerebral, inflamación de los vasos sanguíneos, etc.
  • Trastornos de la visión – Visión borrosa y dificultad para enfocar la imagen.
  • Aparato circulatorio – Angina de pecho y disminución de la frecuencia cardiaca a menos de 60 latidos por minuto.
  • En la piel – Formación de costras en la piel, lesiones en forma de diana, enrojecimiento con sangrados, etc.
  • Trastornos hepáticos – Falla del hígado, aumento de las enzimas hepáticas, etc.
  • Reacciones alérgicas – Inflamación de la garganta, labios, cara o lengua, dificultad para respirar, etc.
  • Trastornos en la sangre – Anemia.
  • Metabolismo – Retraso en el crecimiento de los niños en tratamientos a largo plazo.

Informe a su médico de cualquiera de los síntomas secundarios que se llegue a presentar. Si nota una reacción alérgica debe acudir de inmediato a un hospital, de preferencia acompañado de alguien por si se desvanece.

¡Cuéntanos sobre tu compra!



 
 

Medicamentos relacionados